Las protagonistas de 'Las chicas del cable', serie de Netflix producida en España.

Las protagonistas de 'Las chicas del cable', serie de Netflix producida en España. Netflix

Medios TELEVISIÓN DE PAGO

Telefónica y Netflix ultiman una gran integración de contenidos

Movistar+ incorporará en su propia interfaz todos los contenidos del operador estadounidense.    

Miguel Ángel Uriondo Fernando Cano

Telefónica y Netflix están cerrando los últimos flecos de un gran acuerdo de integración de contenidos, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL. Esto se traducirá en que Movistar+ incorporará toda la producción del gigante de internet y que lo hará, además, dentro de su propia plataforma, sin que sus abonados tengan que utilizar siquiera la aplicación del operador internacional.

El acuerdo -que todavía no está firmado- implica la integración de estos contenidos en 2018. Se trata de un proyecto que se enmarca dentro del plan de Telefónica para transformar radicalmente la experiencia que Movistar+ ofrece a sus clientes y que pasa, entre otras cosas, por tener el mejor contenido y por la próxima renovación de su parque de decodificadores para adoptarlos a la tecnología 4K.

De esta manera, cuando se implemente la integración, Movistar+ podrá emitir todos los contenidos de Netflix, incluyendo series originales como Stranger Things, Black Mirror, Dark, The Crown, Narcos o Las Chicas del Cable. Las producciones de Netflix se incorporarán principalmente a los contenidos bajo demanda (VOD) de la plataforma de Telefónica, podrán ser buscados en el mismo y contarán con un carrusel propio dentro del menú de contenidos de la televisión.

Movistar refuerza sus contenidos

Con esta alianza se pondrá fin, además, a una pequeña guerra que enfrentaba a ambas compañías y que quedará así totalmente zanjada. También refuerza la posición en el mundo de los contenidos de Movistar, incluso si decide renunciar al fútbol. Pasará a tener no sólo sus propias series, que seguirá emitiendo a un ritmo de una al mes, sino también contenidos externos. 

Para empezar, los de HBO, que tiene la puerta abierta una vez que venza el acuerdo en exclusiva que mantiene con Vodafone. En todo caso, este agente es menos importante porque Movistar sigue ofreciendo buena parte de sus series más importantes, como Juego de Tronos, por el acuerdo que rubricaron antes de su entrada en el mercado español. 

Integración única en España

De momento, no se ha definido si este acuerdo se traducirá en el pago de una suscripción extra en el caso de Telefónica, si los contenidos de Netflix estarán incluidos en el paquete de series de Movistar+ o si se incorporará también en la aplicación móvil. 

La integración de los contenidos de Telefónica y Netflix abre una nueva vertiente en la colaboración entre el gigante internacional y los operadores españoles. Vodafone ofreció el servicio de Netflix gratuitamente a sus abonados hasta finales de 2016. Ahora se puede contratar de manera conjunta, pero pagando el coste de una suscripción adicional. La ventaja es que Netflix puede visualizarse con el decodificador de la operadora, gracias a la tecnología de TiVo, que también integra servicios ajenos como HBO y Filmin.

Movistar dará un paso más allá y no sólo incorporará Netflix sino que lo embeberá de una manera inédita en España. De hecho, fuentes familiarizadas con el proyecto aseguran que la integración será incluso superior a la que tiene con operadores de EEUU.

Orange ha optado por un camino similar y ofrece Netflix sin coste a quienes contraten su servicio de televisión. No obstante, ni Orange ni Vodafone dan la posibilidad de 'pasar' de la aplicación nativa de Netflix. 

"Distribuir productos de otras compañías"

En el caso de Telefónica, el cierre inminente de este acuerdo se ha producido después de meses de negociaciones y tras varios acercamientos previos. En la cumbre de directivos de diciembre, el presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete indicó que la operadora estaba dispuesta a ser más abierta que nunca y a “distribuir productos de otras compañías”, al mismo tiempo que en su presentación aparecía una diapositiva con los logos de Netflix, HBO, Amazon Vídeo o Fox.

“Nos estamos atreviendo a hacer cosas que no nos atrevíamos a hacer hace cuatro años. Ahora somos una compañía abierta a distribuir productos de otras empresas, que pone su plataforma de distribución al servicio de toda esta gama de productos que van a ser buenos para las personas y las empresas que sepan utilizarlos bien”, afirmó mientras señalaba a otras compañías de vídeo.

De hecho, el consejero delegado de Netflix, Reed Hastings, fue uno de los ponentes estrella de esta convención. En una charla con el propio Pallete, Hastings describió el proceso y las claves sobre cómo se transformó la industria de la distribución de películas en EEUU, al pasar de distribuirse en DVD por correo hasta que Netflix revolucionó la televisión por Internet. Una verdadera declaración de intenciones y la antesala del acuerdo entre ambas compañías.

Los acuerdos de Netflix

En la conferencia con analistas durante la reciente presentación de resultados, Gregory K. Peters, Chief Product Officer de Netflix, se refirió a las ventajas de abrir nuevas ventanas de colaboración con operadores de televisión tradicionales. Para el directivo es una manera de acercarse a públicos a los que actualmente no llegan porque están lejos del mundo de internet.

En su carta a los inversores, publicada el martes pasado, Netflix también mostró su satisfacción por los resultados de asociarse con MVPDs (Multichannel Video Programming Distributor) a través del mundo. Recordaron que al cierre de 2017 mantienen acuerdos con Deutsche Telekom y con Cox Communications y Verizon en Estados Unidos.

Abonados de las dos plataformas

Según los últimos datos de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), Movistar+ registró 3,6 millones de abonados al cierre del primer semestre de 2017. En España, 6,1 millones de clientes contratan televisión de pago. En 2016, la compañía facturó 1.574 millones de euros por sus servicios, mientras que en el primer semestre ingresó 843 millones.

Por su parte, Netflix cerró 2016 superando los 117 millones de abonados en todo el mundo, poco más de la mitad fuera de Estados Unidos, mientras que su facturación llegó a los 9.535 millones de euros. En España no da datos oficiales de abonados, pero en el mercado se estima que sus abonados llegan a cerca de un millón, contabilizando todas las altas y bajas que se produjeron durante el año pasado.