Una de las tiendas de Digi en Madrid, en una imagen de archivo.

Una de las tiendas de Digi en Madrid, en una imagen de archivo.

Empresas

Digi roza el millón y medio de clientes después de su mejor trimestre en España

La operadora rumana alcanzó 150.000 nuevas líneas móviles entre enero y marzo y tiene ya 19.000 clientes de fibra.

Noticias relacionadas

La evolución de la operadora rumana Digi en España sigue siendo una historia de éxito. De mucho éxito. El operador alcanzó 150.000 nuevas altas en el primer trimestre del año, en su mejor dato trimestral de su historia, lo que le sitúa ya con 1.496.000 abonados, casi millón y medio y un 49,6% más que al cierre de marzo de 2018.

La compañía registró un fuerte incremento de las portabilidades hasta 89.000, un 73% más que en el mismo periodo del año precedente. La facturación en España alcanzó los 40,7 millones entre enero y marzo, frente a los 27,1 millones del mismo periodo del año anterior.

Digi cuenta ya con 4.200 puntos de venta. La compañía ha subrayado que más clientes han contratado fibra y móvil, un servicio que en febrero y marzo ha ampliado a fuera de la Comunidad de Madrid y trasladado a Guadalajara, Almería, Castellón y Zaragoza. La compañía tiene ya más de 19.000 clientes de fibra. 

La empresa, que inició su actividad en 2008, tiene ya 495 empleados, 295 más que el año pasado. El grupo, que da servicios utilizando las redes de Telefónica, prevé desplegar fibra óptica propia en barrios seleccionados de Madrid durante este año 2019. Con ello, pondrá en marcha su primera expansión de red en una década y una de las primeras de un operador móvil virtual en España. Digi ya ha encargado a un proveedor tecnológico de primer nivel que elabore el proyecto de despliegue de red para ponerlo en marcha en los próximos meses

Despliegue en barrios de Madrid

El objetivo es llegar con red propia a determinados barrios de Madrid donde hay mayor número de población inmigrante -y de ciudadanos de origen rumano- uno de sus públicos objetivos más fieles. Es decir, distritos como Fuencarral-El Pardo, Latina, Carabanchel, Villaverde, Puente y Villa de Vallecas, Vicálvaro, Moratalaz, Ciudad Lineal, San Blas y Barajas.

Con ello, comienzan un despliegue que a medio plazo debería ser más rentable y que implica mantener la red de Telefónica para ir creciendo en otras ciudades fuera de Madrid. Una estrategia de expansión paulatina y con la que se apuesta por generar valor a los servicios que entregan a sus clientes.