Carlos Torres, CEO del BBVA, habla sobre el impuesto de las hipotecas.

Empresas

El BBVA dispara su beneficio a 5.324 millones tras la venta del negocio en Chile

El banco que lidera Carlos Torres analiza la distribución de un dividendo complementario de 16 céntimos en abril. 

El beneficio del BBVA alcanzó en 2018 los 5.324 millones de euros, lo que supone un 51,3% más a tipos constantes. Una cifra que se logra, en buena medida, por la venta del negocio en Chile que le reportó una plusvalía de 633 millones, pero también por el control de los gastos y la recurrencia de los ingresos. 

La entidad que lidera Carlos Torres logró que el margen de intereses se situara en 17.591 millones de euros (10,8%), mientras que los ingresos por comisiones netas alcanzaron los 4.879 millones de euros, lo que supuso un aumento de casi el 9% en el conjunto del año. 

“En un entorno complejo, hemos obtenido unos muy buenos resultados y una rentabilidad de doble dígito, al tiempo que hemos logrado importantes avances en nuestro proceso de transformación”, señaló Carlos Torres Vila, presidente de BBVA.

Torres se ha referido también nada más presentar estas cuentas a las presuntas escuchas de Villarejo para el BBVA, y ha recordado que la investigación está abierta. 

Carlos Torres, presidente del BBVA.

El buen comportamiento de los ingresos recurrentes y la contención de gastos de explotación explican el aumento del margen neto, del 6,2% a tipos de cambio constantes hasta 12.045 millones de euros.

Por áreas geográficas México aportó al banco 2.384 millones, seguido de España con 1.445 millones de euros. Por detrás de ellos se encuentran las aportaciones de Estados Unidos, América del Sur, Turquía y Resto de Eurasia. 

En el caso de España, el beneficio alcanzaba esos 1.445 millones de euros que supone un aumento del 63,4% respecto al año anterior incluyendo el área de Non Core Real Estate (que resta 78 millones de euros al conjunto de la geografía). 

La actividad crediticia en nuestro país cayó un 0,7%, aunque destaca la buena evolución de financiación de consumo con un alza cercana al 22%. La cartera hipotecaria se redujo un 3,6%. El margen de intereses creció un 1,2% en el cuarto trimestre, pero cayó un 1,8% en el conjunto de 2018. 

En cuanto a la rentabilidad del BBVA, los ratios alcanzaron doble dígito. El RoE aumentó hasta el 11,6% y el ROTE hasta el 14,1%. Por su parte, la tasa de mora se reduco al 3,9% lo que supone una caída de 19 puntos básicos. 

Si se mira la retribución al accionista, está previsto someter a la consideración de los órganos de gobierno correspondientes un pago en efectivo de 0,16 euros brutos por acción en abril como dividendo complementario del ejercicio 2018.