Trenes del AVE, en una imagen de archivo.

Trenes del AVE, en una imagen de archivo.

Empresas

El aluvión de solicitudes obliga a Adif a ampliar el plazo para participar en la liberalización ferroviaria

El administrador de infraestructuras ferroviarias pasa la fecha límite del 31 de julio al 31 de octubre.

Noticias relacionadas

El interés por la liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril en España ha superado las previsiones más optimistas. Tanto es así que el gran atractivo despertado en el sector va a obligar a Adif a ampliar los plazos previstos del proceso. Según ha podido saber EL ESPAÑOL el administrador de infraestructuras ferroviarias va a ampliar el plazo para presentar solicitudes de participación en la liberalización ferroviaria del 31 de julio fijado anteriormente al 31 de octubre.

Estos tres meses adicionales han sido muy bien acogidos por las compañías involucradas ya que, según apuntan desde el sector, van a permitir llegar a todos los participantes más preparados y, del mismo modo, con un nivel de certidumbre mayor que el actual. 

Entre las compañías que han presentado alegaciones al plan de Adif están Ilsa, consocio conformado por Acciona y los accionistas de referencia de Air Nostrum; SNCF, el operador público francés; Deutsche Bahn, a través de su filial Arriva; NTV, operador privado italiano; Talgo o Alsa entre otras.

El próximo paso lo debe dar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El organismo tiene que presentar en pocos días sus recomendaciones y comentarios al plan inicial de Adif. Un documento que va a respaldar el grueso del plan y que va a añadir elementos básicos compartidos por muchas de las empresas que han prestado alegaciones.

Adif ha preparado un modelo de liberalización que repartía en tres lotes el nuevo mercado. El primer paquete comprende un nivel de operación muy profundo, similar al de la actual Renfe. El segundo lote define un segundo operador que contaría con un 30% de la capacidad de la actual operadora ferroviaria. Por último, el tercer paquete estaría más identificado con un producto con un nivel de frecuencias más adecuadas para una oferta low cost.

Lo asignado en estos lotes representa un 70% de la capacidad total de las infraestructuras ferroviarias. Según el plan actual de Adif, el porcentaje restante se dedicará a acuerdos anuales que terminarán de perfilar la oferta ferroviaria española.

A la hora de elegir las empresas que se harán con cada uno de los paquetes, Adif recalcó que elegiría "al candidato que objetivamente solicite el mayor número de días los surcos propuestos, será el adjudicatario de la capacidad de un paquete"

Además del optimismo generado por el gran número de empresas interesadas, en Adif han recibido otra buena noticia. Una delegación del administrador ferroviario ha recibido la felicitación desde Bruselas por cómo se está desarrollando el proceso e, incluso, se sopesa la posibilidad de poner a España como modelo de liberalización ferroviaria de cara a otros países.

Consorcio configurado antes del 31 de julio

Pero no solamente se está cerrando el calendario de cara a la presentación de propuestas a Adif. En las próximas semanas concluirán las negociaciones entre Ilsa, consorcio actualmente formado por Acciona y los socios de referencia de Air Nostrum, y el operador ferroviario que complete el grupo.

Actualmente las negociaciones siguen abiertas tanto con la SNCF como con Trenitalia. En este sentido el operador francés ha seguido manteniendo reuniones con otros interesados al margen de Ilsa como ya adelantó Rachel Picard, CEO de Voyage SNCF, en su último encuentro con periodistas españoles.

Una de las últimas reuniones fue con Globalia. Un encuentro de toma de posiciones en el que la compañía francesa quiso calibrar el potencial apetito ferroviario que tenía el gigante turístico español

Por su parte, el operador italiano Trenitalia sigue apostando fuerte por cortejar a Ilsa poniendo encima de la mesa trenes de última generación. Concretamente el modelo Zefiro de Bombardier. Uno de los trenes de alta velocidad más avanzados del mundo capaz de alcanzar los 350 kilómetros por hora y que Trenitalia actualmente utiliza para unir Roma y Milán.

Así las cosas, la liberalización ferroviaria tiene nuevo calendario. Uno con dos fechas señaladas en rojo: Por un lado, el 31 de julio como fecha límite para la configuración definitiva del principal consorcio que optará a competir con Renfe. Por otro, el 31 de octubre como día para que todos los interesados presenten sus ofertas. Trabajo no va a faltar a los consultores del sector durante los próximos meses.