Mark Zuckerberg comparece ante el Senado de EEUU.

Mark Zuckerberg comparece ante el Senado de EEUU.

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Irlanda investiga 10 casos sobre privacidad que afectan a Zuckerberg

OBSERVATORIO DIGITAL. La autoridad que vigila el cumplimiento del RGDP ha publicado un informe sobre su actividad.

Noticias relacionadas

La Comisión de Protección de Datos (DPC), la autoridad irlandesa que vela por el cumplimiento de la normativa europea de protección de datos, ha publicado esta semana el informe sobre su actividad desde mayo hasta diciembre de 2018. En este documento, se revela que las empresas propiedad de Mark Zuckerberg - Facebook, Instagram y WhatsApp-, tienen hasta 10 investigaciones abiertas por temas de privacidad.

Desde mayo, fecha en que entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGDP) hasta finales de año, la DPC abrió 15 investigaciones a compañías tecnológicas multinacionales, por lo que los negocios de Zuckerberg suponen el 66% de las mismas. Twitter, Apple y LinkedIn completan la lista.

De las investigaciones abiertas, la mitad corresponden a denuncias interpuestas a las compañías y la otra mitad a investigaciones iniciadas por la autoridad por brechas de seguridad detectadas. 

La Comisión también explica en el informe que durante los últimos meses de 2018 se ha puesto en contacto con Google por temas relativos al "procesamiento de datos de localización"; con Facebook por la transferencia de datos a terceros; con Microsoft por "el proceso de datos telemétricos recogidos por productos de Office" y con WhatsApp por compartir datos con "otras compañías de Facebook".

Mecanismo 'One-Stop-Shop'

Aunque las denuncias por incumplimiento de esta normativa se pueden efectuar ante cualquier autoridad nacional de protección de datos, la DPC tiene un papel especial por el mecanismo 'One-Stop-Shop'. Este consiste en que las compañías que operan en más de un país de la Unión Europea pueden centralizar sus demandas en una autoridad de protección de datos, normalmente donde tienen su sede europea. 

En este sentido, y teniendo en cuenta que las empresas tecnológicas han elegido Irlanda para establecer sus sedes en Europa, la DPC ha cobrado especial protagonismo desde la puesta en marcha del RGDP.