El Androide Libre

Las claves musicales de Android: ¿por qué falla el sonido?

Os contamos las claves musicales de Android con todo detalle, y qué necesita Android para ser una pieza a la altura en la producción musical.

7 julio, 2015 22:29

Android tiene un problemilla en materia musical: os contamos las claves musicales de Android con todo detalle, además del problema que esto supone a la hora de componer música, y de posibles soluciones que Google y los fabricantes podrían poner a este problema.

Aunque no se vea a primera vista, hay un problema con la producción musical en Android: no existen muchas aplicaciones en Google Play que nos permitan crear o componer música, lo cual es una verdadera pena sabiendo el potencial que podrían tener nuestros dispositivos. Existen causas para ello, no es un capricho de la industria musical o lo desarrolladores, y hoy queremos comentaros cuáles son esas causas.

¿Cuál es el problema de Android con la producción musical?

Dándonos una vuelta por el Reddit dedicado a Android, e ignorando todo lo que ha pasado con Reddit en los últimos días, podemos encontrar una pregunta de lo más interesante que se hace un usuario: han pasado más de seis años desde que salió el primer dispositivo con Android, ¿por qué no tenemos algo tan potente como Garageband para iOS?

Mi amigo se lo está pasando bien con Garageband en su viejo iPad mientras yo estoy atrapado con una aplicación mediocre (Walk Band) en mi Galaxy Tab A. ¿Es una limitación del software o del hardware?

Esta pregunta que se hace vosszaa no es tan sencilla de responder: tenemos que tocar varios palos para alcanzar la respuesta, porque el problema no se encuentra en un sólo punto. Y antes de que os adelantéis, no se debe a que Garageband sea un desarrollo de Apple (hay muchas más aplicaciones y programar para producir música), es algo que radica en el núcleo de Android.

¿Qué problemas tiene Android para la música?

El problema de los 10 milisegundos

Servidor ya os ha hablado del grave problema que tiene Android con la latencia: el tiempo que tarda el sonido desde que sale hasta que llega al altavoz o auriculares. 10 milisegundos es el tiempo ideal para que un ser humano no detecte retraso al escuchar el sonido, pero la gran mayoría de dispositivos Android se quedan muy lejos de esa cifra, siendo los dispositivos Nexus una honrosa excepción a la regla establecida.

Más información | Sobre la latencia de Android y el problema de los 10 milisegundos

La calidad del audio

Vale, aquí estamos hablando de un problema a medias, porque depende del dispositivo con el que estemos trabajando: algunos Android tienen una experiencia en sonido fantástica, otros Android se hacen en exclusiva para que los audiófilos tengan una buena experiencia, y otros Android dejan mucho que desear en ese aspecto. El problema está cuando nos encontramos con uno de estos últimos casos, pero no es -ni mucho menos- un problema de Android en general.

La diversidad de piezas

Sin embargo, esto último sí que nos lleva a un problema que tiene Android, que también se puede ver como una de las ventajas del sistema operativo: la diversidad de piezas con las que puede estar equipado un dispositivo. Nos da más posibilidad de elección, pero también condiciona a los desarrolladores, porque tienen que diseñar sus aplicaciones para muchos dispositivos (la llamada fragmentación) y no se consigue la misma experiencia de sonido en todos.

La máquina virtual de Android

Por último, Android nunca estuvo hecho en un principio para estas cosas, y buena muestra de ello es la máquina virtual en la que funciona todo: todo lo contrario a lo que necesita el sonido para conseguir latencias bajas. Esa máquina virtual lastra mucho a Android en el proceso, y es una de las causas por las que hemos comenzado hablando de la latencia.

¿Qué necesita Android para hacerse amigo de los músicos?

No existen muchas aplicaciones de producción musical por todo lo que os hemos comentado, pero Google puede trabajar para arreglar todos estos problemas, y pasar a competir de tú a tú con el sistema operativo móvil de Apple. Sin embargo, hace falta que en Mountain View le den algo de cariño a esa faceta del sistema, o si no estará condenada a estar en un segundo plano del que salir en muy pocas ocasiones.

Reducir (más) la latencia

Lo primero de todo es tratar el problema más visible en este campo: la latencia que hace inviable desarrollar buenas aplicaciones de sonido para Android, y que amenaza con cargarse otros campos . En ese aspecto los dispositivos Nexus llevan un buen trecho recorrido con mínimos de 30-40ms en los mejores casos, junto a otras excepciones esporádicas como algunos dispositivos Samsung de gama alta.

Por otra parte, el resto de los fabricantes también pueden poner de su parte para paliar este problema, y el mejor ejemplo lo encontramos en Samsung, quienes han comenzado a abrir ese camino con su Samsung Soundcamp, una aplicación dedicada a músicos que trata de reducir esa latencia por su cuenta para poder competir.

Acabar con la inconsistencia en hardware

Otra de las soluciones pasaría por acabar con esa inconsistencia en el hardware de la que hablábamos, aunque es mucho más fácil decirlo que hacerlo: pocos fabricantes apostarán por estandarizar el hardware, y sería eliminar una de las ventajas que los usuarios ven a la hora de escoger Android como sistema operativo. Incluso Google utiliza esa diversidad como arma publicitaria, sería pegarse un disparo en el pie.

Como solución a medias, los fabricantes podrían trabajar bajo un marco común para lanzar dispositivos dedicados a la producción musical, y que los desarrolladores se centren en desarrollar bajo ese marco común cuando lancen aplicaciones de producción musical. Sin embargo, con esta medida dejaríamos fuera a todos los dispositivos Android que no se desarrollen bajo ese marco, continuando con las malas experiencias de usuario si no tienes x o y dispositivo y otros tantos mensajes de esta app no es compatible con ninguno de tus dispositivos en Google Play.

Hacerse amigo de la industria musical

Una vez hayamos solucionado esos dos puntos, sólo nos quedaría esperar a que los desarrolladores comiencen a trabajar, y nos ofrezcan buenas aplicaciones de producción musical para Android. El problema hasta ahora era que faltaba la herramienta, pero al tenerla de una vez, los desarrolladores deberían dejar de tener impedimentos para desarrollar aplicaciones de ese estilo en Android.

Sin embargo, un empujoncito de Google no vendría nada mal para potenciar las cosas: apoyo desde Mountain View a desarrolladores y grandes empresas para que desarrollen sus aplicaciones, mejorar las condiciones de Google Play en materia de monetización (algo complicado sabiendo que eso depende de los usuarios, y no de Google), y un etcétera que desemboca en muchas ideas.

Es más, si nos vamos a la competencia, veremos que las aplicaciones de producción musical son aplicaciones muy vendidas en la App Store de iOS: no es un campo sin futuro, ni muchísimo menos, pero ese mercado tiene que llegar a Play Store si Google quiere que Android esté a la altura.

La música, una materia pendiente para Android

Lo cierto es que Android necesita un buen empujón en materia musical para estar a la altura de la competencia, y ser una herramienta de verdad para todos aquellos músicos que no paran de moverse. La tecnología está cada vez más integrada con la música, y los dispositivos que llevamos en el bolsillo pueden ser uno de los componentes necesarios para crear nuestra pieza musical.

Además, Android está más que extendido por todo el mundo, y podría ser una genial puerta de introducción a la creatividad musical para muchos usuarios que no pueden acceder a recursos mucho más caros. Sólo falta que Google consiga hacer ese trabajo, y haga que Android sea una plataforma atractiva para los músicos.