Logo de Amazon, en una imagen de archivo.

Logo de Amazon, en una imagen de archivo. Pascal Rossignol Thomson Reuters

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Golpe de Amazon a la banca española: lanza una financiación al consumo de 3.000 euros con Cofidis

OBSERVATORIO DIGITAL. El gigante permite fraccionar los pagos de sus clientes hasta en cuatro cuotas.

Noticias relacionadas

Amazon ha dado un nuevo paso para arrinconar a la banca tradicional. El gigante tecnológico acaba de lanzar en España dos productos de financiación al consumo, en un momento en el que la banca tradicional comienza a tener problemas para rentabilizar sus operaciones en un contexto europeo de tipos cero.

Los clientes de Amazon en España ya pueden financiar sus compras por un importe de hasta 3.000 euros, sin intereses. Para ello tendrán dos modalidades de pago: fraccionar sus pagos en cuatro cuotas o disponer de una línea de crédito de hasta 3.000 euros.

Esta financiación está disponible gracias al acuerdo con Cofidis España, otro outsider del sector bancario, que se ha hecho fuerte en la financiación de préstamos al consumo, con requisitos más flexibles que la banca tradicional, pero con intereses mucho más elevados.

Al completar su pedido en Amazon.es, los clientes podrán escoger entre dos opciones. Paga en 4, disponible para compras de entre 75 y 1.000 euros, esta opción permite fraccionar el pago de la compra en cuatro cuotas durante un periodo de 90 días, sin intereses, abonando una comisión de apertura de entre el 0% y el 2,5% del importe de su pedido.

Amazon recargas

La segunda opción es Credit line: una línea de crédito de hasta 3.000 euros a devolver en un máximo de 24 meses, con intereses competitivos y adaptados a los clientes. Los clientes recibirán una respuesta inmediata de Cofidis a su solicitud para importes inferiores a 1.000 euros; y en menos de 48 horas para aquellas compras que superen este importe.

Estas modalidades se anunciaron antes del verano, pero están disponibles desde este lunes 23 de septiembre  para compras en Amazon.es por un importe de entre 75 y 3.000 euros, exceptuando Cheques regalos de Amazon, compras de productos digitales (música, vídeos, libros de Kindle, descargas de juegos o aplicaciones), productos en preventa o productos sin stock.

Estamos hablando de un nuevo paso de Amazon para que sus clientes sustituyan sus servicios financieros. En noviembre del año pasado lanzó Amazon Recargas, un bono mediante el cual los clientes de la plataforma pueden comprar cualquier producto en Amazon sin necesidad de aportar una tarjeta de crédito o débito, el único medio de pago vigente hasta ese momento.

Del mismo modo, Amazon también eliminó la necesidad de tener una cuenta bancaria asociada a las cuentas de usuarios, otra de las condiciones vigentes para comprar. Con ello, la plataforma asestó a la banca el primer gran golpe, eliminando sus productos de la operación de compra en la plataforma.

Amazon PayCode

Desde hace años los bancos vienen mostrando su preocupación por la arremetida del gigante fundado por Jeff Bezos, que no oculta su interés de ingresar en el mercado del crédito y de las transacciones financieras. De hecho, la semana pasada la propia vicegobernadora del Banco de España Margarita Delgado, advirtió de "riesgos sistémicos" si Facebook o Amazon entran en el negocio bancario, sin la adecuada regulación.

Pero hay más. Amazon lleva varias semanas implementado (de momento no en España) Amazon PayCode centrado en el pago en efectivo. Para evitar el problema que crea en los consumidores estadounidenses no tener tarjetas de débito, tarjetas de crédito o posibilidad de pagos de pagos en línea como PayPal, Amazon y Western Union se han asociado con Amazon PayCode, que acaba de lanzarse en Estados Unidos, según informa el portal de noticias Money.

Este programa permite a los compradores comprar productos a través de Amazon utilizando un código QR que reciben después de seleccionar PayCode durante el pago. Luego, el comprador tiene 24 horas para llevar el código a su Western Union local y pagar el pedido en efectivo. Otro método que excluye a la banca de la acción tradicional de realizar una compra.