Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la junta general de accionistas de 2019.

Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la junta general de accionistas de 2019.

Empresas

ACS suma y sigue en EEUU: se adjudica una obra en Texas por 282 millones

El proyecto consistirá en la construcción de cuatro ramales directos de doble carril entre varias autopistas estadounidenses.

Noticias relacionadas

Continúa el idilio entre ACS y los Estados Unidos. El Departamento de Transporte de Texas ha adjudicado a la compañía presidida por Florentino Pérez, a través de sus filiales Dragados USA y Pulice Construction, el diseño, construcción y mantenimiento durante 15 años del proyecto del intercambiador de autopistas I2-I69C por 282 millones de euros.

El proyecto está en el Condado de Hidalgo (Texas) y consistirá en la construcción de cuatro ramales directos de doble carril entre las autopistas interestatales I2 e I69C. La obra contempla la demolición de los cuatro ramales existentes de una sola vía y la construcción de nuevos carriles, rampas y vías de aproximación que ofrecerán más capacidad y mejoras operativas.

Los trabajos incluirán la reconstrucción completa de los carriles principales en una sección de la I2, aumentando la capacidad de seis a ocho; se ensanchará y repavimentará la I2 y la I69C y también se repavimentará las vías de acceso adyacentes al intercambiador I2-I69C.

La nueva infraestructura tiene por objetivo "reducir la congestión, mejorará la movilidad del tráfico y optimizará la operatividad de las rampas lo que mejorará las condiciones de las vías para los usuarios de las autopistas I2 e I69C" según ha explicado la compañía en un comunicado.

Las soluciones técnicas aportadas por Dragados y Pulice pretenden minimizar el impacto durante la construcción y permitirán la apertura anticipada de partes del proyecto, algo de lo que se beneficiaran a las comunidades locales de McAllen y Pharr y al área del Valle del Río Grande.

El intercambiador I2-I69C será el noveno proyecto en curso realizado entre Dragados y Pulice Construction en el estado de Texas. Una adjudicación que consolida la expansión de ACS en uno de sus mercados estratégicos como es Norteamérica.