El Androide Libre

WeChat mete la mensajería en el camino del coche conectado

BMW ha anunciado que en un año sus coches en China podrán usar WeChat. Esto abre el debate sobre la mensajería instantánea en el futuro autómovil conectado.

22 abril, 2015 17:21

2015 es el año en el que Google quiere que Android llegue a más dispositivos que nunca: Android Auto es el encargado de enfrentarse a Apple CarPlay y el resto de la competencia, y cada vez tenemos más coches anunciados que integran uno de estos sistemas operativos (o varios) adaptados para los sistemas electrónicos de un coche.

Sin embargo, Android Auto y CarPlay no son los únicos rivales presentes en el mercado de la automoción: los fabricantes de coches son los primeros interesados en pasar de estas dos plataformas para crear sus propios sistemas integrados en sus coches, algo que forma un nuevo factor diferenciador en los coches como ya son las aplicaciones en los dispositivos Android, y las aplicaciones de mensajería instantánea son un gran sello para todos estos sistemas propios.

Todos estos fabricantes de coches se han aliado con Android Auto o CarPlay, pero tampoco han cesado en el desarrollo de sus propios sistemas para sus vehículos, y quizás la muestra perfecta de todo esto está en BMW: un fabricante conocido por todos que se ha aliado en exclusiva con Apple para integrar CarPlay en sus vehículos, pero que también está trabajando en seguir mejorando sus sistemas de la mano de WeChat, aunque esta última no esté tan de acuerdo con ello.

WeChat, deseado por todos en China

WeChat no es demasiado utilizado en nuestras fronteras, pero en Asia es una de las principales aplicaciones de mensajería con diferencia: más de 400 millones de usuarios lo avalan, gracias en buena parte a la censura china de los servicios rivales, y sólo tenemos que ver el subidón que han pegado hace poco en bolsa para darnos cuenta del poder que tiene Tencent (la empresa detrás de WeChat). Tienen una posición dominante en el mercado y no están dudando en utilizarla, en realidad, porque la propia Tencent no es receptiva a que otras empresas trabajen con WeChat, y menos en campos en los que no creen que deban centrarse, como en la automoción.

Aun así, hay fabricantes que están insistiendo en trabajar con ellos para integrar WeChat en sus coches: Ford está en conversaciones con Tencent, mientras que fabricantes como Nissan y Daimler (Mercedes-Benz) ya han expresado su deseo de trabajar con ellos. Pero BMW ha ido un paso más allá, y ya está trabajando en un sistema que consiga hacer funcionar WeChat en sus coches sin que Tencent tenga que hacer ningún cambio en WeChat, según The Rakyat Post. Afirman que tardarán un año en hacerlo cuando se podría conseguir en seis meses si las marcas trabajaran juntas, pero el fabricante alemán ha decidido jugársela con tal de ser los primeros en llegar con WeChat en sus coches vendidos en China.

Todos estos fabricantes creen que trabajar con WeChat en China les va a traer el éxito: que un coche conectado con el programa de mensajería de Tencent en China triunfará (combinado con controles por voz y gestos), y están trabajando unos contra otros para ser los primeros en conseguirlo. Esto deja en un lugar extraño a Google y a Apple, dado que trabajan con ellos en sus sistemas adaptados a automóviles, pero también están trabajando por sí mismos para conseguir la «exclusividad» de tener un coche con WeChat antes que ninguno, incluso si es sin el apoyo de la propia aplicación de mensajería.

Mensajería instantánea: ¿el valor añadido del coche conectado?

Una de las funciones que Android Auto y CarPlay han promocionado siempre es la capacidad de poder recibir mensajes en el coche, y poder contestarlos de manera segura sin apartar las manos del volante ni los ojos de la carrretera gracias a los controles por voz que ya aprovechan Siri y Google Now (entre otros). Son una función tan importante como la música o la navegación en las pruebas de funcionamiento, y viendo el protagonismo que han adquirido en los últimos años, no me extrañaría ver que Apple y Google intentan convencer a la gente para utilizar sus sistemas por los mensajes.

Una cosa es todo esto de potenciar los mensajes, pero otra cosa muy diferente son las aplicaciones que utilices para ello: no es lo mismo intentar convencer a la gente con Line, WhatsApp o Facebook Messenger, y todo parece indicar que requerirá una adaptación de todas esas aplicaciones, como ya pasa en Android Wear. Sin embargo, como ya hemos podido ver en el caso de WeChat y BMW, no todos los desarrolladores quieren adaptar sus aplicaciones al coche, pero hay fabricantes que sí quieren contar con esas aplicaciones en sus coches conectados al precio que sea necesario.

¿Vale la pena trabajar lejos de Google y Apple?

Los fabricantes son los primeros interesados en no depender ni de Google ni de Apple: ¿por qué compartir el pastel cuando podría estar comiéndome mi cacho sin compartirlo con alguien nuevo en el mundo de los automóviles? Sin embargo, las cosas no son tan sencillas, porque Apple y Google tienen una llave muy poderosa, la de dos sistemas operativos (Android e iOS) que dominan el mercado a día de hoy.

Como ya hemos dicho muchas veces por El Androide Libre, el futuro del automóvil parece encontrarse en el entretenimiento y la conectividad, dos campos en las que Android e iOS son verdaderos expertos gracias a los años de experiencia en dispositivos móviles. Además, también cuentan con una marca entre el público, y pueden hacer que un comprador se incline hacia un coche. ¿Y cuantos compradores podría atraer una marca con el anuncio de que su coche cuenta con WhatsApp, por ejemplo?

¿Los fabricantes deberían intentar hacer la guerra por su cuenta aportando diversidad, o es mejor que todos estén bajo unos marcos comunes? ¿Todos estos fabricantes que quieren intentarlo tendrán éxito, o se encontrarán de frente con la competencia de CarPlay/Android Auto y no podrán hacerle frente? ¿O pueden convivir todos juntos, y que sea el consumidor el que decida cual usar? ¿Cómo creéis que terminará la guerra por hacerse con el salpicadero de nuestros coches?