Despidos.

Despidos. Pixabay

Macroeconomía

Balance de Sánchez: la Seguridad Social registra 768 afiliados menos al día

Los datos de paro apuntalan la última EPA que ya alertó que España crea 4.400 empleos menos diarios que cuando Sánchez llegó a la Moncloa.

Noticias relacionadas

Los datos de empleo no acompañan a Pedro Sánchez. La desaceleración de la economía española pesa cada vez más sobre la evolución del mercado de trabajo y aunque siguen dándose datos aislados positivos, el conjunto de la foto es preocupante, pues muestra que la creación de empleo se está agotando en España y el paro sube.

Tanto es así que, cuando los españoles acudan a votar el próximo domingo, lo harán en un país que crea al día unos 4.400 empleos menos que cuando triunfó la moción de censura (en términos de EPA) y con unas cifras de paro registrado que confirman ese agotamiento. El desempleo subió en octubre y, aunque la afiliación media a la Seguridad Social aumentó ese mes, lo hizo en 768 personas menos que hace un año. 

El Gobierno en funciones hizo coincidir el día de la exhumación de Franco con la última Encuesta de Población Activa (EPA) de esta legislatura fallida y fijó el debate electoral una noche antes de que el Ministerio de Trabajo publicara los últimos datos de su mandato de paro registrado, pese a que el PP había intentado retrasar al martes esa cita con las cámaras. El candidato socialista evitó así tener que dar cuenta de uno de los peores balances de sus 17 meses en La Moncloa.

El décimo mes de 2019 fue el peor octubre desde 2012 para el empleo. El paro registrado subió en 97.948 personas. El Ejecutivo trató de destacar que, en términos interanuales, se produjo una caída de 77.044 personas en las listas del paro. Pero ese dato tampoco es positivo para el balance del PSOE. Cuando Sánchez ganó su moción de censura, el ritmo de caída del paro interanual era del 6,04%, frente al 2,37% actual, casi tres veces mayor. 

 

La afiliación a la Seguridad Social fue el mejor dato de los anunciados este martes. La media del número de cotizantes creció en 106.541 trabajadores y el Gobierno destacó que se trata del segundo mejor dato de un mes de octubre de la serie histórica. Sin embargo, el dato es inferior al de hace un año (130.360 afiliados). De este modo, se dejaron de afiliar de media al día 761 personas frente a octubre de 2018 (dato intermensual).

En términos interanuales, la afiliación también nota la desaceleración, puesto que ha pasado de crecer un 3,05 a un 2,30%. Así, si hace un año crecía con 562.544 cotizantes, ahora ha pasado a hacerlo con 436.920. Esto es 125.624 afiliaciones de media menos en el año, pese a que el trabajo que se crea es cada vez más precario (hay muchos contratos parciales y la contratación indefinida cae en tasa acumulada un 4,83%) y ello hace que se firmen más contratos.

Además, el dato de afiliación en octubre está impulsado por el aumento de la contratación en el sector público (16.939 cotizantes nuevos) y por la Educación (por los profesores que son despedidos en verano y vuelven a su actividad en octubre).

Los datos del mercado laboral inquietan tanto al Gobierno que Pedro Sánchez se lió en el debate a la hora de explicar cuántos empleos se habían creado durante su mandato. El presidente del Gobierno en funciones habló de la creación de 530.000 empleos, dato que no se corresponde ni a la creación actual de empleo en España, ni al balance de su mandato. 

En la última EPA del Gobierno del PP (datos de abril a junio, por tanto, con un mes del PSOE), España creaba 469.900 empleos, frente a los 69.400 empleos actuales. Esto es 4.401 empleos menos al día. No son trimestres homogéneos, pero la caída es abrumadora.

El aumento del paro en octubre es compatible con el aumento de la afiliación. A su vez, estos dos datos lo son también con la menor creación de empleos. El motivo es que no se trata de estadísticas homogéneas. 

Además, mientras la cifra de paro registrado es la de un día concreto, el último del mes, en el caso de la afiliación a la Seguridad Social, el dato corresponde a una media mensual y anual. 

La EPA es otra estadística más homogénea a la que presentan otros países europeos y sus datos no fueron positivos.

La foto del empleo es así cada vez más preocupante, sobre todo porque con crecimientos del PIB inferiores al 2% España va a tener complicado seguir generando empleo. Si lo hace todavía es, según Funcas, gracias a la reforma laboral de 2012, que podría ser derogada en la próxima legislatura si hay un Gobierno de izquierdas.

Pese a todo, el asunto del empleo -que es uno de los que más preocupa a los españoles- no fue abordado en profundidad en el debate electoral y, más allá de ofrecer algunos datos aislados sin contexto, ningún candidato ofreció medidas concretas para frenar esta tendencia.