Jaume  Roures, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación este jueves.

Jaume Roures, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación este jueves.

Medios TELEVISIÓN

Roures presume de beneficio y pide a la CNMC que el contrato de LaLiga supere los tres años

Mediapro cerró 2018 con una facturación de 1.960 millones y un ebitda de 222 millones de euros, un 22% más.

Noticias relacionadas

Jaume Roures compareció este jueves en el Foro de la Nueva Comunicación, evento que en la época de vacas gordas del sector fue referencia de los empresarios mediáticos españoles. Precisamente la comparecencia del fundador de Mediapro en esta tribuna se convirtió en una demostración de poderío del grupo catalán frente a unos editores que han visto menguar sus negocios de manera alarmante en los últimos años.

Roures aprovechó la tribuna para sacar pecho por las magnitudes que ha alcanzado Mediapro, presumiendo de beneficios y de una facturación al alcance de muy pocos. El resistido empresario hizo un detallado balance de la bonanza de su empresa frente a un buen puñado de editores y dueños de medios presentes en el evento a los que precisamente no les ha ido tan bien durante la última década.

El empresario catalán abrió su discurso confirmando que el grupo Mediapro cerró 2018 con una facturación de 1.960 millones de euros, lo que se tradujo en un ebitda de 222 millones, un 20% más que el año anterior. Cifras calificadas de “estratosféricas” por Roures. “No sé si la segunda productora española podrá estar muy cerca de estas magnitudes”, ha apuntado en el Casino de Madrid este jueves.

Una verdadera demostración de poderío en la que puso en valor todos los negocios de la compañía: producción de series y cine, producción técnica, desarrollo digital y derechos deportivos. En relación a este último punto envió un mensaje a la CNMC pidiendo que el regulador española permita alargar los contratos de adjudicación de los derechos audiovisuales de LaLiga más allá de los tres años.

Contratos del fútbol y el negocio de bares

“Es un poco irrisorio que en Francia se hagan contratos a cuatro años y que en Canadá sean de diez años, mientras que en España tenemos solo tres. Creo que limitan el desarrollo de las ligas y de los clubes, porque cuanto más corto es el periodo menos inversión hacemos los operadores. Es un tema que se debería revisar”, ha indicado.

Precisamente en relación a la pérdida de los derechos de comercialización a particulares de LaLiga y su impacto en las cuentas de Mediapro, Roures indicó no afectará ya que esperan superar los 2.000 millones de facturación en 2019. Por otro lado, adelantó que están trabajando para rentabilizar al máximo su contrato de bares, “un rubro por el cual la Premier League ingresa 600 millones de euros”.

“Estamos trabajando fuertemente con LaLiga para desarrollar un apartado, la exhibición pública, hoteles y restaurantes. Creemos que históricamente ha sido un mercado poco desarrollado. Por ello hemos luchado contra la piratería y esperemos que a corto y medio plazo de resultados. Recordemos que los bares y restaurantes aglutinan la mitad de la audiencia del fútbol en España. No es un segmento menor y a ello nos vamos a dedicar”, ha señalado.

Respecto de la pérdida del contrato de Real Madrid TV a partir de julio y después de 18 años, indicó que se mantendrán los puestos de trabajo de la plantilla que Mediapro dedicaba a esta proyecto, “como así se acordó antes de nuestra presentación al concurso. ¿Significa esto que se haya distanciado de Antonio García-Ferreras? Roures ha desmentido esta afirmación que atribuye a “mentiras de la prensa” y ha indicado que su relación con el periodista de laSexta no ha tenido ningún impacto en los negocios del grupo.