El Androide Libre

Google trabaja para mejorar los permisos de las apps, pero no es tan fácil como parece

21 mayo, 2013 16:50

Siempre que instalamos una app, el sistema siempre nos avisa de qué permisos necesita para poder funcionar. Dependiendo del programa en cuestión y de las intenciones del desarrollador, estos permisos pueden ser muy simples (evitar que el dispositivo se duerma, en caso de una app multimedia, por ejemplo) o muy exhaustivos. Como usuarios de Android, es nuestra responsabilidad aceptar esos permisos si creemos que se ajustan a lo que esperamos de una aplicación, pero no hay nada que podamos hacer si creemos que son excesivos, aparte de negar la instalación.

Por eso, los usuarios estamos un poco a la merced de los desarrolladores, ya que si queremos instalar la app no nos quedará mas remedio que aceptar todo lo que quieren hacer en nuestro dispositivo. Por eso, cada vez que permitimos la instalación de una app con muchos permisos estamos perdiendo el control de lo que pasa en nuestro Android, y todo acaba basándose en una relación de confianza con los creadores de apps y las grandes compañías. Confiamos en que no cogerán nuestros datos personales, en que no crearán una base de datos con los teléfonos de nuestros amigos, y no los usarán para mandarnos publicidad o algo peor. Y como se ha demostrado varias veces, es muy fácil aprovecharse de esa confianza.

Hay quien dice que la solución ideal sería que pudiésemos editar los permisos de las apps instaladas. Así, si instalamos un programa de mensajería y no queremos que acceda a nuestra localización, podemos desmarcar ese permiso y permanecer tranquilos. Por eso no es de extrañar que la cuestión de editar los permisos apareciese en una de las charlas del reciente Google I/O. La respuesta de Dianne Hackborn, ingeniera del framework de Android, fue la siguiente:

«Hemos pensado mucho sobre ello. No podemos comprometernos a nada ahora mismo, pero definitivamente estamos pensando en ello»

Ahora bien, que el equipo de ingenieros de Google tenga en cuenta todos los ángulos a la hora de desarrollar la plataforma del sistema es algo normal, y por tanto no hay que tomarse estas declaraciones como la confirmación de que veremos esta característica en futuras versiones de Android. Mas bien, es un indicativo de que desde la compañía han escuchado esas voces, y al menos se lo están planteando. Pero, sinceramente, hay pocas posibilidades de que esto suceda.

Hay varias razones por las que la edición de permisos no es factible. Para empezar, está demostrado que cuantas mas posibilidades tiene el usuario, mas probable es que la fastidie y le eche la culpa al sistema. No me quiero ni imaginar la cantidad de gente que puntuaría una app con una estrella porque no le funciona, cuando la culpa sería del propio usuario por deshabilitar un permiso esencial.

En segundo lugar, es una opción que dañaría mucho a la industria del desarrollo. En muchas ocasiones, la cantidad de permisos que necesita una app no son para su correcto funcionamiento, sino para la presentación de publicidad. Muchos usuarios se quejan cuando se instalan un juego gratuito y este les pide conexión a Internet; pero la realidad es que no es para el juego, sino para poder mostrar banners de publicidad que son los que acaban pagando al desarrollador. Si fuese posible desactivar esos permisos fácilmente, muchos programadores dejarían de crear apps y juegos para Android por la imposibilidad de monetizar su trabajo.

Por tanto, la única manera en la que Google podría mejorar el sistema de permisos es ofreciendo la posibilidad de dividir los permisos en «esenciales» y «secundarios». Por ejemplo, en el caso de una app de mensajería, el permiso de leer los contactos sería «esencial» y no podría eliminarse, y en cambio la geo-localización sería opcional y sí podría quitarse fácilmente. El problema es que, de nuevo, dependeríamos de la buena fe del creador, pero eso es algo que tenemos que aceptar cuando instalamos aplicaciones ajenas en nuestro sistema.