Jaume Roures, en una imagen de archivo.

Jaume Roures, en una imagen de archivo.

Medios CUENTAS DE MEDIAPRODUCCIÓN

Mediapro y la factura del fútbol: 2.481 millones sin incluir la futura Champions

Mediaproducción SL, que administra los derechos deportivos de la productora de Jaume Roures, presenta un fondo de maniobra negativo de 90,4 millones.   

Mediapro registra una elevada dependencia de los derechos del fútbol. Así queda demostrado en las cuentas de su sociedad dedicada a la explotación de contenidos, a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Mediaproducción SL reconoce en sus resultados de 2016, los últimos disponibles, que factura más de mil millones por venta de contenidos y derechos, dos tercios de toda la facturación reconocida por el grupo a nivel consolidado.

Las cuentas remitidas al Registro Mercantil confirman que Mediaproducción SL es una sociedad clave dentro del grupo Imagina Audiovisual, ya que no solo representa el 66% de sus ingresos, sino que además se ha utilizado para agrupar diversas empresas desde 2015. Solo en 2016, esta sociedad absorbió filiales estratégicas como Globomedia, Mediapro Contenidos, S.L.U e Imagina International Sales.

Del mismo modo, entender el funcionamiento de Mediaproducción es vital para saber cómo funciona el grupo fundado por Jaume Roures. Una empresa que opera a imagen y semejanza de su matriz: con una elevada deuda a corto plazo y con un abultado fondo de maniobra negativo. Mediapro utiliza como sociedad dominante de todos sus negocios a Imagina Media Audiovisual SL, pero los resultados demuestran que el verdadero buque insignia es Mediaproducción SL.

Sin avales

Mediaproducción SL mantiene una elevada volatilidad en sus ingresos y sus gastos, por el pago fraccionado que habitualmente se hace de los derechos deportivos. En esta línea, la sociedad reconoce que tiene adquiridos derechos audiovisuales "de determinados eventos deportivos a disputar hasta la temporada 2018/2019, inclusive, que implica una serie de obligaciones, entre ellas el pago de aproximadamente 1.700 millones de euros".

La sociedad reconoce también que esta deuda ascendía a 2.481 millones de euros en 2015. La compañía indica que al 31 de diciembre de 2016 “no había avales que garantizaran el pago por la adquisición de derechos comprometidos”, pero que existen “ciertos compromisos de venta que compensan en gran parte estos compromisos de compra”.

Mediapro -con el apoyo financiero de Bein Sports- compró en diciembre de 2015 los derechos de ocho partidos de Liga (por jornada) por 1.900 millones de euros, según informó el organismo que preside Javier Tebas. También se estima que Roures pagó 360 millones por las tres temporadas de la Champions League en 2014, derechos que expiran en mayo de este año.

Pasivo de 746 millones de euros

Estos 1.700 millones que a finales de 2016 la productora reconocía como obligaciones, no incluyen los cerca de 1.100 millones que Mediapro comprometió antes del verano de 2017 para el nuevo ciclo Champions que empieza en septiembre.

Una vez que se reconozca este pago -realizado al 50% con Bein Sports- la deuda de Mediaproducción podría sumarse a los 746 millones de euros que computa como pasivo al cerrar el año 2016. Las cuentas remitidas al Registro Mercantil dividen esta deuda en un pasivo corriente (que se debe pagar en el plazo de un año) de 703,9 millones de euros y en un pasivo no corriente de 43 millones de euros.

Dentro de esta deuda, 16,7 millones de euros se atribuyen al efecto impositivo; 82 millones están contraídos con empresas del grupo Mediapro; 14 millones con entidades de crédito (casi 10 millones por un préstamo suscrito con Bankia); y 228,8 millones con proveedores. En este volumen, 351,4 millones se clasifican como periodificaciones a corto plazo, es decir, pagos comprometidos, pero no realizados.

340 millones pendientes de cobrar

Como contrapartida, la compañía declara que tiene pendiente por cobrar a deudores comerciales un montante de 340,2 millones de euros. Mediaproducción vende contenidos y alquila sus dos canales de televisión, Bein Sports Liga (con los partidos de la Liga) y Bein Sports (con la Champions y las ligas internacionales), a los principales operadores: Telefónica, Orange y Vodafone.

En esta línea, la sociedad declara que “existen saldos a cobrar con terceros con antigüedad superior a un año por importe de 15,7 millones de euros, de los cuáles 1,5 millones no están provisionados". También existen saldos con el grupo por importe de 8,7 millones de euros, de los cuáles 4,5 millones no están provisionados (3,4 millones de euros en 2015)”.

Como fruto de la volatilidad de estos ingresos, a 31 de diciembre de 2016 la sociedad presentaba un fondo de maniobra negativo por importe de 90,4 millones de euros (123,7 millones en 2015) como consecuencia, fundamentalmente, del cobro anticipado de ingresos futuros por importe de 351,4 millones, el pago anticipado de gastos futuros por importe de 161,5 millones, y un saldo a pagar con empresas del grupo por importe de 47 millones.

Fondo de maniobra negativo

Respecto de este último saldo, Mediaproducción indica que su cobro en el corto plazo “dependerá de las decisiones que la sociedad tome en el momento de su vencimiento, pudiéndose renovar con plazos superiores a 12 meses”. La compañía destaca que se ha reducido el fondo de maniobra negativo “tanto en el presupuesto del ejercicio 2017 como en los planes de negocio a futuro", lo que le permite afirmar que "la sociedad seguirá en esta senda de consolidación de resultados positivos”.

Un fondo de maniobra negativo es sinónimo de falta de liquidez. Para solucionar esta situación, Mediapro ha firmado un contrato de refinanciación de su deuda, una transacción que "ha mejorado el calendario de pagos de deuda del grupo que actualmente no tiene vencimientos significativos hasta el año 2019”.

El 29 de abril de 2016, Mediapro firmó un contrato de financiación sindicada con un grupo de entidades bancarias por importe máximo de 305,5 millones de euros y con vencimiento del año 2020. Mediaproducción SL sirvió como garantía de dicho préstamo sindicado, concedido a Imagina Media Audiovisual. Este nuevo acuerdo sustituyó al firmado el 18 de marzo de 2015 por 164,6 millones de euros.

Inspecciones fiscales

La sociedad reconoce tres inspecciones fiscales de Hacienda. La primera fue notificada el 4 de mayo de 2015 por el impuesto sobre sociedades, el IVA y las retenciones a cuenta de imposición de no residentes, entre los años 2011 y 2013. En mayo de 2014, Sociedad General de Producción y Explotación de Contenidos -absorbida por la compañía en 2014- también fue notificada de un expediente por los mismos impuestos y en los mismos periodos, lo mismo que Gol Televisión, absorbida en 2015.

Mediaproducción SL facturó 1.098 millones en 2016, un crecimiento del 2,3% en la cifra de ingresos de explotación. Del mismo modo, mejoró su resultado de explotación un 82,6%, situándose en 90,4 millones de euros. Su beneficios llegaron a los 99,7 millones, un 30% más que los 77 millones de 2015.

La compañía atribuye estos resultados a la incorporación durante un ejercicio completo de acuerdos alcanzados al inicio de la temporada 2015/2016, como el contrato de agente comercial para la explotación internacional de los derechos de la Liga española y la implementación de los derechos de retransmisión de la Liga y la Copa del Rey. La sociedad también destaca "la estrategia de crecimiento y el foco en la rentabilidad de las líneas de negocio de creación de contenido", así como la importancia de la expansión internacional.