Logo de AgeID

Logo de AgeID

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

AgeID, la fórmula de los gigantes del porno en Reino Unido para evitar el acceso de menores

OBSERVATORIO DIGITAL. En julio entrará en vigor una nueva normativa en el país que obliga a la verificación de la edad para consumir contenidos pornográficos.

El próximo 15 de julio entrarán en vigor los controles de edad para el consumo de pornografía de la Ley de Economía Digital del Reino Unido. Esta norma obligará, a partir de entonces, a que los usuarios que quieran ver contenidos pornográficos en las islas británicas deban verificar que son mayores de edad a través de un documento de identificación.

Son las páginas web que ofrecen este tipo de contenidos quienes deben implementar un sistema que permita esa verificación. De lo contrario, se enfrentan a multas de hasta 250.000 libras (289.000 euros) o de hasta el 5% de su facturación e incluso al bloqueo de la página.

Plataformas como Pornhub o YouPorn son conscientes del riesgo que supone para su negocio, por eso, la compañía que agrupa a estas dos páginas, MindGeek, ha creado AgeID. Se trata de un sistema gratuito para los usuarios que sirve para verificar la edad de estos. 

A través de su página web, los usuarios deben identificarse con su cuenta de correo electrónico y elegir qué método de verificación de edad van a usar: carné de conducir, pasaporte, tarjeta de crédito o un SMS. AgeID cuenta con proveedores externos que verifican esos documentos y que dan luz verde o roja a la plataforma. Si se recibe el ‘ok’ el usuario puede acceder a páginas web como Pornhub o YouPorn iniciando sesión en AgeID.

Páginas afectadas

Según la normativa británica, las páginas que deben implementar estos controles de acceso para menores de 18 años son aquellas que “ofrecen material pornográfico en internet a personas en Reino Unido con un fin comercial”. Esta definición incluye a las páginas que ofrecen algunos contenidos de forma gratuita y otros a través de pago, y también afecta a las páginas que funcionan con métodos de suscripción.

Sin embargo, las reglas que entrarán en vigor en julio no afectan a las páginas de contenidos pornográficos gratuitos. No obstante, el regulador británico advierte que puede solicitar a estas páginas que retiren el contenido.

Privacidad en tiempos de filtraciones

La entrada en vigor de la verificación de la mayoría de edad ha puesto sobre la mesa el debate sobre la privacidad. Las filtraciones de datos son cada vez más comunes, un claro ejemplo es Facebook o el escándalo de la web de citas Ashley Madison

En esta línea, Jim Killock, director ejecutivo de Open Rights Group - una ONG que defiende los derechos digitales - apunta que “el Gobierno tiene que obligar a las empresas a reforzar sus estándares de privacidad”. “Las filtraciones de datos pueden ser desastrosas. Y serán culpa del propio gobierno”, añade Killock.

“El Gobierno debe dar forma y legislar para la privacidad antes de que la gente sea expuesta, sus carreras destrozadas o suicidios provocados”, critica la ONG.