El logo del 5G.

El logo del 5G.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Las tecnológicas ponen fecha para la explosión del 5G en España: segundo semestre de 2020

Las principales compañías preparan sus armas para comenzar la verdadera guerra comercial, pese a las reticencias de las telecos.

Noticias relacionadas

Las compañías tecnológicas que operan en España preparan sus despliegues comerciales de tecnología 5G con el objetivo de comenzar a tener una huella comercial real a partir del segundo semestre de 2020. La fecha no es casual, ya que llegará después de que el Gobierno subaste el último espectro de frecuencia disponible, aunque no coincide con las previsiones de las operadoras de telecomunicaciones.

Vodafone puso en marcha la primera red comercial en España en junio de este año, en 15 ciudades y con cinco terminales disponibles. No obstante, Telefónica, Orange y MásMóvil siguen sin seguir su estela cuatro meses después. De hecho, las tres operadoras indican que el lanzamiento de sus redes 5G no es una prioridad y que el mercado no está maduro. Incluso apuntan al año 2021 como el momento en el cual se harán los grandes despliegues.

Pese a ello, operadores de redes como Huawei, Nokia y Ericsson ultiman las redes por donde se construirán las nuevas autopistas de la información al mismo tiempo que fabricantes como Samsung, LG o Xiaomi perfeccionan sus terminales y sus estrategias de venta para la nueva batalla comercial que se viene.

Para el segundo semestre de 2019, consideran, un número relevante de españoles comenzarán a tener tarifas 5G, lo que les permitirá multiplicar la oferta de terminales con estos estándares y trabajar en base a escenarios en los que las empresas y las administraciones demandarán 5G para sus trabajadores y para la mayoría de sus procesos tecnológicos. 

Subasta del espectro 5G

Las fuentes consultadas por este periódico indican que la mayoría de estas empresas trabajan con este horizonte al ver la evolución que están teniendo los diferentes despliegues y confiando en que las telecos -que son en definitiva las que deben lanzar las redes comerciales- trabajan con plazos mucho más acotados que los que confiesan en público.

Entre los directivos consultados se explica que, en efecto, el 5G ha llegado a España de manera tímida y que les sorprende que el resto de telecos no hayan seguido los pasos de Vodafone, pero consideran que deben estar preparados porque a partir de la subasta del próximo año todo se acelerará.

Efectivamente, la clave estará en la subasta de los 700 MHz. España subastó el verano de 2018 el espectro de 3,5 GHz, que permite el despliegue en las grandes ciudades, pero esta banda no otorga la capilaridad ni la capacidad necesaria para llevar el 5G a las cosas, a las grandes fábricas ni a las ciudades conectadas.

El Gobierno ha confirmado en diversas instancias que la subasta se realizará en el primer trimestre del próximo año, una fecha para la que se preparan todas las operadoras de Telecomunicaciones. Incluso Telefónica ha indicado en su último informe enviado a la CNMV que esperan que todo esté resuelto antes de abril de 2020.

Nuevo estándar

El objetivo del Gobierno es además que para esa fecha ya esté reordenado todo el actual espectro y los bloques que poseen actualmente los operadores, algo que debería acelerar los procesos ya que permitiría a las telecos evitar que realizar procesos de encaje que pueden tardar varios meses.

Un tercer punto a favor de un rápido despliegue es que, a diferencia del 4G, Moncloa subastará las frecuencias más importantes una vez que esté completamente liberada por las televisiones, lo que permitirá a las operadoras comenzar los despliegues casi inmediatamente después de recibir las adjudicaciones.

Para esta fecha además estará resuelto el estándar de uso de la nueva tecnología 5G y ya se podrá usar todo su potencial con velocidades que podrían alcanzar los 10 Gbs por segundo. Es decir, que se sustituirá el actual NSA por el Stand Alone, que significa utilizar una red completamente creada bajo estándares de 5G.

Las tecnológicas son conscientes de que buena parte del futuro del 5G en España depende de la rapidez con que las operadoras se decidan a dar los pasos comerciales y es por ello que ya les han transmitido que cuanto antes hagan estos despliegue mejor será para la industria. Un lobby que, creen, comienza ya a calar y que pronto se trasladará a los mensajes de estas compañías.

Despliegue en España

Y es que todo depende de la presión del mercado. Telefónica lanzó la semana pasada su primera red 5G en el mundo en Reino Unido, un país en el que todos sus competidores como Vodafone, EE o BT tienen previsto o ya han lanzado sus primeros despliegues comerciales. La propia operadora ha reconocido que en España están preparados para lanzar un despliegue, pero que creen que el mercado no está maduro y que no hay una verdadera demanda de 5G en la población.

En el caso de Vodafone, ha lanzado el 5G comercial en España y sus velocidades son por el momento cercanas al 1 Gbs ya que se apoya en red 4G, lo que además de descargar a gran velocidad archivos de internet, permite realizar acciones como juegos online y sustituir la wifi en los hogares.

La compañía británica está en estos momentos reforzando su despliegue -con redes de Huawei y Ericsson- y reforzando la cobertura en las quince ciudades en las que ya está presente. De momento, no se esperan más lanzamientos hasta el año 2020, aunque han modificado su oferta comercial para impulsar a que sus clientes utilicen datos ilimitados, la clave para que cualquier bolsillo soporte el consumo de datos 5G.

En el caso de los terminales, Vodafone es compatible con Samsung Galaxy S10 5G, el LG V50 ThinQ 5G y el Mi Mix 3 5G de Xiaomi, el Huawei 20X y el Samsung Note 5G. No obstante, los fabricantes se niegan a dar cifras respecto de las ventas reales de estos terminales con la nueva tecnología. Precisamente, consideran que esta comercialización se está viendo frenada porque los otros operadores no dan el paso. Otro elemento más de presión.