Facebook quiere que las transferencias de dinero sean más ágiles y económicas.

Facebook quiere que las transferencias de dinero sean más ágiles y económicas.

Empresas Facebook

Libra, la criptomoneda de Facebook, o el reto de poner punto final al efectivo

OBSERVATORIO DIGITAL. Facebook deberá vigilar el blanqueo de capitales si quiere que Libra tenga éxito.

Facebook quiere que Libra llegue a donde ni siquiera han llegado los bancos. El 31% de la población mundial no tiene una cuenta bancaria, según un estudio del Banco Mundial. Otro de los objetivos de la red social es que las transacciones económicas entre países puedan ser más rápidas y también más baratas.

Es uno de los propósitos de la criptomoneda, reducir la cifra de transacciones hechas con dinero en efectivo en el mundo, que actualmente representan el 85% del total. Para ello, Facebook ha tenido que desarrollar una divisa que se pueda usar fuera de su ecosistema. “Para los sistemas de pago, la masa crítica es fundamental”, apunta Félix Moreno de la Cova, economista, en declaraciones a EL ESPAÑOL.

De hecho, la red social hizo su primera inmersión en el mundo de los pagos con Facebook Credits, una iniciativa que no tuvo el éxito esperado y que se limitaba al universo de la red social. Ahora, sin embargo, Libra abre sus puertas y tiene como objetivo ser una herramienta para pagar servicios o facturas externos a WhatsApp o Facebook.

Ante Libra, el ecosistema empresarial tiene dos opciones: correr la carrera del blockchain y los pagos por su cuenta o sumarse al equipo de Libra, como han hecho Spotify, Uber o Visa. “Vodafone está dentro de la Asociación Libra. Telefónica en España cuenta con un laboratorio de blockchain. No tengo absolutamente ninguna duda de que todas las empresas están empezando a mirar esto y es una carrera”, comenta el economista.

Las empresas pueden ser algo reticentes a apostar por la criptomoneda de un competidor. De hecho, ninguna de las FAANG (acrónimo de Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) se ha unido a la iniciativa del equipo de Mark Zuckerberg. Sí lo han hecho otras empresas, y es que según el experto, Facebook ha apostado por la “igualdad y la transparencia y han creado una asociación independiente”. Un aspecto que puede dar cierta confianza a otras empresas.

¿'Tokenizar' la economía?

Para Félix Moreno de la Cova, no es que se vaya a tokenizar la economía, “tus euros en el banco ya son digitales en un 99%”, explica, si no que “las entidades financieras tendrán que crear monedas ligadas a la divisa tradicional que ya usen”. De hecho, señala que a los bancos, el hecho de que “esos euros digitales sean un token o un apunte en cuenta, les da igual” pero que lo difícil va a ser “ponerse de acuerdo”.

“Si quieres que algo se use en muchas partes de la economía, tiene que ser algo que acepte todo el mundo, y usar un token que esté respaldado por euros en el banco es lo mejor”, describe Moreno de la Cova. No es de extrañar entonces que antes del lanzamiento de Libra, Mark Zuckerberg se reuniera con los gemelos Winklevoss, creadores de una criptomoneda que sigue la normativa bancaria de Nueva York y está respaldada por el dólar estadounidense.

El economista considera que para “Amazon sería particularmente fácil” entrar en el sector de las criptodivisas y los pagos. ¿El motivo? “sus tarjetas regalo circulan con bastante libertad y sería fácil modificarlas para que haya un registro público como en el caso de las criptomonedas”. La compañía que dirige Jeff Bezos ya tiene su propia plataforma de pagos, por lo que no sería un paso demasiado desviado de la estrategia del gigante del comercio electrónico.

Regulación y bitcoins

El respaldo de empresas de varios sectores, la transparencia al publicar su whitepaper o su vinculación a divisas tradicionales no va a ser suficiente para el éxito de Libra. Félix Moreno de la Cova cree que aunque Facebook “ha hecho un esfuerzo para ponerse al día en el tema de los pagos, se van a encontrar con unos tremendos escollos regulatorios que les van a retrasar bastante”.

El economista apunta al hecho de “conocer al cliente y la prevención del blanqueo de capitales” como los mayores retos de Libra. Dos aspectos que el bitcoin ya tiene superados y que cuenta con “100 millones de usuarios en todo el mundo. Posiblemente cuando Facebook lance Libra, bitcoin ya tenga 200 millones de usuarios”.

Libra no ha llegado el primero a esta carrera y debe demostrar al resto de compañías sus bondades para que estas confíen en la criptomoneda de Facebook.