Manifestación de la plantilla de 'El Periódico' en la sede del diario en Barcelona.

Manifestación de la plantilla de 'El Periódico' en la sede del diario en Barcelona.

Medios PRENSA

Zeta apura los plazos para cerrar el ERE y desbloquear la venta de El Periódico

  • Vocento, Prensa Ibérica, Mediapro y Planeta. En el sector se reconocen negociaciones a varias bandas, pero que avanzan más lento de lo esperado.
  •  

Noticias relacionadas

Zeta negocia a marchas forzadas un ERE con la plantilla de El Periódico. Un procedimiento que el editor quiere cerrar cuanto antes para avanzar en las negociaciones mantenidas con diferentes grupos para la venta de la cabecera. Las informaciones confirmadas por EL ESPAÑOL indican que en los últimos meses se han reunido de manera más o menos formal con Vocento, Prensa Ibérica, Mediapro y Planeta, pero sin llegar a ningún acuerdo.

Las fuentes consultadas -que se han interesado por una eventual compra- indican que la piedra de tope en estas conversaciones siempre ha sido la misma: el nivel de costes de la cabecera y el elevado precio que Zeta ponía sobre la mesa. “Si tú quieres vender, debes demostrarlo con hechos”, indican a este diario.

Este periódico también informó de que Moncloa había pedido al grupo Planeta pujar por El Periódico, ante el interés de Mediapro en la cabecera. Para el equipo de Mariano Rajoy es vital imprimir un carácter crítico con el procés al segundo diario en importancia en Cataluña después de La Vanguardia y no dejarlo en manos de Jaume Roures, uno de los empresarios más cercanos al independentismo.

La plantilla rechaza la propuesta de Zeta

Zeta emprendió un duro ajuste de costes con un ERE a 177 personas, más del 50% de su actual plantilla, lo que significa un feroz ajuste de su actual estructura. En el grupo consideran que este recorte es necesario para mejorar sus actuales cuentas y sanear el diario, pero que no está directamente relacionado con un posible venta. No obstante, reconocen que es un elemento que podría desbloquear la serie de negociaciones que se mantienen abiertas.

En esta línea, el objetivo es cerrar cuanto antes este acuerdo, la última pieza en el duro plan de ajustes del grupo que ha comenzado con un ERE en el diario Sport y el cierre de las revistas Tiempo e Interviú. El problema es que las negociaciones están resultando más duras y avanzan mucho más lento de lo esperado por la dirección de Zeta.

El último revés se produjo este pasado miércoles cuando el 73% de los trabajadores del diario -reunidos en asamblea- rechazaron la última propuesta de la compañía que reducía las 177 bajas iniciales a 140 despidos incluyendo duros ajustes para el resto de la plantilla. Una decisión que llega a solo una semana de que expire el plazo legal de consultas impuesto para la resolución del expediente.

El plazo expira en una semana

En estos momentos el Comité de Empresa negocia con la compañía una nueva propuesta, aunque desde Zeta se advierte que sobre la mesa también está la presentación original de ERE que incluye los 177 despidos. El plazo final expira el 21 de abril y pese a que queda una semana en la dirección presionan a la plantilla para llegar a un acuerdo lo antes posible.

En esta línea el Comité de Empresa ha indicado a EL ESPAÑOL que no volverán a trasladar una propuesta a la redacción que no mejore sustancialmente lo ya propuesto, algo que de momento no se ve probable. De momento, la plantilla y la dirección siguen negociando a marchas forzadas y se espera que en las próximas horas puedan tener algún acuerdo.