José Antonio Sánchez,  durante una comparecencia en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE.

José Antonio Sánchez, durante una comparecencia en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE. Ballesteros Agencia EFE

Medios AUDITORÍA DE 2016

RTVE registra "varios incumplimientos" en la tramitación de contratos según su auditoría

El informe de la IGAE refleja que el coste de producción externa se disparó un 73% en los últimos dos años.

Noticias relacionadas

La política de contratación de producción externa de la Corporación de Radio Televisión Española (CRTVE) ha sido puesta en duda en la última auditoría de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) correspondiente al año 2016. En el documento al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, la IGAE observa “varios incumplimientos en la tramitación de contratos de contenidos sonoros, audiovisuales y multimedia”.

La auditoría, que se ha entregado hace pocos días a los principales directivos de la televisión pública, realiza anualmente un pormenorizado análisis de los gastos de la cadena y realiza valoraciones de la gestión y de cómo ésta se adapta a las normas sobre contratación estipuladas en la Ley de RTVE.

En este último punto la auditoría cuestiona algunas prácticas de la política de contratación de RTVE durante el año 2016. Pese a ello, en términos generales se concluye que la Corporación “cumplió la legislación aplicable y las normas de carácter interno durante el citado ejercicio”.

No se considera el Mandato Marco

Para la Corporación presidida por José Antonio Sánchez, “la auditoría de la IGAE ha detectado algunas cuestiones de índole menor referidas a la formalización de contratos comerciales y la compensación entre ingresos y gastos en operaciones relacionadas con la programación de concursos”. La cadena valora que, en general, se cumple la legislación aplicable y las normas de carácter interno, “si bien se han realizado una serie de observaciones y recomendaciones”.

Fuentes de RTVE han indicado a EL ESPAÑOL que la gestión realizada en relación con los ingresos y la Tesorería ha permitido, por un lado, incrementar la cifra de ingresos hasta los 980 millones, y reducir el endeudamiento de manera significativa, hasta los 40 millones en media en los últimos meses de 2017.

En el caso de los contratos, la auditoría advierte que algunas contrataciones se han realizado sin tener en cuenta las líneas estratégicas de producción fijadas en el Mandato Marco y de que “se han realizado contrataciones de medios de producción sin el preceptivo informe de falta de disponibilidad o de idoneidad de medios propios”.

La auditoría también advierte de la falta de informes económicos o aprobación presupuestaria previa a la formalización de contratos, la no inclusión de la cláusula de posible suspensión de la producción por baja audiencia en algunos contratos y de retrasos en la liquidación por parte de productoras de los gastos a justificar. Todos estos incumplimientos se refieren a programas puntuales y no a la totalidad de los contratos.

Objetivos de audiencias

Por otro lado, durante toda la auditoría se refleja un importante crecimiento de la producción externa, tanto en programas propios como ajenos. Y frente a esto el documento indica que en los programas de producción propia en que intervienen productoras no siempre alcanzan los objetivos de audiencia que se incluyen en los contratos. “En algunos casos las audiencias están por debajo de lo que cabría esperar en función de sus costes”.

También advierte de que algunas emisiones de programas deportivos de elevados costes se emiten por el canal Teledeporte, lo que implica bajas audiencias. “Parece razonable que los costes de producción estén en relación con su rentabilidad, económica o social. No parece eficiente adquirir derechos de elevados precios y emitirlos en franjas o cadenas de bajas audiencias”.

¿Y cuáles son estos costes? RTVE gastó 651 millones de euros en contenidos durante 2016, un 8,3% más que en 2015 y un 2,5% más que en 2014. Dentro de este presupuesto 566,3 millones se los llevó TVE (un 10% más), RNE se quedó con 84,6 millones (un 1,1% menos) y 5,4 millones se fueron a productos.

83.873,74 horas emitidas

En el caso  de TVE, de estos 566,3 millones, La 1 se quedó con 408,6 millones, el 72,1% de los costes. A nivel porcentual la auditoría advierte el importante decremento apreciado en los canales temáticos que caen un 16,5% (hasta los 41,5 millones) y la caída de los recursos para Cataluña en un 11% (hasta 5,5 millones). Por el contrario, La 1 y La 2 representan importantes crecimientos de más de 52,9 millones y 11,3 millones, respectivamente. En el caso de La 2 su presupuesto en 2016 fue de 73,6 millones.  

Por otro lado, se destinan 220,8 millones para la producción de programas (un 6,1% más), 163,2 millones a producción informativa (un 4,9% menos), 100,4 millones a producción deportiva, un alza del 49%, marcada por la cobertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro; 59 millones a producción ajena (un alza del 18,6%) y 22,5 millones en adquisición de derechos de antena, una mejora del 25,7%.

En esta línea, la auditoría advierte que de las 83.873,74 horas emitidas por todas las cadenas de TVE, el 54,8% han sido de producción interna y el 45,2% de externa, observándose un descenso del 3,1% en la emisión interna respecto a 2015. Por otro lado, las horas de producción interna de los programas de entretenimiento y variedades suponen el 52,3%, por debajo del 55% que fija el Mandato Marco.

57,1% de producción externa

Y es que el documento de la IGAE refleja un espectacular crecimiento de los programas de producción externa, es decir, los realizados íntegramente o en su mayor parte por terceros, mediante la contratación de productoras o la compra de programas y de derechos de emisión a otras entidades audiovisuales. Las aportaciones de TVE en estos casos, se centran en la asignación de personal y medios técnicos.

Históricamente los sindicatos de RTVE han denunciado la tendencia de la Corporación de reducir el peso de la producción propia en detrimento de las productoras externas, un cambio de modelo que queda patente en los datos de la auditoría de 2016. De los 220 millones de producción propia (que no realizada con recursos propios) 79,2 millones corresponden a la compra de programas, 16,5 millones a productoras y 30,2 millones a otros derechos.

En total, la producción externa de programas propios de TVE alcanzó los 126 millones por los 94,7 millones de producción interna (hasta un total de 220 millones). Esto significa que en 2016 el peso externo llegó al 57,1% del total, mientras que en 2014 era solo del 44,9%, un claro cambio de tornas. Dentro de esta producción externa el mayor crecimiento se produjo en la compra de programas que pasaron de 38,9 a los 79,2 millones en dos años.