El Androide Libre

Regalos tecnológicos que no queremos, ¿Qué hacer con ellos?

Con la navidad es posible que estemos estrenando regalos tecnológicos, ¿pero qué hacemos con los que no quiero, o los que se quedan viejos?

8 enero, 2016 20:17

Las navidades son una época en la que es tradición para muchos hacer regalos a sus seres queridos. Tradicionalmente, los regalos estrella suelen ser ropa y colonia a las personas adultas, mientras que los niños (y no tan niños) también reciben juguetes o videojuegos.

Pero con la electrónica de consumo en alza, es cada vez más frecuente ver como los regalos estrella acaban siendo teléfonos, tablets, y demás dispositivos de diversa índole electrónica. Este movimiento del mercado es bien recibido por los usuarios y las empresas, pero si existe un principal desfavorecido, este es el medio ambiente.

Los regalos tecnológicos de reyes, una fuente de residuos

Los Reyes Magos, Papá Noel, el Olentzero y toda tradición navideña generan una llegada masiva de productos electrónicos a nuestros hogares, pero del mismo modo, también representan la llegada de un gran número de residuos que acaban en la basura.

En ocasiones nos regalan algún producto que por causas de la vida no nos interesa y sea por la causa que sea, nos resulta imposible devolverlo. A la larga, ese producto acaba tirado en la basura pero no es el único caso. Cuando recibimos un dispositivo que resulta ser mejor que el que tenemos, en muchas ocasiones el viejo acaba en la basura. A lo largo del tiempo, es posible que también acabemos aburriendonos de ellos, y también acaben en la basura.

Y este es un gran mal que deberíamos evitar. Los dispositivos electrónicos suelen incluir dentro de ellos pilas o baterías que generan residuos muy perjudiciales para el medio ambiente. Reconozco que no soy un ecologista modelo, pero es cierto que la tierra es un lugar donde todos convivimos, y que podamos disfrutar de los lujos de la tecnología no significa que tengamos que cargarnos todo nuestro ecosistema. Es cierto que no es una lucha fácil, pero si todos contribuimos, podemos hacer de nuestro mundo un lugar mejor.

De este modo, en este artículo os animamos a no dejaros llevar por la flojera. No os pediremos que dejéis de consumir tecnología, pero si que evitéis el camino fácil de tirar lo que no nos guste al cubo de basura.

La venta de segunda mano, una gran oportunidad

Muchas veces, nos dejamos llevar por el consumismo de forma irremediable. A veces nuestro actual teléfono o tablet funciona perfectamente, pero queremos algo más, como un mejor procesador que pueda ejecutar mejor las aplicaciones, una mejor cámara o simplemente la última versión de Android. Y efectivamente, cuando cambiamos de teléfono, el anterior sigue funcionando como el último día que lo tuvimos.

Es cierto que para nosotros ese dispositivo no tenga un gran interés, pero esto no quiere decir que para otras personas pueda tener un mayor valor. Existen personas que no necesitan un gran teléfono o no disponen del presupuesto para adquirirlo, y en esta ocasión, la segunda mano es una opción ideal para este tipo de usuarios, como del mismo modo es una oportunidad para que podamos conseguir un dinero por nuestro viejo compañero de fatigas.

Existen múltiples páginas web donde podemos colocar anuncios del viejo teléfono que vendemos, aunque con el paso de los años algunas se han reconvertido en aplicaciones, como segundamano que se renovó como Vibbo o geniales aplicaciones como pueden ser Wallapop, una aplicación que está revolucionando el mercado de la segunda mano.

Como alternativa, también puedes llevarlo a alguna tienda de segunda mano donde sea la propia tienda la que se encargue de vender el teléfono. En este caso te aseguramos que nos pagarán mucho menos dinero, pero también ganaremos en comodidad al no tener que estar pendientes de nuestros posibles compradores.

Donar tus dispositivos, otra buena práctica

Si las ventas por las aplicaciones de segunda mano no nos van del todo bien o nos de pereza meternos en tanto lío para vender nuestro smartphone, existen más alternativas antes que el cubo de basura, y la donación es una de ellas. ¿Tienes algún familiar al que aprecies y que se haya quedado sin smartphone? Hazle una sorpresa y regalale tu viejo móvil, que seguro que se tomará el regalo de muy buenas maneras. Seguramente para ti tu teléfono no sea gran cosa, pero para ellos puede significar algo muy grande, no solo la ayuda, sino el buen gesto de ayudar de forma desinteresada.

Otra opción que podemos tener en cuenta es la de apoyar a alguna organización que vaya a dar un buen uso a nuestro smartphone. Personalmente, una de las iniciativas que más me conmueven a mi es la que ofrecen los chicos de Juegaterapia. El objetivo de esta ONG es reunir videoconsolas o dispositivos de juego que ayuden a niños con enfermedades graves a afrontarlas de la manera más alegre posible. Remarco a esta ONG por ser una muy conocida, pero desde luego no es la única. Si conocéis a cualquier organización que vaya a usar a vuestro dispositivo para un bien social, os animo a donarlo en lugar de tirarlo a la basura.

Los puntos limpios, la última alternativa

Muchas veces el cambio de teléfono se debe a causas mayores más que a caprichos, y es que también puede pasar que se nos rompa nuestro teléfono y no podamos repararlo (o que la reparación sea más costosa que un nuevo teléfono). En esta ocasión, un teléfono roto no es tan fácil de vender, y tampoco va a servir para ayudar a ninguna causa, pero os insistimos en no tirarlo tan rápido a la basura.

Las pilas, baterías y placas electrónicas pueden contener componentes electrónicos que resultan tóxicos para el medio ambiente, y en muchas ocasiones pueden ser reciclados. La última propuesta para vuestros dispositivos electrónicos consiste en llevarlos a un punto limpio. Un punto limpio es un lugar donde recogen los componentes electrónicos usados, pilas, teléfonos y cartuchos de impresora, entre otras cosas. Cuando llevamos nuestro dispositivo a un punto limpio, nos aseguramos que nuestro viejo teléfono no va a generar residuos, y que toda parte que pueda ser reciclada, será reciclada. Del mismo modo, los residuos que no puedan ser reciclados serán almacenados de forma responsable, evitando que contaminen el medio ambiente.

Calculadora de puntos limpios de la OCU

Para aquellos que tengáis interés en reciclar vuestros viejos dispositivos, os hemos adjuntado una aplicación web de la OCU donde podréis conocer los puntos más cercanos a vuestros puntos limpios en España.

Como último, os agradecemos a los lectores que llevéis vuestro consumismo de manera responsable o que lo intentéis. Si conocéis alguna forma más de evitar el exceso de residuos, no olvidéis mencionarla en los comentarios.