Talgo y CAF sonríen tras el veto de Bruselas a la fusión entre Siemens y Alstom

Talgo y CAF sonríen tras el veto de Bruselas a la fusión entre Siemens y Alstom

Empresas TRANSPORTES

Talgo y CAF sonríen tras el veto de Bruselas a la fusión entre Siemens y Alstom

Ambos constructores españoles salen muy reforzados de la operación frustrada por la Unión Europea.

Miguel Elizondo Arturo Criado

Noticias relacionadas

Las autoridades de competencia comunitarias han tomado la decisión que va a marcar de forma más profunda la industria ferroviaria europea y mundial durante las próximas décadas. Tras meses de intensas deliberaciones, y enormes presiones, la Unión Europea ha decidido no autorizar la fusión entre Siemens y Alstom

Con esta decisión Europa pierde la posibilidad de crear un gigante ferroviario a imagen y semejanza de Airbus. Lo que es bueno para la industria aeronáutica ha resultado ser una aberración para los fabricantes de trenes. 

Aunque desde hace semanas se daba por hecho que la fusión no prosperaría, la decisión final deja un reguero de perdedores y ganadores. En el lado de los damnificados se encuentran Siemens y Alstom.

Ambas empresas no solamente tienen que rehacer sus estrategias futuras. También tienen que recuperar el tiempo perdido durante este proceso. En el sector indican que en los últimos meses salvar la fusión ha sido el principal objetivo de ambas compañías lo que les ha hecho perder el foco para pelear por ciertos contratos.

Los grandes ganadores: Talgo y CAF

En el lado de los ganadores aparecen todo los fabricantes medianos y pequeños. Un grupo en el que dos empresas destacan sobremanera: Talgo y CAF. Las dos compañías españolas salen muy reforzadas de cara al nuevo escenario que se abre tras la negativa a la creación del champion europeo. 

Por un lado, ambas empresas no van a tener que verse las caras con un rival hipervitaminado. Por otro, ambas quedan en una posición privilegiada de cara a una futura consolidación. Que Bruselas no quiera que los dos grandes fabricantes se unan no quiere decir que no vaya a ver con buenos ojos una operación en la que participen Talgo o CAF.

La compañía vasca tiene una capitalización bursatil de 1.369 millones euros. Talgo por su parte esta valorada en 778 millones de euros. Ambas empresas podrían jugar un papel muy relevante en el caso de que el sector siga teniendo hambre de concentraciones.

Una lectura que ayer ganó muchos enteros entre los analistas. En opinión de Blackbird Broker "la decisión de Bruselas abre la posibilidad a que CAF y especialmente Talgo, sea presa de una opa por parte de Siemens. No es de extrañar que Talgo haya ganado el contrato de 100 trenes para DB, debido a que los problemas para llevar a cabo la fusión entre Alstom y Siemens, está penalizando claramente a la compañía, centrada en estos momentos en solucionar el hito corporativo. El sector está en plena ebullición y Talgo claramente es la perla del mercado europeo".

Del mismo modo, estos analistas creen que la decisión deja al sector ferroviario español en una posición privilegiada. "La tecnología de España en la creación de trenes, con empresas referencia como Talgo y CAF, es una alternativa a medio plazo a la movilidad de las personas. La alta velocidad se encuentra en un momento de fuertes inversiones, como estamos viendo en Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Argentina, Turquía o Egipto".

Pero no todo lo ferroviario tiene que ver sólo con la alta velocidad. "Nos encontramos en un punto de renovación de los trenes de cercanías en España, un mercado otrora inaccesible para Talgo. El resultado que veremos en la licitación de Renfe Cercanías de febrero a junio marcará claramente el futuro de una Talgo, que ya no solamente hace trenes de alta velocidad".

Nuevos contratos para CAF

CAF también ha recibido alegrías esta semana. La compañía ha resultado elegida para llevar a cabo contratos de mantenimiento de trenes en España y Arabia Saudí, por un importe global superior a los 240 millones de euros.

Por una parte, Renfe ha adjudicado a CAF el mantenimiento de sus flotas de trenes de cercanías de Madrid serie 446 y CIVIA, así como de trenes regionales de media distancia series 594, 596 y 598.

En el Metro de Bilbao, CAF también ha sido elegida para la revisión general de 218 bogies de las 24 unidades de la serie 500. La duración del contrato será de 5 años y esta adjudicación viene a dar continuidad a contratos anteriores de revisión general de bogies de las series 550 y 600.

Por último, en Arabia Saudí las dos empresas de ferrocarriles estatales SRO (Saudi Railways Organization) y SAR (Saudi Railway Company) también han confiado en CAF para realizar el mantenimiento de sus trenes.

Talgo y CAF afrontan 2019 con una sonrisa en la cara. Ahora es tiempo de ver cuánto de ese optimismo son capaces de convertir en ganancias para las compañías... Y para sus inversores.