José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

Empresas

Podemos despedirá a Goirigolzarri de Bankia con "carácter inmediato" si llega al poder

La formación de Pablo Iglesias quiere que Bankia sea un banco público y cree que debe nombrarse a una persona más adecuada. 

Podemos avanza con paso firme en su lucha contra el sistema financiero. El partido de Pablo Iglesias quiere transformar Bankia y convertirla en un banco público. Para ello quieren que el Congreso elija “con carácter inmediato, por mayoría de tres quintos, una nueva presidencia que sí sea capaz de entender el rol que debe desempeñar la banca pública en la mejora del país”. 

En definitiva, la propuesta pasa por el despido inmediato de José Ignacio Goirigolzarri, actual presidente de la entidad desde 2012, y que siempre ha pedido a los gobiernos que dejen gestionar Bankia como si fuera una entidad bancaria privada. 

Para Podemos es necesario “aprovechar ahora para introducir competencia” en el sector financiero, y asegurar que “tengan acceso al crédito los elementos más productivos y dinámicos” de la economía: autónomos, pymes y empresas de economía social. Pero no sólo esto, también aboga por “introducir parámetros de justicia social en el mercado de las hipotecas”. 

Un cajero a menos de 20 kilómetros

Bankia es la pieza angular de la nueva banca que propone Podemos. Tanto es así que será esta entidad la que gestione los cobros que se harán a los bancos para expandir la red de cajeros por todo el país. Para ello, se cobrará “un canon al sector bancario para la inclusión financiera”, que conlleva -entre otras cosas- garantizar que haya un cajero automático a menos de 20 kilómetros de cada habitante. 

Todo ello sin olvidar los 60.000 millones de euros que, según Podemos, ha costado el rescate financiero. Lo primero que propone es la creación de un impuesto a la banca que “aumente 10 puntos el tipo impositivo en el impuesto de sociedades” de las entidades financieras. A él le acompaña un impuesto a las transacciones financieras y una reforma del impuesto de sociedades respecto a la tributación de las grandes corporaciones. 

Según las cuentas de Podemos que aparecen en su programa electoral, con esas tres medidas se podría recuperar el total de las ayudas “en una década”, lo que ayudará a invertir en la construcción de escuelas infantiles, pago de pensiones o construcción de vivienda pública. 

Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

No son las únicas propuestas que lanza contra las entidades financieras. Desde Podemos reclaman también que los bancos tengan que devolver “con carácter retroactivo” el Impuesto de Actos Jurídicos Documentos (IAJD). Es decir, el llamado impuesto de las hipotecas.

Así figura en su programa electoral, en el que promete que “los hipotecados recuperarán todos los impuestos relacionados con las hipotecas que no debieron pagar”. Para ello propone que sea la Agencia Tributaria quien “recabe estos impuestos de los bancos”.