Bernard Arnault (LMVH) y François Pinault (Kering).

Bernard Arnault (LMVH) y François Pinault (Kering).

Empresas CATÁSTROFE EN PARÍS

El BCE se suma a las grandes fortunas francesas para levantar Notre Dame

Grandes grupos empresariales anuncian donaciones para tratar de recuperar la histórica catedral cuanto antes. Superan ya los 600 millones de euros.

Noticias relacionadas

No han pasado ni 24 horas desde que la emblemática catedral de Notre Dame de París comenzara a arder. Una tragedia que no solo ha encogido a parisinos y franceses, sino que en las últimas horas ha mantenido en vilo a gran parte del mundo, que esperaba la llegada del anuncio del incendio controlado.

Después de que los bomberos hayan confirmado que la estructura del edificio, con 850 años de historia, podría ser salvada, han sido muchas las grandes fortunas francesas y empresas que han confirmado donaciones para poder reconstruir la joya gótica cuanto antes. En total, se habla ya de una recaudación de más de 600 millones de euros.

Una iniciativa a la que se ha sumado también el Banco Central Europeo (BCE)que realizará una "contribución financiera" a las labores de reconstrucción de la catedral. "Nos sentimos alentados por la iniciativa de restaurar y reconstruir este monumento. El BCE hará una contribución financiera a la restauración", ha indicado la entidad presidida por Mario Draghi, que no ha especificado el importe de la donación.

Así, la entidad ha insistido en que se "solidariza" con los ciudadanos de Francia y de todo el mundo tras el incendio del edificio. "La historia y la cultura europeas nos recuerdan los valores que compartimos", ha añadido.

También el CEO de Apple, Tim Cook, ha anunciado que donarán -cantidad sin determinar- para ayudar a resturar "la valiosa herencia de Notre Dame para generaciones futuras".

El BCE y Apple se suman así a los anuncios de donaciones que desde primera hora de este martes venían sucediendo. En este sentido, el magnate francés François-Henri Pinault y su padre, dueños del conglomerado de marcas de lujo Kering (que agrupa enseñas como Yves Saint Laurent o Gucci), donarán 100 millones de euros para la renovación de la catedral de Notre Dame. 

"Esta tragedia golpeó a todos los franceses y a todos quienes están vinculados a los valores espirituales. Frente a un drama como este, todo el mundo desea volver a dar vida a esta joya de nuestro patrimonio", indicó el magnate.

Por su parte, también el grupo empresarial Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), propiedad de Bernard Arnault, ha anunciado la donación de un total de 200 millones de euros para las labores de reconstrucción del edificio.

En un comunicado dado a conocer a través de redes sociales, LMVH anunciaba la donación para volver a levantar la catedral, "que forma parte de la historia de Francia", explicaba el grupo. Además, insistía en que pone a disposición del país todos sus recursos, creativos, arquitectónicos y financieros, para ayudar "por un lado, con el trabajo de reconstrucción, y, por otro, con la recaudación de fondos".

Por otro lado, la familia Bettencourt Meyers y el grupo L'Oreal han anunciado la donación de 200 millones de euros; la mitad de esta cantidad procede de la fundación constituida por esta familia.

A la vista de la rápida reacción de las grandes fortunas francesas, tampoco se descarta que puedan pronunciarse en las próximas horas los hermanos Alain y Gérard Wertheimer, propietarios de Chanel o la familia Hermés.

Avanzada esta mañana de martes, Capgemini, primera corporación multinacional francesa de servicios de consultoría tecnológica, ha anunciado que va a donar un millón de euros para la reconstrucción."Nos sentimos conmocionados por este terrible incendio. Como compañía internacional nacida en Francia, queremos solidarizarnos con el esfuerzo para reconstruir esta obra maestra, patrimonio de la humanidad", ha afirmado el presidente y CEO de Grupo Capgemini a nivel mundial, Paul Hermelin.

Por otro lado,  el consejero delegado de la petrolera francesa Total, Patrick Pouyanné, ha anunciado que la compañía ha realizado una donación especial de 100 millones de euros al fondo para la reconstrucción de la catedral parisina.

Una reunión internacional de donantes

Estos grandes grupos no serán los únicos que prevén arrimar el hombro para devolver la vida a la catedral de Notre Dame. En este sentido, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha confirmado este martes que va a proponer la organización de una conferencia internacional de donantes para recaudar los fondos necesarios para la restauración. "Estoy dispuesta a darles la bienvenida en el Ayuntamiento", ha dicho.

"La historia de nuestro país está vinculada a la catedral", ha insistido Hidalgo, que ha anunciado que el Fondo de París que creó el Consistorio en 2015 "también se movilizará y contribuirá a esta renovación". El Ayuntamiento ha desbloqueado ya 50 millones de euros.