El presidente de Planeta, José Creuheras, en una imagen de archivo.

El presidente de Planeta, José Creuheras, en una imagen de archivo. Efe

Medios CUENTAS ANUALES

Planeta tiene que pagar 470 millones de euros a los bancos antes del año 2020

El dueño de Atresmedia suscribió un nuevo crédito por 631 millones de euros y con vencimiento hasta el año 2022.

Noticias relacionadas

La deuda sigue siendo el gran dolor de cabeza del grupo Planeta. Las cuentas consolidadas Planeta Corporación S.L., remitidas al Registro Mercantil y correspondientes al año 2017 -el último disponible-, reflejan que la sociedad mantenía al cierre de este año un pasivo de 2.914 millones de euros, 55,4 millones más que el año anterior y un 2% de crecimiento.

El balance consolidado indica que, de este pasivo, 1.370 millones corresponden a deudas con entidades de crédito, un crecimiento de  11,2 millones en un año. Planeta Corporación, la sociedad que agrupa todos los negocios del grupo planeta como editoriales, Atresmedia, centros de formación y el diario La Razón, cerró en 2017 una nueva refinanciación con la banca.

El 1 de agosto de 2017 Planeta renovó su financiación por un límite total de 631 millones de euros, que se dividió en “un tramo fijo amortizable, un tramo revolving y pólizas bilaterales”. El vencimiento se cerró en cinco años hasta agosto de 2022. En virtud del contrato de préstamo suscrito, y durante el periodo de vigencia del mismo, Planeta Corporación “viene obligada al cumplimiento de determinados compromisos y garantías”, dicen las cuentas remitidas al Registro Mercantil.

Esta nueva refinanciación sustituyó el préstamo que vencía en octubre de 2018 y que fue suscrito por primera vez en el año 2010. En ella, el grupo Planeta postergó el vencimiento de 678,6 millones en 2018 y lo sustituyó por un nuevo pago de 223,7 millones de euros que afrontó el año pasado.

Refinanciación de Atresmedia

Del mismo modo, el editor deberá afrontar el pago de 136,7 millones a los bancos durante 2019 y de otros 383,7 millones en 2020, en total, más de 470 millones hasta diciembre del año pasado. En 2021 el pago deberá ser de 209,4 millones hasta completar el pago total de la deuda en los próximos cinco años.

En 2017, el grupo también cerró la financiación sindicada de Atresmedia con un límite de 350 millones de euros, cuyos fondos estuvieron destinados a cancelar la financiación sindicada formalizada en mayo de 2015 y a atender las necesidades corporativas generales y de tesorería de la sociedad. Éste se compone de un préstamo a cinco años con amortizaciones parciales y de un crédito revolving con vencimiento a cinco años, según indica la compañía.

La compañía mantiene pignoradas -en prenda y como aval- acciones de Atresmedia. De acuerdo a las obligaciones contraídas por el grupo Planeta DeAgostini en la suscripción del contrato de crédito sindicado, fueron otorgadas diversas escrituras de prenda para la pignoración de las acciones mantenidas en el capital social de Atresmedia. En total, 82.836.831 acciones, equivalentes al 37% del grupo audiovisual.

A valor de mercado y según el cierre de este lunes, este 37% de Atresmedia se valora en 341,2 millones de euros. Hace un año, este mismo paquete estaba valorado en 631 millones, lo que demuestra el gran desplome de la valoración de la compañía en un año, pese a lo cual Planeta no realiza ningún ajuste contable en el grupo editor en estas cuentas de 2017. La participación de Planeta en la compañía asciende al 41,7% y ha tenido que soportar una caída del 65% en las acciones del grupo audiovisual.

Beneficios de 30,8 millones

Del mismo modo, las cuentas anuales de 2017 reflejan que la facturación del grupo fue de 2.505 millones en este mismo periodo, dos millones menos que en 2016. El resultado operativo de la compañía (ebitda) fue de 306,7 millones de euros, una caída importante frente a los 351,6 millones del año 2016.

Esta diferencia se explica por los mayores gastos de personal que llegaron a los 477,2 millones de euros y gastos de explotación de 559 millones. En total, el beneficio fue de 30,8 millones, por encima de los 23,6 millones del año 2016.

En 2017, Planeta declaró pérdidas por deterioro de activos de 887.000 euros, frente a los 84,4 millones de euros del año 2016. El dato del año anterior acumuló un deterioro de 134,6 millones de euros que se produjo básicamente por la nefasta gestión en Zed y los préstamos concedidos a su vehículo inversor Jaipur Investment S.L. En 2017 no se produjeron acciones relevantes en relación a estas inversiones.