Jaume Roures

Jaume Roures

Medios DERECHOS AUDIOVISUALES

Mediapro se queda sin la liga italiana por no presentar las garantías necesarias

La Asamblea de la Serie A ha acordado revocar el contrato al grupo audiovisual catalán, al que había adjudicado todos los derechos de emisión en febrero.

Mediapro está a punto de quedarse sin la Serie A, tres meses después de adjudicarse los derechos televisivos del campeonato por 1.050 millones de euros por cada una de las tres temporadas que duraba el contrato. Un acuerdo que debería haber entrado en vigor el próximo mes de septiembre.

Según ha acordado la Asamblea de los clubes de la Liga italiana este lunes y ha podido confirmar EL ESPAÑOL, a Mediapro se le ha revocado el contrato por no "presentar las garantías suficientes". Ahora Mediapro tiene siete días para presentar 1.200 millones de euros para que el contrato no se rescinda de forma definitiva. De no presentarse este aval se pondría en marcha un nuevo concurso.

En el sector explican que el campeonato italiano ha exigido una serie de requerimientos, entre los que se encuentran avales, que no se piden en ningún otro campeonato del mundo y que hacen mucho más difícil su cumplimiento. 

Sky impugnó el acuerdo

Un proceso que no ha sido fácil. El 5 de febrero, la asamblea de la Serie A aceptó una oferta de 1.050 millones de euros por campaña de Mediapro para hacerse con los derechos audiovisuales de la Liga italiana durante las temporadas 2018-2021.

Una oferta superior en 1.000 euros al mínimo requerido por el campeonato, y que superaba en más de 200 millones lo ofrecido por otros operadores italianos como Sky o Mediaset. Semanas antes la subasta había quedado desierta.

No obstante, el 16 de abril el Tribunal de Milán acordaba "suspender de urgencia" la asignación de los derechos audiovisuales de la Liga italiana, tras el recurso presentado por Sky.

¿Nuevo concurso?

El canal italiano sostiene que Mediapro ha participado en un concurso para intermediarios independientes a pesar de que actúa en el mercado como un "auténtico operador de la comunicación". Es decir, indica que la productora es un intermediario que actuaría en el mercado sin capacidad para emitir estos derechos generando desequilibrios importantes en las pujas.

No obstante, las fuentes consultadas desligan este proceso con la decisión tomada este lunes. En el caso que Mediapro no presente los avales,  la Serie A deberá abrir un nuevo proceso para adjudicar un campeonato que comienza en septiembre.