Imagen de la Bolsa de Buenos Aires, durante la jornada del lunes.

Imagen de la Bolsa de Buenos Aires, durante la jornada del lunes. EFE

Empresas

La caída del peso en Argentina hace temblar a las empresas españolas ante el riesgo de otra crisis

Telefónica, Dia, Naturgy, Santander y BBVA son las empresas con más intereses en el país sudamericano.

Noticias relacionadas

Argentina coquetea nuevamente con la crisis económica tras conocerse el resultado de las elecciones primarias del domingo en las que al actual presidente, Mauricio Macri, se complicó su reelección de cara al próximo 27 de octubre. Macri, el candidato preferido de los inversores y los mercados, quedó quince puntos por debajo de Alberto Fernández, el candidato populista que comparte lista con Cristina Fernández Kirchner.

Este segundo lugar agridulce de Macri generó terror en los mercados en una jornada en la que el Merval (el Ibex argentino) se desplomó un 38% y el peso perdió un 15% en relación al dólar. Todos los indicadores reflejan una huida de inversores tanto de la deuda como de la divisa de Argentina, una situación que incrementa el riesgo de default -impago de deudas- y acerca los temores de una profundización de la crisis económica. Una situación que ha hecho saltar las alarmas de las empresas españolas presentes en el país sudamericano.

Las fuentes consultadas por este diario indican que es pronto para hacer valoraciones, pero que efectivamente existe un riesgo si las cosas van a peor. De momento, las empresas monitorizan la situación en contacto directo con sus filiales a la espera de la evolución de los acontecimientos.

Telefónica, Dia, Naturgy, Santander y BBVA son las empresas españolas más expuestas, aunque Iberia, Air Europa, ACS y Abertis tienen intereses en Argentina. En un tercer nivel encontramos a Amadeus, CAF, Duro Felguera, Grifols, Gestamp, Prisa o Mapfre, que participan con negocios de menor volumen que las primeras.

Inflación y cotización del peso

El mayor riesgo para las empresas españolas está en la inflación y en la cotización del peso. En el caso del primer indicador, los precios en Argentina han crecido un 55,8% interanual y un 22,4% semestral hasta junio, una cifra considerada aceptable en el actual contexto de desaceleración, pero que puede ir a más si empeora la confianza y el mercado da por descontado que Macri no será reelegido.

Si los precios suben, todos los costes que deben pagar las empresas españolas presentes en Argentina pueden dispararse, al mismo tiempo que sus ventas pueden caer ante una escalada inflacionista, lo que puede reducir sus márgenes y recortar su rentabilidad.

En el caso de la devaluación del peso, el impacto es aún mayor. El lunes perdió un 15% en relación al dólar, el segundo peor dato desde la caída del 35% en 2015, pero la creciente inestabilidad económica puede hundir aún más estas cifras. Las empresas españolas cobran en pesos por su actividad en el país, pero al repatriar sus beneficios deben convertirlos en euros, asumiendo una fuerte corrección en sus mercados locales y en sus cuentas finales que deben ser elaboradas en la moneda europea.

Impacto en Telefónica y Dia  

Telefónica compite en el podio de las operadoras de telecomunicaciones más importantes del país junto con Claro y Telecom y rivaliza con Clarín en el mercado de la televisión de pago. Entre enero y junio de este año, la operadora facturó 1.214 millones de euros en el país, menos del 5% del total que ingresó en este periodo en todo el mundo (24.121 millones).

Un desplome del 16% influenciado principalmente por la caída del peso, que contrasta con el crecimiento orgánico del 44%. Una mejora que se produjo principalmente por el aumento de los servicios a los clientes, además de los menores niveles de inflación. En España la cotización de Telefónica cerró el lunes en los 6,25 euros, un 1,43 % menos que a cierre del viernes.

También Dia debe mirar de cerca lo que está ocurriendo. Supone el 15% de sus ventas brutas bajo enseña, según los datos del primer trimestre de 2019. Un país en el que lleva presente desde hace más de 20 años y donde la cadena de supermercados llevó a cabo una fuerte campaña de inversión para mejorar sus tiendas, en línea con el proyecto llevado a cabo en Brasil.

En los primeros tres meses de este año facturaron 303 millones en el país, con un desplome del 46%, pero un 1,1% quitando el efecto cambiario. El país finalizó marzo de 2019 con 950 tiendas, 29 menos que a finales de 2018, contabilizando dos aperturas y 31 cierres. La tienda de supermercados cerró el lunes con un crecimiento de 0,10% hasta los 49 céntimos en la Bolsa de Madrid.

Naturgy, Santanter y BBVA

Naturgy también tiene presencia. En el primer semestre de 2019 generó 308 millones de euros, una leve caída respecto de los 321 millones del mismo periodo del año anterior. No obstante, es el país con menores ingresos de la región Latam Zona Sur, superada por los 881 millones de Brasil y los 1.528 millones de Chile. En total, la compañía factura a nivel global 8.901 millones de euros.

En este semestre, Naturgy firmó un acuerdo para vender activos de transmisión de electricidad en Chile, al tiempo que ha acordado un intercambio de activos en Argentina para centrarse en el negocio de gas y en posiciones de control industrial.

El beneficio de Santander en Argentina fue de 73 millones en el primer semestre de 2019, una cantidad muy pequeña (el 1% del negocio) frente a los 4.045 millones que generó en todo el mundo. Pese a que se produjo una caída en relación a los 136 millones de beneficio del mismo periodo del año pasado, a euros constantes el movimiento fue nulo.

En el caso del BBVA, su resultado en Argentina durante el primer semestre se situó en 110 millones de euros, frente a los 122 millones del año pasado. “Esta evolución positiva fue parcialmente contrarrestada por mayores gastos de explotación muy influidos por los altos niveles de inflación y mayor necesidad por deterioro de activos financieros debido a la situación macroeconómica del país”, indicaba el banco en su informe semestral.