Ines Arrimadas entrevistada en TV3 por Vicent Sanchis

Ines Arrimadas entrevistada en TV3 por Vicent Sanchis

Medios DESAFÍO SOBERANISTA

Los grandes medios catalanes duplican sus pérdidas durante el 'procés'

El procés no ha sido rentable para los principales medios catalanes. Durante 2017 -un año marcado por el desafío independentista- las sociedades editoras de La Vanguardia, El Periódico, Ara, El Punt, Rac 1, TV3 y 8TV acumularon pérdidas conjuntas de 10,7 millones de euros, según datos recopilados por Insight View a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL y que reúnen las cuentas presentadas en el Registro Mercantil.

Este dato supone duplicar las pérdidas obtenidas un año antes -en 2016- y en que la suma de los resultados de estos medios líderes en prensa, radio y televisión registraron un desequilibrio de 5,9 millones de euros. Las cifras demuestran que pese a los buenos resultados de audiencia de algunos de estos medios más cercanos al independentismo, esto no se ha visto reflejado en el aumento de su facturación.

Los mismos datos de Insight View indican que estos siete medios de comunicación ingresaron -mayoritariamente por publicidad- 272,1 millones de euros en conjunto, lo que supuso un retroceso de 20 millones respecto a 2016, la recaudación más baja de la última década y casi la mitad de los 461 millones que se facturaron en 2008. 

Cae la publicidad y las subvenciones

Las fuentes consultadas por este diario indican que las empresas que invierten en publicidad en medios de comunicación redujeron sus inversiones en Cataluña en 2017, precisamente ante el temor de unir sus marcas al procés y a medios que -como en el caso de TV3- han dado amplia cobertura a la visión de los independentistas.

A esta situación se ha sumado en 2017 la congelación de muchas subvenciones e inversión institucional de la Generalitat y sus consejerías, intervenidas financieramente por el Estado durante buena parte del año. Nos referimos a medios altamente dependientes de subvenciones y cuyos resultados finales, muchas veces, dependen de las instituciones catalanas.

Por medio, el que más facturó fue La Vanguardia con 94,1 millones de euros, lo que se tradujo en una reducción del 4,1% en sus ingresos respecto a los datos de 2016. Esto provocó unas pérdidas de 816.000 euros, una mejora respecto de los 905.000 que perdieron el año inmediatamente anterior. 

TV3 y las subvenciones

El diario de Godó es líder absoluto de Cataluña y está dentro de los tres periódicos de mayor tirada en España, pero no ha podido ser inmune a la crisis del sector que se ha agravado durante el procés. El diario ha intentado tomar una actitud equidistante con los separatistas e impulsar una expansión nacional, aunque todavía sin frutos. Entre los objetivos de la cabecera está el poder cobrar por contenidos digitales en 2019 y así apuntalar los ingresos de su edición web.

A La Vanguardia le sigue la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) que incluye a TV3, Catalunya Radio y sus medios digitales. En total, facturó 60,5 millones -sin incluir subvenciones ni la ayuda de la Generalitat- lo que se traduce en un 10,3% menos. Su balance fue de 113.000 euros, casi calcando los 118.000 euros de 2016. El Govern catalán pagó 245,2 millones a la cadena en 2017 y ha destinado 253,2 millones para el año 2018.

El Periódico -el segundo diario de mayor difusión en Cataluña- ingresó 53,5 millones de euros, un 11,2% menos que en 2016. El diario del grupo Zeta perdió 3,9 millones de euros en 2017, duplicando las pérdidas de 1,6 millones de un año antes. La cabecera no pasa por su mejor momento y lleva casi un año en venta sin que encuentre comprador. Hace un año realizó un ERE y sigue recortando costes.

Rac 1, 'El Punt' y 'ARA'

Rac 1 es la radio más escuchada en Cataluña y un gran negocio. De hecho, es el único de los medios analizados que sigue en beneficios. La emisora del grupo Godó aumentó su facturación en un 6,2% hasta los 23 millones de euros, con ganancias de 3,6 millones, 300.000 euros más que los 3,3 millones de 2016. Una estructura de costes ajustada y su absoluto control del mercado de radio, ha hecho que sea el único gran medio catalán inmune a la crisis.

El Punt Avui, uno de los diarios más identificados con el procés catalán, ha atravesado serias dificultades en los últimos años. En 2017 planteó su segundo ERE en cinco años, reduciendo su plantilla de 148 empleados a poco menos de la mitad, precisamente por la reducción de las subvenciones de la Generalitat. En términos económicos, aumentó su facturación hasta los 16,9 millones (un 4,2% más). Sin embargo generó pérdidas de 1,5 millones de euros, frente a los 3,5 millones que ganó un año antes.

Ara, otro periódico de los que tradicionalmente recibe ingresos mediante publicidad institucional, también sigue en pérdidas. En términos estrictos, durante el año del procés redujo su facturación hasta los 12,3 millones de euros, un 4,1% menos, con  pérdidas de 2,1 millones de euros, multiplicando por cuatro los 554.000 euros que se dejaron en 2016.

Finalmente, 8TV, la televisión del grupo Godó y la única privada con licencia autonómica, ingresó 11,8 millones, de euros, un 19% menos. Esto les ha llevado a perder 6,1 millones de euros frente a los 6,4 millones que se dejaron en 2016. En el caso de esta cadena, a la pérdida de anunciantes y de subvenciones, se suma la crisis de la televisión que redujo sus ingresos, tanto a nivel local como al nacional.