Empresas MOBILE WORLD CONGRESS

El 5G desespera a los fabricantes: la tecnología está pero Europa no pone las redes

Nokia y Ericsson critican en el Mobile World Congress la lentitud con que está avanzando Europa en su despliegue.

Barcelona

Noticias relacionadas

Europa se está quedando atrás en el despliegue del 5G. Es la crítica generalizada de fabricantes y sumistradores de redes en el Mobile World Congress (MWC) que se celebra esta semana en Barcelona. 5G es la palabra más repetida, sin duda, y nos hemos hartado de ver decenas de demos de casos de uso, incluso con los primeros teléfonos móviles con conexiones reales 5G, pero el despliegue comercial es todavía un interrogante sin respuesta en la mayoría de los países de la UE.

Una situación que preocupa a suministradores de redes europeos como la finlandesa Nokia y la sueca Ericsson. Durante encuentros con la prensa, en el marco del MWC, sus directivos mundiales han criticado a las autoridades comunitarias y nacionales por no acelerar los procesos. De hecho, la Unión Europea publicó recientemente un informe en que se refleja que ningún país europeo, salvo Finlandia, ha adjudicado completamente su espectro de 700 MHz, el que permitirá el verdadero despliegue comercial.

Los plazos de Europa dicen que el espectro deberá quedar liberado por las televisiones como tarde en junio de 2020, pero a partir de ahí no hay ninguna fecha para comenzar el despliegue. Durante el Mobile, las telecos se han vuelto a mostrar reticentes en privado respecto a este despliegue y nadie se aventura a confirmar que lo tendrá en marcha antes de 2021.

La posición de Nokia

En conversación con un reducido grupo de medios durante el Mobile, Jane Rygaard, Head of Marketing de redes móviles de Nokia, indicó que Europa no puede pensar en liderar el 5G si todavía no tenemos adjudicado el espectro más importante para el desarrollo comercial en casi ningún país. Respecto de la comparativa con Estados Unidos, Asia o Australia, Rygaard indicó que “estamos muy detrás” y que los gobiernos europeos necesitan dar un paso adelante para apoyar el despliegue.

“No podemos hacer nada sin espectro”, agregó. Recordó que está muy bien que las empresas hagan impactantes demos sobre el uso del 5G, pero no tienen sentido si en el corto plazo no se piensan poner en marcha de manera comercial. Por último, indicó que, con el actual nivel de desarrollo del 5G y si no se pone remedio, estamos al menos dos años por detrás en el avance de otros continentes.

El presidente y CEO mundial de Ericsson, Börje Ekholm, también advirtió el lunes de la mayor lentitud del despliegue de redes 5G en Europa en comparación a Estados Unidos y a Asia. Incluso recordó que nuestro continente apenas tiene un 60% de cobertura 4G, lo que no ayuda a la llegada de la nueva tecnología.

Reticencias de las 'telecos'

Según el máximo directivo de Ericsson, los consumidores y las empresas esperan el con ansias el desembarco del 5G e incluso sus encuestas lo reflejan. Según estos informes, el 40% de los usuarios de smartphones se queja de la congestión de las redes, y una tercera parte de los entrevistados declara que, si su operadora actual no ha lanzado la 5G en un plazo de seis meses después de que lo haga una empresa competidora, se pasarán a esta última.

Es por eso que se ha mostrado preocupado porque en Europa se está avanzando más lento. “Lo que primero desplieguen redes lo tendrán más fácil para rentabilizar el 5G”, indicó. No obstante, durante el desarrollo de este Mobile 2019 es poco lo que se ha hablado de concreción y de despliegues comerciales. El Gobierno mantiene su intención de licitar durante los primeros meses de 2020 el espectro de 700 MHz, pero siguen las reticencias de las operadoras que son las que, en definitiva, deberán costear este despliegue.