El Androide Libre

Google Chromecast vs Android TV: ¿cuál es mejor para mi?

Chromecast es uno de los mejores dispositivos para nuestra televisión, pero Android TV es una alternativa más completa. ¿Cuál es mejor? Los comparamos.

4 diciembre, 2016 13:08

Android TV y Chromecast son dos de las mejores alternativas para nuestra televisión. A pesar de haber nacidas ambas de Google, tienen diferencias muy importantes. ¿Cuál de las dos alternativas es mejor? Lo analizamos.

Dos sistemas capaces de convertir nuestra televisión clásica en inteligente, pero con diferencias fundamentales. Hoy analizamos cuales son las virtudes y defectos de cada sistema, cual es mejor y cual es peor de los dos.

¿Qué es mejor para mi televisión?

En lo que respecta a alternativas si queremos aprovechar lo mejor de Android en nuestro televisor, tenemos varias alternativas disponibles. El Chromecast es una de nuestras favoritas, pero no la única alternativa si queremos aprovechar al máximo nuestra televisión.

Además del Chromecast, tenemos Android TV (ya sea integrado en televisiones o en dispositivos aparte), pero además existen dispositivos Android, tanto en forma de caja como de stick. Cada uno tiene sus virtudes y defectos.

En  sencillez de uso, el Chromecast es el campeón

Esto es indudable. Una de las claras ventajas del Chromecast es su facilidad de uso. Llegas a casa, lo enchufas, sigues los sencillos pasos de su guía para configurarlo y ya está listo para usarse.

Tan fácil como abrir la aplicación en nuestro móvil, pulsar el botón de emitir contenido y comenzar a recibir el contenido en televisión. Desde nuestro móvil podemos cambiar el volumen, parar el contenido, reanudarlo o cambiar lo que estemos haciendo.

Aplicaciones en nuestro televisor, el valor añadido de tener Android en televisión

El Chromecast funciona muy bien, pero su sencillez de uso acarrea una limitación. Chromecast nos permite emitir contenido multimedia, o incluso proyectar la pantalla de nuestro móvil, pero no incluye aplicaciones que podamos aprovechar en nuestra televisión.

Tener un dispositivo con Android en nuestra televisión amplía las posibilidades. Aplicaciones como Plex nos permite tener un servidor multimedia en nuestro salón bastante más contenido en consumo que un ordenador.

Aunque no existan demasiadas aplicaciones para TV, un Android amplía las posibilidades

Los juegos, un aspecto en el que Chromecast no puede competir

Existen juegos especiales para Chromecast, pero a la hora de jugar no es el dispositivo ideal. Es cierto que podemos jugar con un Chromecast a algunos juegos específicos, pero la realidad es que un Chromecast no es una herramienta del todo apta para jugar.

Si, es cierto que proyectando la pantalla de tu móvil en la televisión podemos jugar a cualquier juego de Android en la gran pantalla, pero la latencia de este modo hace que sea completamente inviable para jugar en la televisión.

Los dispositivos con Android (ya sean Android o Android TV) incluyen una enorme variedad de juegos. Podemos disfrutar tanto de los últimos juegos Android, como de los juegos clásicos de consolas antiguas a través de emuladores.

Y si ya buscas la experiencia jugona definitiva en Android, la Nvidia Shield no tiene rival (aunque tiene un precio que la hace competencia de consolas como Playstation 4 y Xbox One).

El precio, una gran baza para Chromecast

Además de la facilidad de uso, el precio y distribución es otra de las grandes ventajas de un Chromecast.

Esta ventaja es simple y fácil de entender. El Chromecast lo puedes comprar a 39 euros en la Google Store (o 79 si quieres 4K) o establecimientos físicos como Carrefour, El Corte Inglés, Mediamarkt o Fnac. En cualquier punto de distribución va a costar 39 euros y vas a tener tus dos años de garantía (en el caso de España).

Es un precio bastante ajustado para un producto que simplemente funciona. A ese precio tenemos también dispositivos con Android que no nos ofrecen tantas garantías, y para dar el salto a Android TV tendremos que invertir una cantidad más elevada de dinero.

Chromecast es asequible, y tenemos la garantía de que simplemente funciona

Pero necesitamos un teléfono para utilizarlo

Aunque por otro lado, el Chromecast tiene un defecto que hace que no guste a todos. Será todo lo barato y fácil de utilizar que queramos, pero necesita un teléfono, tablet u ordenador que sea el encargado de enviarle el contenido.

El Chromecast funciona genial con dispositivos Android. Si tenemos un ordenador con Chrome o un dispositivo iOS la experiencia es aceptable, pero podría ser mejor. Si solo tienes un dispositivo Android en casa y sabes que alguien más usará el Chromecast mientras no esté el teléfono disponible, considera otro dispositivo (o adquiere una tablet barata para utilizar de mando a distancia).

Para tener la mejor experiencia con Chromecast, necesitamos un móvil o tablet con Android

Aunque si buscamos variedad, mejor Android

Esto no sabríamos definir si es una ventaja o desventaja del Chromecast, ya que depende de cada uno.

Si quieres un Chromecast (o algo de pantalla inalámbrica) rechaza imitaciones. Por mi experiencia puedo decir que las imitaciones de este producto en la mayoría de casos dejan mucho que desear por 20 euros que te ahorras, hasta el punto de que ni siquiera sirven para reproducir multimedia en condiciones.

Si quieres pantalla inalámbrica tienes dos alternativas, Chromecast y Chromecast Ultra

Por otro lado, si queremos Android en el televisor, el número de alternativas crece. Tenemos cajas y sticks con Android realmente económicos (y que aunque no ofrezcan la mejor experiencia, merecen la pena), dispositivos más completos, con Android o Android TV, o incluso dispositivos pensados para los más jugones.

Depende de lo que busques tu elección será una u otra

Como seguramente hayáis deducido ya, esta comparativa no sirve para determinar cual es mejor o peor dispositivo para nuestra televisión. Cada usuario tiene una serie de necesidades que pueden hacer que para unos un dispositivo sea superior o inferior.

En mi caso personal me quedo con Chromecast, ya que a un precio muy reducido puedo enviar cualquier contenido multimedia al televisor de forma realmente sencilla. Ya sea una página web, un documento, música o vídeo, lo tengo en la gran pantalla con solo pulsar un botón.

Por otro lado, si buscas un dispositivo que sea capaz de casi todo, te conviene mejor adquirir un reproductor multimedia con Android. Estos reproductores utilizan la interfaz de Tablets en la televisión y se controlan como si fuese un pequeño ordenador. Más engorroso, pero igual de capaz.

Si no te importa gastarte un poco más de dinero, la mejor alternativa es un dispositivo con Android TV, ya que no solo nos permite utilizar aplicaciones de Android, sino que además tiene soporte para Google Cast integrado, por lo que tendríamos lo mejor de ambos mundos en un solo dispositivo.