Placas fotovoltaicas instaladas en un hogar, en una imagen de archivo.

Placas fotovoltaicas instaladas en un hogar, en una imagen de archivo.

Empresas ENERGÍA

Las eléctricas, satisfechas con el decreto de autoconsumo: buscan captar nuevos clientes

Aprovechando el interés creciente por el tema, las compañías estudian expandir su negocio de autoconsumo.

Noticias relacionadas

Descuentos en la factura de la luz, trámites más sencillos... el nuevo decreto de autoconsumo, aprobado el pasado viernes, está despertando el interés de potenciales clientes que buscan ser informados sobre qué y cuánto supone instalar placas solares en casa.

Potenciales clientes a los que, evidentemente, las eléctricas no quieren quitar ojo. Aunque llevan años trabajando en este segmento, todas las compañías tratan ahora de ahondar en él y buscar el modo de captar nuevos clientes por esta vía. 

"Ahora que se han quitado las trabas, prevemos seguir trabajando en este segmento", cuentan fuentes de Naturgy a este periódico. De momento, la eléctrica que dirige Francisco Reynés trabaja con una solución de autoconsumo que engloba la instalación, mantenimiento y financiación a través de una "tarifa especial". No obstante, el nuevo decreto abre nuevos horizontes. Tanto es así que la compañía ya está trabajando en una herramienta para que el usuario sepa si compensa o no la instalación de placas y cuándo se amortizaría la inversión.

Iberdrola, por su parte, también trabaja con Smart Solar, una solución integral para la generación y consumo de la energía fotovoltaica. El servicio de la compañía que preside Ignacio Sánchez-Galán incluye el diseño a medida, el montaje y la tramitación administrativa completa de una instalación solar fotovoltaica, asesoramiento sobre el seguro, el mantenimiento, la monitorización a través de herramientas web y financiación ("se cuenta con acuerdos con entidades financieras para facilitar su acceso y financiación", explican a este periódico fuentes de la eléctrica).

Ahorro en la factura... con todas las comercializadoras

En el segmento residencial, ejemplifican desde la eléctrica vasca, una de las instalaciones más comunes es la de 3 kW para una vivienda. Se trata, en concreto, de una solución integrada por 10 paneles, que ocupa una superficie aproximada de 20 metros cuadrados en el tejado de la casa.

"La instalación puede producir una cantidad anual de energía de 4.950 kWh y la vivienda podrá beneficiarse de la parte que autoconsuma de la generación de las placas. Si la vivienda dispone de baterías, el grado de aprovechamiento de esta energía será mucho mayor", cuentan, y calculan: "Los ahorros pueden alcanzar hasta un 70% de la factura anual si dispone de baterías y de hasta un 40% si no se dispone de ellas". En otros casos, como en instalaciones mayores para empresas, se pueden registrar ahorros del 20-25%, según la compañía.

También Endesa juega en esta liga. La eléctrica que dirige José Bogas asegura: "Ahora mismo, el cliente nos dice dónde vive y las características de su vivienda y en menos de 24 horas tiene una presupuesto", cuentan fuentes de la compañía, "satisfecha" con el nuevo decreto. 

Pero no solo las grandes compañías quieren aprovechar el momento que vive el autoconsumo. La norma que ha aprobado este viernes el Ejecutivo deja abierta la puerta a que todas las comercializadoras puedan ofrecer servicios de autoconsumo renovable.

Así, según explicó el ministerio que preside Teresa Ribera, la CNMC supervisará la evolución del mercado y, en caso de que surjan problemas de competencia, podrá proponer al Gobierno el establecimiento de restricciones a determinadas compañías. "Todas las empresas comercializadoras, grandes, pequeñas y medianas, deben poder participar en el mercado en igualdad de condiciones", dicen desde el ministerio.

Un mercado donde Holaluz también tiene sus cartas preparadas. "Estábamos esperando como agua de mayo este desarrollo normativo que nos permite dar pasos sobre todo en el hecho de apoyar más el autoconsumo compartido", cuenta a este periódico la cofundadora y presidenta ejecutiva de la compañía, Carlota Pi, que asegura que, tras la publicación del decreto, se está multiplicando el interés por instalar placas solares.

"Vamos a trabajar en ampliar el volumen de este mercado. En España hay 1,7 millones de casas unifamiliares susceptibles de instalar placas. Después, está el paso de autoconsumo compartido, por lo que hablamos ya de 20 millones de hogares", dice Pi.

Desde la comercializadora independiente celebran, así, la aprobación del nuevo decreto. "Necesitábamos un marco regulatorio que permitiera avanzar a los ciudadanos en la generación de su propia energía", explican.

No obstante, no es oro todo lo que reluce. Fuentes del sector alertan de la necesaria inversión en redes que garantice un vertido a la red correcto, por un lado; y del coste alto de la instalación por hogar, por otro, que se amortiza además en varios años. Todo un desafío para eléctricas, consumidores y Ejecutivo, en la que los pasos hacia la electrificación y descarbonización de la economía son cada vez más claros.