Sede de Microsoft, en una imagen de archivo.

Sede de Microsoft, en una imagen de archivo.

Empresas IMPUESTOS

Los beneficios de Microsoft Ibérica se hunden pese a ganar 24 M por licencias

La tecnológica ha iniciado un procedimiento amistoso con Hacienda para rebajar su multa de 18 millones.

Noticias relacionadas

Microsoft Ibérica ganó 1,3 millones de euros durante el año fiscal que concluyó en junio de 2018, una cifra muy inferior a los 11,6 del ejercicio anterior. Además, el dato es llamativo porque los resultados presentados por la filial española desvelan que sumó a su cuenta de resultados 24 millones de euros procedentes de la “distribución de software y hardware”, principalmente licencias.

Según el informe de auditoría remitido al Registro Mercantil, el negocio de Microsoft en España incluye, desde abril de 2018, la distribución de software y hardware “bajo un modelo de “distribuidor de riesgo limitado”. En otras palabras, por primera vez Microsoft Ibérica podía licenciar productos.

Las cuentas presentadas por Microsoft Ibérica también contemplan el pago a Hacienda de 11,9 millones de euros en concepto del Impuesto de Sociedades. Según explica la compañía en la memoria del ejercicio, se trata del pago de este impuesto de los periodos 2004 y 2005. La filial española no ha tenido más remedio que hacer frente a este pago una vez que el recurso interpuesto a la resolución del proceso de inspección no fue admitido. De esta forma, la cantidad se considera firme tras la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2018.

En cuanto al Impuesto de Sociedades de los períodos impositivos 2007, 2008 y 2009, por los que Hacienda interpuso una multa de 18,6 millones de euros a la tecnológica la filial española ha explicado en su memoria que se ha empezado un procedimiento amistoso con la administración. Así, en septiembre del año pasado, la tecnológica recibió providencia del Tribunal Económico Administrativo Central por el que se acordaba suspender la tramitación de la reclamación interpuesta por Microsoft.

En este sentido, las cuentas presentadas no recogen ninguna provisión al respecto ya que la compañía considera “que no puede estimar con fiabilidad los resultados de dicho procedimiento amistoso”. Se trata del mismo proceso que la compañía realizó con la anterior multa, la de 11,9 millones de euros que ha terminado pagando pero por la cual no provisionó cantidad alguna en los ejercicios anteriores.

Una multa con historia

Esta sanción data del año 2012, cuando la Agencia Tributaria decidió inspeccionar el impuesto de sociedades de los ejercicios 2007, 2008 y 2009. Un análisis que se extendió hasta el año 2014, cuando se firmó un acta de disconformidad con una propuesta de regularización de 18,4 millones, tras la que Microsoft Ibérica presentó alegaciones.

Alegaciones que no sirvieron de nada, dado que el 8 de abril de 2015 la Agencia Tributaria remitió una liquidación de 18,6 millones (200.000 euros más por el aumento de los intereses de demora). A partir de aquí se interpuso un recurso ante el TEAC que ha quedado suspendido tras el inicio del procedimiento amistoso.

Ventas superiores

Con todo, Microsoft ha alcanzado una cifra de negocio superior en este ejercicio, hasta los 217 millones de euros (+15%). La compañía atribuye esta subida “al cambio de modelo de “distribuidor de riesgo limitado” y al incremento del 19% de los ingresos correspondientes a los servicios de soporte y consultoría” que han alcanzado los 51,8 millones de euros.

La tecnológica ha especificado como riesgo para sus próximos ejercicios “el resultado de las actuaciones inspectoras”. Aunque consideran “que se han practicado adecuadamente las liquidaciones de los impuestos”. En cualquier caso, el procedimiento amistoso con Hacienda todavía está por resolverse.