Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Cómo Facebook quiere pasar de ser una red social a una plataforma de servicios gracias a Libra

La voluntad de la red social pasa por convertir a Libra en un medio de pago independiente.

Facebook entrará el próximo año en el mundo de las criptomonedas. Esta semana la red social ha presentado Libra, su moneda digital que convertirá a la tecnológica en una plataforma de servicios más poderosa de lo que ya lo es hoy en día.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, se ha metido en el bolsillo a empresas de todos los sectores. Booking, Uber, Visa y una larga lista de corporaciones, no sólo participan en la financiación de Libra, si no que formarán parte de la Asociación Libra, el comité, aparentemente independiente de Facebook, que velará y tomará decisiones con respecto a la criptomoneda.

Después de los escándalos de privacidad que ha vivido en los últimos tiempos, Facebook ha hecho un esfuerzo comunicativo extra en explicar que la privacidad y la seguridad serán fundamentales en el desarrollo de Libra. De hecho, señalan que "Calibra no compartirá información de la cuenta o datos financieros con Facebook o con ningún tercero sin consentimiento".

Sin embargo, esa frase deja la puerta abierta a un pliego de Términos y Condiciones en el que el consentimiento no se especifique de forma clara. No sería la primera vez que Facebook abre los datos de sus usuarios a aplicaciones de terceros. En diciembre del pasado año, la red social dio acceso a todas las fotos de Facebook  a terceros, y no solo a aquellas compartidas en el muro. Se trató de un fallo de seguridad que afectó a 7 millones de usuarios.

Transacciones económicas

Con Calibra, el monedero digital para la criptomoneda, Facebook tendrá registradas, aunque aseguran que de forma anonimizada, las transacciones económicas que sus usuarios realicen. Y no solo eso, si no que Libra podrá ser utilizado de forma independiente fuera de la red social, por lo que sería lógico que las empresas que están apoyando esta aventura la utilicen también.

¿Reservar un hotel pagando con Libra en Booking? ¿Renovar la suscripción a Spotify Premium con Libra? ¿Reservar un viaje con Uber? La nueva criptodivisa de Facebook permitirá tokenizar servicios que de momento son totalmente independientes a la red social.

Esto puede llevar a que además de ponernos cara -a través de nuestras imágenes-, saber qué noticias nos interesan -por lo que compartimos-, o cuáles son nuestros restaurantes favoritos -por nuestros ‘me gusta-, Facebook también pueda saber en qué nos gastamos el dinero.

Clement Thibault, analista de Investing.com, explica que “Facebook espera llegar a miles de millones de potenciales usuarios que tendrían que registrarse en la cartera de criptomonedas Calibra. Además, esto también permitiría al gigante de las redes sociales comercializar una gran variedad de nuevos servicios financieros y, tal vez lo más importante, recoger más datos aún de los usuarios”.

Llegar más lejos

En definitiva, Facebook quiere ofrecer más servicios que le permitan llegar a mayor número de usuarios. De hecho, uno de los mensajes que se ha utilizado en el lanzamiento de Libra es el de “llegar donde los bancos no llegan” y es que pretenden que personas que no tienen una cuenta bancaria, puedan operar a través de Libra.

En este sentido, la criptomoneda de Facebook deberá seguir unas normas que todavía están por establecer.  

"No podemos dar una opinión a priori, pero simultáneamente los supervisores, y no solamente en Europa, establecerán unas condiciones regulatorias que tendrán que ser tan elevadas como las que existen para otros sistemas de pago", ha sentenciado el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, este jueves.