Paolo Soares, director general de Campofrío para el sur de Europa.

Paolo Soares, director general de Campofrío para el sur de Europa.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Campofrío espera facturar 900M en España mientras se transforma de cárnica a "compañía global"

Paolo Soares, director de la compañía para el sur de Europa, cree que el 'brexit' tendrá un impacto muy limitado en Campofrío.

Bilbao

Noticias relacionadas

Campofrío quiere dejar de ser una empresa cárnica para convertirse en una "empresa global". La compañía ha incorporado quesos y variedades vegetales a su porfolio para conseguirlo y de hecho, según el director para el sur de Europa, Paolo Soares, "la marca que tendrá más innovación en 2020 será la de variedades vegetales".

Esta transformación está impulsando la facturación de Campofrío que espera cerrar este ejercicio con unas ventas de 900 millones de euros en España y de alrededor de los 2.000 millones en toda la Unión Europea.

Soares ha reconocido en una rueda de prensa en el Congreso de AECOC que "es un trimestre con muchos retos, con guerras comerciales, con datos macroeconómicos que denotan un freno respecto a los dos o tres años anteriores". En esta línea, el responsable de Campofrío ha reclamado la necesidad de "un gobierno estable" para afrontar estas dificultades.

En cambio, el director del sur de Europa explica que tanto el brexit como los aranceles "tendrán un impacto muy limitado" porque la compañía apenas tiene actividad en Reino Unido o en Estados Unidos.

Sin embargo, sí ha reconocido que algunos productores cárnicos pueden beneficiarse de la crisis porcina que vive China, uno de los mayores productores mundiales. "Existe una oportunidad para los ganaderos, porque si no hay cerdo suficiente China tiene que buscar en otros países", ha señalado Soares.

Cambios del consumidor

El director de Campofrío para el sur de Europa ha señalado que ha habido "un cambio radical en el comportamiento del consumidor", en parte, por una mayor disponibilidad de la información y mayor demanda de esta. En este sentido, ha subrayado que la compañía es consciente de que la comunicación con sus clientes es "bidireccional".

La sostenibilidad ocupa un papel relevante en la hoja de ruta de la compañía. Soares cree que Campofrío tiene una "oportunidad" y ha situado entre sus prioridades la de apostar por envases más sostenibles. "Estamos trabajando para poder cambiar nuestros envases en un periodo corto", ha afirmado.

Según Paolo Soares, Campofrío está intentando junto a sus socios "reemplazar los plásticos donde podemos hacerlo" o "aumentar el porcentaje de plástico reciclado y reciclable de nuestros envases".