Imagen de la Junta General de Accionistas de Mediaset España del año 2019.

Imagen de la Junta General de Accionistas de Mediaset España del año 2019. Europa Press

Empresas

Mediaset España aprueba su fusión con Italia pese a las amenazas de bloqueo de Vivendi

La operación, que ha sido rechazada por el grupo francés, supondrá la creación de un holding con sede en Holanda, MediaForEurope.

Mediaset España ha aprobado este miércoles la operación de fusión por absorción con su matriz italiana Mediaset Spa para la creación del nuevo holding MFE (MediaForEurope NV), que fijará su sede en Holanda y que cotizará en las bolsas de Italia y España.

Así se ha acordado en la Junta General Extraordinaria de Accionistas de Mediaset España, que se ha celebrado al mediodía de este miércoles en la sede de la compañía en Madrid.

Esta reunión tuvo lugar después de que la Junta celebrada esta mañana en Italia haya avalado la operación, con el rechazo de la francesa Vivendi, que tiene derechos de voto por un valor de 9,99%, tras la transferencia de sus acciones restantes (19,19%) al fideicomiso Simon Fiduciari.

Los accionistas de Mediaset España también han dado luz verde a la segregación de la totalidad del patrimonio de la sociedad a favor de su filial GA Mediaset (paso previo a la fusión) y han autorizado al Consejo de Administración para la adquisición de acciones en autocartera de la sociedad en los términos previstos en la ley con poder expreso para aplicarlas a los programas retributivos y/o para su enajenación.

Durante su intervención en la Junta de Accionistas, el presidente de Mediaset España, Alejandro Echevarría, ha defendido que la operación "tiene todo el sentido" por constituir "una evolución lógica", así como "el cauce más seguro" para la expansión de la compañía.

La compañía ha informado de que, tras la fusión, la actividad operativa de las dos sociedades permanecerá en sus actuales localizaciones, así como sus sedes. Los impuestos se seguirán pagando de forma íntegra en Italia y en España según el caso. Igualmente ocurrirá con la producción y el empleo que continuarán de manera estable en cada país, lo que garantiza que no se producirá ninguna deslocalización.

Por su parte, la compañía ha destacado que MFE desarrollará un nuevo modelo operativo con el objetivo de "crear valor para futuros desafíos de expansión internacional, como el necesario desarrollo de una plataforma al nivel de los operadores globales y de toda la nueva tecnología para la publicidad del futuro".

El nuevo holding aprobará un programa de recompra de acciones propias por 270 millones de euros, distribuirá un dividendo de cerca de 100 millones de euros en el transcurso de 2019 y producirá ahorros por sinergias de costes de entre 100 y 110 millones de euros anuales que se conseguirán en 2023, lo que en conjunto supondrá una ventaja inmediata para todos los accionistas.

No habrá cambio alguno en la línea editorial de sus contenidos televisivos y multimedia, que serán las respectivas de cada país, tampoco se modificará la localización del personal productivo y administrativo, mientras que sí se buscarán sinergias en la gestión tecnológica, en la negociación de grandes contenidos y en los costes, según ha asegurado la compañía.