Entrada de un establecimiento de Dia en una imagen de archivo.

Entrada de un establecimiento de Dia en una imagen de archivo.

Empresas

Los minoritarios de Dia quieren crear una Socimi para salvar la empresa

La propuesta se enviará al consejo y a LetterOne en las próximas horas, y requeriría de una nueva junta extraordinaria. 

Noticias relacionadas

Nueva vuelta de tuerca en Dia. A menos de una semana para la Junta de Accionistas surge otra alternativa para intentar salvar la cadena. Llega de la mano de la Asociación de Defensores de Dia, quienes proponen emplear los activos inmobiliarios para dar viabilidad a los supermercados. 

La propuesta contempla un plan de ejecución en dos fases. El primer paso sería promover una ampliación de capital que estaría en el entorno de los 125 millones de euros. Una cantidad que esta asociación considera más que suficiente para revertir el patrimonio neto negativo, es decir, evitar la quiebra. 

El segundo paso a dar sería la creación de una socimi a la que se traspasarían todos los activos inmobiliarios de Dia, valorados en libros en 522 millones de euros. El traspaso de los centros a la nueva compañía no sería total, sólo de aquellos que pudieran interesar ya que “se pondrían en valor”, explican fuentes del grupo de minoristas.

Una socimi

Estos inversores en la cadena de supermercados consideran que los edificios están amortizados más que de sobra, ya que muchos llevan 40 años en el balance. Por tanto, creen que la puesta en marcha de una socimi les daría mucho más valor ya que permitiría aflorar un activo de 522 millones de euros que se revalorizaría con el cambio de sociedad. 

La socimi con los locales de Dia saldría al mercado en busca de nuevos inversores, lo que permitiría ir diluyendo el peso de la cadena en la sociedad. De este modo, se lograría la creación de una compañía inmobiliaria que tendría la propiedad de los centros comerciales y a la que se le pagaría un canon de rentas anualizado. 

La Asociación Defensores de Dia cree que esta propuesta daría viabilidad a los supermercados sin diluir prácticamente a los minoritarios. Eso sí, para poder ponerla en marcha requeriría de la celebración de una nueva junta de accionistas antes del 30 de junio. 

Por ahora no tienen la mayoría suficiente como para lograr meterla en el orden del día, por lo que el proyecto será remitido a LetterOne y al consejo de administración de Dia en los próximos días para que puedan valorarla. 

En cualquier caso, esta asociación insiste en que ninguna de las dos propuestas que hay encima de la mesa son positivas. Las fuentes consultadas no acaban de entender los motivos por los que este miércoles se posicionaba a favor del consejo el empresario luso Luis Amaral. “Una operación acordeón que conlleva una reducción del nominal de las acciones a 0,01 euros no es positiva”, insisten.