Los principales directivos de los canales de televisión junto a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría durante la última jornada de Uteca.

Los principales directivos de los canales de televisión junto a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría durante la última jornada de Uteca.

Medios ESPACIO RADIOELÉCTRICO

Uteca estudia pedir a Cellnex una rebaja en la factura de las pequeñas TDT

Mediaset y Atresmedia asumirían una parte del coste del alquiler del espacio radioeléctrico de sus competidores.

Mediaset y Atresmedia estudian pedir a Cellnex un nuevo sistema para calcular la abultada factura que la filial de Abertis cobra a las cadenas por el alquiler del espacio radioeléctrico. La propuesta, a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, prevé que se establezcan dos sistemas de cobro: uno fijo y otro variable en función de las audiencias obtenidas.

La iniciativa, que ha sido propuesta a Uteca por las pequeñas cadenas de TDT agrupadas en la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres (DKiss, 13TV, Real Madrid TV, Vocento y Unidad Editorial), busca acabar con las barreras de entrada y equiparar proporcionalmente la factura que pagan las pequeñas cadenas con las dos grandes. 

Cada cadena en SD (definición estándar) paga 5,1 millones de euros al año a Cellnex  por el alquiler del espacio radioeléctrico, siete millones si la señal es en HD como Real Madrid TV. Esto supone el 60% de los costes anuales de cada cadena pequeña y además significa equiparar este gasto en televisiones que facturan diez veces menos que los gigantes audiovisuales.

Mediaset y Atresmedia asumirían parte de este coste

Esto implica además que Mediaset y Atresmedia asuman parte del coste que Cellnex dejaría de cobrar por la reducción de la factura que pagarían las pequeñas TDT. Proporcionalmente, los dos grandes grupos audiovisuales pagarían más por tener más audiencia.

El objetivo de las pequeñas TDT -que también son miembros de la patronal de las teles- es realizar una petición unitaria y en el seno de Uteca para poder tener mayor poder de negociación. Las fuentes consultadas por este periódico indican que las conversaciones van bien encaminadas, que en las próximas semanas podría haber novedades y que incluso podría elaborarse una propuesta en firme. No obstante, indican que todavía es pronto para hablar de un proyecto unitario de todo el sector.

Reuniones con la CNMC y Cellnex

Los dos gigantes audiovisuales recibieron la propuesta hace varias semanas y hasta el momento se han reunido con directivos de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) y de Cellnex para definir los pasos a seguir. 

En la reunión sostenida con la CNMC han querido asegurarse de que no se está vulnerando la ley de Competencia con la propuesta. Fuentes cercanas a estas conversaciones han confirmado a EL ESPAÑOL que el regulador no ha puesto problemas y que ha indicado a estas cadenas que no representaría ninguna situación de cartel.

Las dos cadenas también se han reunido con Cellnex para trasladar los principales puntos del proyecto. En esta reunión, la compañía que gestiona el espacio radioeléctrico les conminó a que hicieran la propuesta formalmente, frente a lo que Mediaset y Atresmedia no han vuelto a mover ficha.

Lo que han transmitido los dos grupos a las pequeñas TDT en la última reunión de Uteca del año celebrada esta semana es que quieren afinar detalles y volver a estudiar el proyecto a la vuelta de las fiestas de fin de año.

Demandas de las pequeñas TDT

Si es que finalmente los dos gigantes audiovisuales deciden hacer suya la propuesta sería el primer gesto de unidad en un sector dividido desde que en marzo de este año, las pequeñas TDT crearan su propia asociación para defender intereses que consideraban no estaban representados en Uteca.

Estas cadenas piden un reparto más equitativo de la publicidad en televisión, un mercado que consideran anómalo, por estar controlado en un 85% por dos televisiones (Atresmedia y Mediaset) con poco más del 50% de la audiencia. Las pequeñas cadenas confían en que éste sea el primer paso para ir avanzando en su hoja de ruta dentro de un marco de concordia y de negociación con las grandes.

Negociaciones de Ruiz-Gallardón

Entre estas propuestas también se encuentra bajar los bloques de publicidad de seis minutos -en vez de doce- para evitar la saturación; controlar la gestión de las agencias de medios y de los grandes anunciantes en Atresmedia y Mediaset; e incluso piden devolver la publicidad a Televisión Española.

En mayo, la asociación fichó a Alberto Ruiz-Gallardón como asesor para defender sus intereses y explorar vías de negociación. Desde septiembre la función de Gallardón ha sido buscar puntos en común con los dos gigantes televisivos para intentar llegar a un acuerdo amistoso. Un proceso que se ha impuesto a la idea inicial de las pequeñas TDT de ser más beligerantes, emprender acciones legales e incluso denunciar al duopolio ante la CNMC.