El expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.

El expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.

Empresas

Dimas Gimeno pierde su batalla judicial contra el exdirector de seguridad de El Corte Inglés

La Audiencia Provincial archiva el caso y asegura que la querella pudo ser "inadmitida a trámite" por falta de pruebas. 

Noticias relacionadas

Revés judicial para Dimas Gimeno. El expresidente de El Corte Inglés ha visto cómo la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado (y archivado) su querella contra el exdirector de seguridad de El Corte Inglés, Juan Carlos Fernández Cernuda; Clara María Concepción Hidalgo (madre de Fernández Cernuda) y su socio Joaquín Domingo Martorell. Les acusaba de un presunto delito societario, corrupción en los negocios y de administración desleal. 

Se trata de una querella presentada por Dimas Gimeno tras su abrupta salida de El Corte Inglés, que estaba fundamentada en un anónimo recibido durante su etapa de presidente de los grandes almacenes. Esos documentos denunciaban supuestas irregularidades en los contratos firmados entre los grandes almacenes y Mega 2 Seguridad, empresa que se ocupaba de la vigilancia del grupo y que pertenecía a Fernández-Cernuda y Martorell bajo la presidencia de la madre del primero. 

En el auto, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, los magistrados consideran que “no se justifica la apertura de un proceso penal [...] por si los hechos pudiesen ser constitutivos de delito [...] sin aportar un indicio objetivo de su realidad de conocimiento por el querellante”. No sólo eso, es que aseguran que Gimeno busca “sustentar” la querella en una denuncia anónima que “debió exigir una mínima confirmación objetiva” antes de llevarla a los tribunales. 

Gimeno conocía los hechos

Recuerdan, además, que dado que Gimeno tuvo conocimiento de los hechos siendo presidente de El Corte Inglés podía “disponer investigaciones suficientes y oportunas” para haber contrastado los hechos; algo que no hizo. Los magistrados apuntan también que ese escrito anónimo llega a manos del expresidente de El Corte Inglés “en el contexto de una colisión de intereses en el Consejo, donde el querellante perdió apoyo y resultó desplazado de sus funciones” en octubre de 2017 y “removido de la condición de Presidente” en junio de 2018.

Las irregularidades en el área de seguridad de El Corte Inglés, así como los sobrecostes detectados, fueron uno de los grandes caballos de batalla en los últimos meses de la presidencia de Gimeno y que trasladó a su querella. Todo meras “hipótesis o conjeturas” basadas en el anónimo recibido “y la opacidad” que encontró en torno a este tema dentro del consejo de El Corte Inglés, dice el auto. 

Los magistrados echan en falta “términos comparativos de mercado” que demuestren los sobrecostes. Tampoco encuentran problemas en que El Corte Inglés llegara a un acuerdo extrajudicial para solventar su posible responsabilidad civil por el incendio del edificio Windsor, en el que involucró a distintas empresas de seguridad. “Evitó un procedimiento de resultado incierto”, dice el auto, algo que viene corroborado “por la auditoría interna practicada y por la externa hecha por BDO”. 

Hubo una investigación

El auto señala también que los anónimos se hicieron llegar a Juan Ignacio Lamata, el responsable de cumplimiento de El Corte Inglés, y que “comunicó que no procedía una investigación conforme al código ético”. ¿El motivo? Que las vinculaciones familiares entre Fernández Cernuda y Mega 2 Seguridad “eran conocidas por Isidoro Álvarez”, expresidente de los grandes almacenes. 

Aún hay más porque, según consta en el auto, los  hechos denunciados fueron investigados por la asesoría jurídica de los grandes almacenes, y el propio Gimeno remitió la información al secretario del Consejo y al presidente de la comisión de auditoría. 

Se desmonta, por tanto, una de las grandes quejas de Gimeno en la recta final de su presidencia en El Corte Inglés: que nadie dentro de la casa quería investigar las irregularidades y los sobrecostes del área de seguridad. 

La demanda pudo ser inadmitida 

Concluyen los magistrados que “la circunstancia de no haber recibido una respuesta acomodada a su personal e interesada interpretación de los hechos no puede confundirse sin más con la opacidad o el ocultamiento”. De hecho aseguran que “la Sala considera que se ha practicado una investigación suficiente” sin haber “logrado corroborar” las sospechas enunciadas en una querella que “bien pudo ser inadmitida a trámite”. 

Todo un revés judicial para el expresidente de El Corte Inglés, ya que el auto de la Audiencia Provincial es la contestación al recurso de Gimeno al sobreseimiento de la causa en las dos instancias anteriores. Ahora ya no tendrá opción a recurso y ha sido condenado a pagar las costas.

Se trata de la segunda victoria judicial del entorno de El Corte Inglés sobre la familia de Dimas Gimeno. Tal y como adelantó EL ESPAÑOL, también se ha desestimado la demanda que presentó María Antonia Álvarez (madre de Gimeno) para solicitar que se anulara la adopción por parte de Isidoro Álvarez de sus dos hijas: Marta y Cristina.