Carlos Herrera en una imagen de archivo

Carlos Herrera en una imagen de archivo COPE

Medios RADIO

Las cinco claves del nuevo contrato de Carlos Herrera en Cope

El comunicador renueva por tres años con la condición de hacer menos horas en antena y tener mayor flexibilidad horaria.

Carlos Herrera firmará su nuevo contrato con Cope a la vuelta de las fiestas de fin de año. Como informó EL ESPAÑOL, el comunicador retomó las negociaciones después de conocer los últimos datos del EGM a comienzos de diciembre y tras rubricarse el fin de su aventura televisiva en TVE.

Herrera llegó a un principio de acuerdo con Fernando Jiménez Barrioncal, presidente de Cope, después de las navidades y se espera que cierren los últimos flecos en enero para hacer el anuncio oficial de su renovación por las próximas tres temporadas. Con ello termina una larga negociación de ocho meses en los que llegó a estar en duda su continuidad y en la que el propio Herrera manifestó públicamente sus dudas con la operación.

La continuidad del comunicador, que ha sido adelantada por Dircomfidencial y confirmada por EL ESPAÑOL, refuerza la posición de Herrera dentro de la cadena, ya que a pesar de que Cope logró un compromiso por tres años -se llegó a especular con una renovación año a año- deja al periodista con una mayor libertad de acción en el día a día.

Menos horas en antena

La principal demanda de Herrera al comenzar las negociaciones en mayo era emprender una retirada paulatina de los micrófonos. Desde la temporada pasada Herrera hace siete horas diarias en antena (de seis de la mañana a una de la tarde), un ritmo de trabajo que pasa factura a cualquiera y más al comunicador que ha cumplido 60 años esta temporada.

Finalmente, y después de muchas reuniones -algunas muy tensas-, Herrera logró que Cope redujera sus horas en antena. Se ha comprometido a coordinar todo el programa y controlar los contenidos, pero en principio desaparecerá de manera gradual de las últimas horas del mediodía. Esto se relaciona con una mayor libertad de acción de Herrera, que podrá dosificar más sus apariciones y visitas a Madrid.

Se mantiene su salario

Pese a que Herrera estará menos horas en antena, el comunicador mantendrá su salario que estaría entre los siete y ocho millones de euros. Se mantiene también la posibilidad de que pueda incrementar estos ingresos mediante la publicidad que genera su programa. Para Cope era fundamental la contención salarial y así poder mantener los beneficios en los próximos años.

Dedicación exclusiva

Uno de los momentos clave de la negociación fue el 20 de noviembre, cuando TVE anunció el fin del programa de Carlos Herrera ¿Cómo lo ves? después de un mes en antena. La llegada de Herrera a TVE paralizó las negociaciones con Cope y dio alas al comunicador para jugar con la baza de marcharse a la tele si es que no fructificaban sus negociaciones con los obispos.

Finalmente ¿Cómo lo ves? se despidió prematuramente y con un Herrera sin ganas de volver a la televisión en mucho tiempo, después de la negativa experiencia y sus malas audiencias. Esto ha servido a Cope para asegurarse que durante estos tres años de contrato Herrera tenga dedicación exclusiva a la emisora.

Proyecto a largo plazo

Cope ha conseguido su principal objetivo de renovar a Herrera a largo plazo. La intención del comunicador era hacerlo solo por dos años y durante algún momento de las negociaciones -cuando se distanciaron las posturas- se llegó a especular con que se haría un contrato año a año.

Con esta renovación se demuestra que Giménez Barriocanal ha convencido a Herrera de que debe mantenerse al frente del proyecto por un largo periodo. Desde una perspectiva comercial, la emisora de los obispos también logra un respiro ya que consigue mantener al menos por tres años a su principal fuente de ingresos publicitarios.

Asalto al primer lugar de las audiencias  

La intención de Herrera y Cope de prolongar su relación tiene como único objetivo alcanzar el liderazgo. En el último EGM conocido en diciembre, Carlos Herrera consiguió ganar 251.000 oyentes hasta los 2.131.000 seguidores (un 13,3% más), su nuevo récord en la emisora de los obispos -y ya en cifras similares a las que logró en Onda Cero- lo que le sitúa con renovadas esperanzas de alcanzar el liderato en manos de Pepa Bueno de Cadena Ser.

En el verano pasado Herrera en Cope consiguió su peor dato en siete años, lo que le llevó a replantearse los términos de la renovación. No obstante, las cifras del EGM conocidas en diciembre ayudaron a desbloquear la situación y dar nuevos aires a la alianza que comenzó en septiembre de 2015 y que se prolongará como mínimo hasta junio de 2021.