El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante la junta general de accionistas del año pasado.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante la junta general de accionistas del año pasado.

Empresas ENERGÍA

Iberdrola supera la barrera de los 3.000 millones de beneficio y crece un 7,5% en 2018

La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán apunta a que el resultado viene impulsado, entre otras cosas, por las millonarias inversiones.

Noticias relacionadas

Iberdrola ha batido su propio récord. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán ha superado por primera vez los 3.000 millones de euros de beneficio neto. En concreto, la vasca se ha anotado 3.014,1 millones de euros en este concepto, lo que supone un crecimiento del 7,5% en 2018.

Gráfico del beneficio de Iberdrola en los últimos años

Gráfico del beneficio de Iberdrola en los últimos años Europa Press

Así lo ha hecho saber la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este miércoles, cuando ha presentado sus resultados anuales. Unos resultados positivos que, explica Iberdrola, vienen impulsados por las inversiones de cerca de 20.000 millones de euros realizadas en los últimos cuatro años (en concreto, 5.320 millones en 2018) la expansión internacional, la normalización de las condiciones operativas en España y, en general, "la buena marcha" de todos los negocios. Además, se dan a pesar de la contabilización del impacto extraordinario por la fusión GamesaSiemens sin correspondencia en este ejercicio, y la aportación negativa de las divisas, que ha restado 110 millones de euros al beneficio neto frente al del 2017.

En la actualidad, Iberdrola tiene en construcción 6.606 megavatios (MW) renovables(1.514 MW de capacidad eólica marina, 2.548 MW eólicos terrestres, 628 MW detecnología solar y 1.916 MW hidroeléctricos) y 3.508 MW en nuevas plantas de ciclocombinado. 

Los ingresos de Iberdrola a lo largo de 2018 se han situado en 35.075,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,2% respecto a 2017. El margen bruto también mejora, hasta alcanzar los 15.435,1 millones de euros, un 15,5% más que en el ejercicio anterior.

Gráfico de los ingresos de Iberdrola en los últimos años

Gráfico de los ingresos de Iberdrola en los últimos años Europa Press

Por otra parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo se sitúa en 9.349 millones de euros, un 27,7% más que en el ejercicio anterior, derivado del buen comportamiento de lo negocios, "cuyos resultados crecen a doble dígito", indica la eléctrica vasca. Asimismo, el 78% de este importe procede de áreas reguladas o con contratos a largo plazo, en línea con el enfoque estratégico del grupo.

A cierre del ejercicio 2018, el flujo de caja aumenta un 13,1% hasta los 7.328 millones de euros, mejorando el ratio entre caja operativa y deuda neta hasta el 21,5%.

En el plano de las desinversiones, y como parte del plan de rotación de activos contemplado hasta 2022, el pasado 16 de octubre Iberdrola, a través de su filial ScottishPower, acordó la venta de sus activos de generación tradicional en Reino Unido a la compañía Drax Smart Generation, filial del grupo Drax, por 702 millones de libras (778 millones de euros), operación que se hizo efectiva el pasado 31 de diciembre.

De este modo, la compañía se convierte en la primera energética integrada del país en ser 100% renovable, al desprenderse de 2.566 megavatios (MW) de potencia de generación tradicional, que incluye principalmente centrales de ciclo combinado de gas. Por otro lado, el pasado 18 de octubre se acordó la venta de su participación del 90% de la planta termosolar en Puertollano (50 MW) a la compañía Ence por un importe de 181,1 millones de euros.

Adicionalmente, ha explicado la eléctrica, se ha acordado el pago de un precio contingente (earn-out) de hasta 6,3 M millones de euros. Con estas transacciones, el importe total de desinversiones alcanzado en 2018 está cercano a los 1.200 millones.

La deuda financiera neta ajustada a 31 de diciembre de 2018 se reduce en 230 millones de euros respecto a los nueve meses del año (34.379 millones) hasta los 34.149 millones. En la comparativa anual la cifra de deuda financiera neta ajustada se incrementa en 1.294 millones, desde los 32.856 millones a cierre de 2017, como consecuencia "del fuerte proceso inversor" que se encuentra desarrollando el grupo. Derivado de de esto, el apalancamiento financiero ajustado aumenta hasta el 43,7% respecto al 43,4% registrado a 31 de diciembre de 2017

Crecen todas las áreas

Atendiendo a una diferenciación por segmentos del negocio, en el área de Redes, el Ebitda se ha situado en 4.915 millones de euros al cierre de diciembre, lo que supone un incremento del 16,2% respecto al año anterior, con mayor aportación de todos los países.

En Renovables, por otra parte, el Ebitda ha ascendido a 2.444,7 millones de euros, un 39,3% más, impulsado también por el crecimiento en todos los mercados que Iberdrola explica por una mayor producción (+21,7%) y a la mayor capacidad instalada, que se sitúa ya en 29.177 megavatios (MW) a nivel global.

Generación y Clientes, por último, ha incrementado también sus resultados en todas las áreas geográficas, hasta lograr un Ebitda de 2.038,4 millones de euros, un 39,3% más, impulsado, dice la vasca, por la normalización de las condiciones en el mercado minorista de Reino Unido, la mayor capacidad disponible en México y por la mayor demanda en España.  

Neoenergia, la filial brasileña de Iberdrola que se consolida al 100% en las cuentas del grupo desde el segundo semestre de 2018, ha registrado un beneficio neto de 1.536 millones de reales brasileños, un 278% más. En Estados Unidos, la filial Avangrid, que cotiza en la Bolsa de Nueva York y de la que Iberdrola posee un 81,5%, ha obtenido un beneficio neto de 684 millones de dólares durante el ejercicio. 

Galán será renovado hasta 2023

Iberdrola celebra su junta general de accionistas el próximo 29 de marzo en Bilbao. En ella, uno de los puntos será la reelección de Ignacio Sánchez Galán como consejero ejecutivo, con lo que el directivo, que el próximo mes de septiembre cumplirá 69 años, estará al frente de la compañía energética hasta 2023.

Sánchez Galán ya mostró durante el pasado ejercicio, en el que Iberdrola inició su plan estratégico, su compromiso para renovar en el cargo por un nuevo mandato, por lo que estaría al frente del nuevo plan estratégico hasta que concluyera, en 2022.

Otro de los puntos destacados previstos para la junta es el nombramiento de Sara de la Rica, catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco y actual directora de la Fundación ISEAK, como nueva consejera independiente.

Con la incorporación de De la Rica a su consejo de administración, Iberdrola se convertirá en la compañía líder del Ibex 35 por porcentaje de mujeres en su órgano rector, con un 42,8% de consejeras sobre un total de 14 miembros.

En la junta, además, se votará también sobre el dividendo. Así, ha indicado la compañía, el beneficio obtenido por Iberdrola a lo largo de 2018 le permite cumplir su compromiso de incrementar la retribución al accionista en línea con sus resultados. En concreto, el dividendo a cargo del pasado ejercicio se situará en 0,351 euros brutos por acción, un 7,7% más que el abonado en 2017.

Este importe se obtiene de la suma del dividendo a cuenta de 2018 ya pagado el pasado 5 de febrero -0,151 euros brutos por acción- más 0,20 euros brutos por acción de dividendo complementario que se abonarán en el mes de julio, si así lo aprueba la próxima junta.

Para ello, se propondrá además a los accionistas la aprobación de un aumento de capital, que permitirá ejecutar una nueva edición de ‘Iberdrola Retribución Flexible’. Este sistema ofrece a los titulares de acciones elegir entre recibir su dividendo en efectivo o en acciones liberadas de la sociedad de forma gratuita