Fotograma de 'La peste', una producción original de Movistar+.

Fotograma de 'La peste', una producción original de Movistar+.

Empresas TELEVISIÓN

Telefónica y Atresmedia prevén poner en marcha su factoría audiovisual en el mes de marzo

El proyecto de integración entrará estos días en la Unión Europea para su autorización definitiva. 

Noticias relacionadas

Telefónica y Atresmedia están cerrando los últimos flecos de la puesta en marcha de su gran factoría audiovisual que unificará sus divisiones de producción de contenidos y que quiere suministrar contenidos  de manera global a grandes plataformas internacionales como Netflix, Disney+ o HBO.

En estos momentos, se está realizando el trasvase de operaciones a la nueva compañía que estará participada al 50% por cada una de estas empresas con el objetivo de estar a pleno rendimiento en marzo o como tarde durante el segundo trimestre de 2020, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL con fuentes que están participando en el proceso.

Desde el punto de vista estructural y organizativo se cumplirán los plazos, aunque el único interrogante que queda es la velocidad con que el proyecto de integración se despache en las autoridades de Competencia. Como estamos hablando de un proyecto con vocación internacional hay que enviarlo a Bruselas, que decidirá su destino.

Estas mismas fuentes consultadas indican que el plan de integración llegará en los próximos días a las autoridades comunitarias que deberían dar su veredicto en tres meses como máximo. En Telefónica y Atresmedia hay confianza con que no se pongan demasiadas trabas y que la autorización definitiva esté cursada antes del primer trimestre de 2020.

Ignacio Corrales como director general

No obstante, si Bruselas decide que el proyecto debe pasar por la Comisión de Competencia española (CNMC) los plazos se alargarían algunas semanas más. En cualquier caso, todo estará en estas fechas a punto para el lanzamiento definitivo y el comienzo formal de la producción de nuevos proyectos.

Uno de los interrogantes que se han despejado en las últimas semanas es el nombramiento del director general de la nueva compañía. Telefónica y Atresmedia han elegido a Ignacio Corrales, actual responsable de Atresmedia Studios. Corrales tiene una larga experiencia en producción y ha sido director general en Vértice 3060, vicepresidente de Lavinia y director de TVE

Desde enero es director general de Atresmedia Studios y como responsable de la nueva compañía estará en contacto directo tanto con Sergio Oslé, presidente de Telefónica Vídeo y Javier Bardají, director general de Atresmedia. 

La nueva compañía -cuyo nombre probablemente se defina después de las navidades- se constituirá con la suma de Atresmedia Studios, la factoría de cine y series de Atresmedia, y Movistar Originales, el área de producción propia se series de Telefónica.  Esto significa que todos los esfuerzos de producción se canalizarán a través de la join venture, aunque podría existir la posibilidad de realizar proyectos por separado si es que la participada los rechaza.

Inversión en cine

La unión de las dos compañías resolverá cosas prácticas como la inversión en cine español que la ley obliga a compañías audiovisuales. De esta manera, la nueva factoría audiovisual unificará la inversión que hasta ahora hacían por separado Movistar y Atresmedia en un 3% único para cine español y un 5% total si sumamos cine europeo.

Telefónica es el primer operador de pago a nivel español a través de Movistar+ y desde hace tres temporadas puso en marcha la producción de contenidos propios, mientras que Atresmedia, a través de Antena 3 y LaSexta, es el grupo más activo en crear series propias en el panorama local.

La división audiovisual de Telefónica en España (que incluye todos los negocios de Movistar+) factura anualmente cerca de 1.600 millones de euros, mientras que Atresmedia ingresa unos 1.000 millones. Entre las dos compañías invierten unos 200 millones de euros al año en series. En el lanzamiento de Movistar Originales, Telefónica se comprometió a invertir 300 millones en contenidos.

Las series del nuevo estudio estarán disponibles para Movistar+ y Antena 3, aunque la importancia del acuerdo radica en que la producción estará enfocada en la internacionalización de los contenidos y en la colaboración con Netflix, HBO, Amazon, Apple+ o la futura Disney+ para su comercialización a nivel mundial.