Medios EL FUTURO DE LA PRENSA

Los editores confían en las suscripciones digitales como fuente de ingresos

Un informe del 'Reuters Institute for the Study of Journalism' refleja que el pago por contenidos será clave en las estrategias de la prensa en 2018.

Casi la mitad de los editores (44%) ven las suscripciones como una fuente muy importante de ingresos digitales en 2018, más que la publicidad digital (38%) y el contenido de marca y patrocinado (39%). Es una de las principales conclusiones del informe Claves y predicciones para el periodismo, los medios y la tecnología 2018 realizado por el Reuters Institute for the Study of Journalism, entidad avalada por la Universidad de Oxford.

En el estudio elaborado por Nic Newman, el investigador asociado del Reuters Institute entrevistó a 194 líderes del mundo de la prensa, de 29 países, que respondieron a una encuesta sobre los principales desafíos y oportunidades para este año. Entre los encuestados se incluyeron 35 editores, 22 CEO y 22 directores de diarios, tanto de prensa tradicional como nativa.

El informe refleja que durante 2018 los editores continuarán manteniendo una actitud negativa hacia Facebook, en especial contra sus nuevas medidas para penalizar el contenido que generan los periódicos. Es más, Facebook o Google podrían ser acusados de censura este año después de sus últimas decisiones.

Preocupados por Facebook y Google

Casi la mitad de los editores (44%) dicen que están más preocupados por el poder y la influencia de estas plataformas, mostrándose más negativos hacia Facebook y Snapchat que a Twitter y Google. Pese a ello, reconocen que toda la culpa de sus problemas no la tienen las nuevas plataformas, sino que los atribuyen a factores internos (36%) como la resistencia al cambio y la incapacidad de innovar.

Respecto de las fake news, consideran que las investigaciones sobre el tema y el papel de las plataformas (Facebook y Google) se intensificarán, pero creen que conducirán a pocas acciones concretas en la mayoría de los países. Las iniciativas de verificación de datos, alfabetización de noticias y transparencia no lograrán detener la marea de noticias falsas y seguirán minando la confianza del lector.

En relación al modelo de negocio, seguirán explorando los modelos de pago de contenidos, impulsados en gran medida por la creciente desconfianza en la publicidad.  Los encuestados creen que la publicidad se volverá menos importante con el tiempo (62%), y uno de cada diez (10%) afirma que está planeando activamente un futuro con poca o ninguna publicidad.

La publicidad pierde peso

Este es un cambio significativo. Consideran que los espacios publicitarios funcionaron bien en el papel, pero se ignoraron en gran medida en el ordenador y se han vuelto irrelevantes en una pantalla móvil.

“La economía de la oferta y la demanda ha reducido los precios, el fraude publicitario abunda y el bloqueo de anuncios está muy extendido. Y, como ya hemos notado, las grandes plataformas tecnológicas están tomando la mayor parte del dinero de la publicidad digital debido a su capacidad de dirigirse a cualquier audiencia de manera ecuatoriana y a gran escala”, indica el estudio dirigido por Nic Newman.

En este contexto, las empresas de medios están buscando nuevos enfoques para 2018 y, en particular, hacia las diferentes formas de pago de los lectores. Más editores dijeron que la suscripción digital (44%) sería una fuente de ingresos muy importante que cualquier otra opción. Del mismo modo, el mecenazgo -tarifa regular pagada por usuarios para mantener el sitio gratuito para todos- fue considerado muy importante para un 16% de los entrevistados.

¿Es viable el pago?

La investigación muestra que algunos jóvenes, tal vez sensibilizados por las suscripciones a Netfix y Spotify, están más interesados en pagar por las noticias de lo que pensábamos. Y hay ejemplos: a los ya conocidos The New York Times con 2,1 millones de suscriptores digitales y The Washington Post con otro millón, se uno el éxito de De Correspondent con 60.000 mecenas o las donaciones a The Guardian, 300.000 en el último año.

En cualquier caso, la mayoría de los editores apuestan por un mix de ingresos en que se integren diferentes vías de facturación. Un año 2018 en que las compañías de medios volverán a estar bajo presión financiera, por lo que se vuelven a plantear el destino de sus medios, en los que compartir sus noticias en redes, el vídeo, la realidad virtual y la realidad aumentada no serán los únicos salvadores.

El valor real en este negocio es el mismo que nunca: gran periodismo”, es la conclusión del informe. Y en este sentido se recuerda que los diarios apostarán por consolidar sus marcas y su credibilidad para intentar sobrevivir a la marea de las redes sociales y de las noticias falsas.