Un tripulante de cabina de Ryanair en una imagen de archivo.

Un tripulante de cabina de Ryanair en una imagen de archivo.

Empresas

Los tripulantes de cabina de Ryanair convocan 10 días de huelga por el cierre de las bases

El colectivo de Ryanair no tiene esperanzas de llegar a un entendimiento con la empresa, pero tratarán de alcanzar un acuerdo. 

Noticias relacionadas

Cuando Ryanair comunicó a los sindicatos el cierre de las bases de Gran Canaria, Tenerife Sur y, posiblemente, Girona, y los despidos que esto conllevaría, los tripulantes de cabina (TCP) anunciaron inmediatamente que llevarían a cabo movilizaciones. 

Ha pasado una semana desde ese anuncio y el colectivo ya ha fijado las fechas en las que irán a la huelga. Se trata de los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28 de septiembre

Los TCP de Ryanair no tienen "la más mínima esperanza de entendimiento", afirma el secretario de Organización de USO-Ryanair, Jairo Gonzálo, pero tratarán de llegar a un acuerdo con la empresa en los la cita para la mediación, la cual apuntan los sindicatos que recibirán en los próximos días. 

De no haber acuerdo, la huelga se convocará "de manera formal", añaden los sindicatos USO y Sitcpla en un comunicado. 

Cierre de bases

La semana pasada, Ryanair comunicó a los sindicatos USO y Sitcpla el cierre de las bases de Tenerife Sur y Gran Canaria el próximo 8 de enero y, posiblemente, Girona

Ryanair alega que este cierre de bases se debe al negativo panorama en el que se encontrará próximamente por la demora en la recepción de los aviones 737 Max de Boeing y los problemas derivados del alza en los costes y la bajada en las tarifas. 

Sin embargo, los tripulantes de cabina de la aerolínea consideran que los motivos expuestos por Ryanair son una excusa con la que simplemente busca amenazarles. Alegan que las bases de Canarias son muy rentables y que esta decisión no es más que "una medida de presión para ver si bajan las tasas aeroportuarias" y beneficiarse de ello, para seguir recibiendo subvenciones o para cargarse el grueso de la mesa negociadora, que está en Canarias y Girona. 

La compañía ha cerrado ya sus bases en Bremen, en Alemania, y Eindhoven, en Países Bajos, y ha reducido su flota estacionada en otras ciudades alemanas como Frankfurt y Düsseldorf. La operadora está en una escalada de reducción de costes que le ha llevado a plantear la salida de unas 900 personas entre tripulantes de cabina y pilotos.

Otras huelgas

Esta huelga se une a las otras muchas que diferentes colectivos de la empresa han convocado para los próximos días. La primera será la de los TCP en Portugal, que se llevará a cabo entre el 20 y el 25 de agosto. 

Además, en Irlanda y Reino Unido, los pilotos secundarán paros entre finales de agosto y principios de septiembre.