'El Punt Avui' en una portada de 2012 apoyando el proceso soberanista.

'El Punt Avui' en una portada de 2012 apoyando el proceso soberanista.

Medios DESAFÍO SOBERANISTA

El Punt prepara un ERE justificado "por meses de impagos" de la Generalitat

El diario alega facturas pendientes del Govern desde mucho antes del 'procés', lo que le impide cuadrar las cuentas de 2017.

Noticias relacionadas

El Punt Avui, uno de los diarios más identificados con el procés catalán, atraviesa serias dificultades económicas que les llevarán a plantear su segundo ERE en cinco años. Según se indicó a la plantilla la semana pasada la idea es despedir a 91 personas, más del 60% de la actual plantilla de 148 empleados.

No obstante, según ha confirmado EL ESPAÑOL el expediente no se ha presentado todavía formalmente, a la espera de que se cierre el periodo de bajas voluntarias abierto estos días. La empresa espera que a este plan se acoja el mayor número de trabajadores, para que el número de despidos definitivo sea inferior a las 91 salidas planteadas inicialmente.

La justificación de este Expediente de Regulación de Empleo (ERE) es la necesidad de que la empresa cuadre las cuentas este año. En el trasfondo se encuentra la caída de la facturación de publicidad y en especial los impagos de la publicidad institucional de la Generalitat de Cataluña.

Facturas impagadas del Govern

La empresa, propiedad desde 2012 de Joaquim Vidal, un ex senador de CiU, argumenta que las facturas sin pagar del Govern han afectado duramente sus presupuestos de este año. Estos impagos vienen de muchos meses atrás y no están directamente relacionados con el control que el Gobierno central ha hecho de las cuentas de la Generalitat.

En la plantilla advierten que El Punt Avui no es de los diarios más subvencionados de Cataluña y que estos argumentos suenan a excusa en un periódico que nunca ha terminado de ser rentable. De hecho, con sus cinco delegaciones y casi 150 trabajadores, el periódico ha cambiado constantemente de dueños.

En 2012 les compró Hermes Comunicacions -propiedad del empresario Joaquin Vidal- por un euro, en medio de una grave crisis económica y tras un ERE que afectó a 49 trabajadores. En la redacción se cree que la empresa está aprovechando la coyuntura de la crisis del procés para hacer un periódico más pequeño y con menos gastos.

2,1 millones en publicidad institucional en 2016

Los datos oficiales indican que El Punt recibió 2,1 millones de euros en 2016 en concepto de publicidad institucional de la Generalitat de Cataluña. De ellos, 1,9 millones se destinaron a la edición impresa -con 7.700 ejemplares de venta y una difusión de 21.000 ejemplares de media en lo que va de 2016- y otros 233.000 euros para su versión digital.

En el caso de las subvenciones -ligadas a la edición de medios en lengua catalana- la Generalitat destinó durante el segundo semestre de 2016 525.000 euros a El Punt Avui, de los cuales 445.000 se cobraron a través de la edición en papel y el resto por la versión en digital de la cabecera.

Con cinco ediciones locales, El Punt ha sido uno de los diarios más cercanos al procés, de la mano de su dueño Joaquim Vidal, un ex senador de CiU. Eso les ha valido unos espectaculares resultados de difusión desde que comenzara la crisis catalana. Como ha informado EL ESPAÑOL, la OJD de septiembre relevó que sus ventas se dispararon un 14,9% hasta los 9.027 ejemplares y su difusión mejoró un 3,5% hasta las 22.737 copias en Cataluña.

ERE en el diario deportivo 'Sport'

Por otro lado, la semana pasada el grupo Zeta confirmó el ERE al diario deportivo Sport como había adelantado semanas antes EL ESPAÑOL. En total 35 personas, más del 40% de toda la plantilla. 

Frente a esta situación el comité de empresa del periódico deportivo reiteró "que no hay ninguna causa (económica, organizativa y productiva) para justificar este procedimiento". El comité convocó a todos sus trabajadores a una asamblea el próximo martes 14 de noviembre "para analizar la situación y estudiar las medidas a tomar".