Polémica de Gillette por un anuncio en el que denuncia la masculinidad tóxica

Polémica de Gillette por un anuncio en el que denuncia la masculinidad tóxica

Empresas

Polémica de Gillette por un anuncio en el que denuncia la masculinidad tóxica

En pleno avance feminista y desprecio de las actitudes machistas, Gillette ha lanzado un anuncio en el que anima a los hombres a apartar la masculinidad tóxica y ser mejores. Bajo el hashtag #TheBestMenWeCanBe, la empresa explica que se necesitan cambio y dónde y cómo estos se pueden empezar a efectuar. 

Con este anuncio, la empresa hace un ejercicio de autocrítica. En su página web expone que "es hora de que reconozcamos que las marcas, como la nuestra, desempeñan un papel en la influencia de la cultura. Y como una empresa que alienta a los hombres a ser lo mejor, tenemos la responsabilidad de asegurarnos de promover versiones positivas, alcanzables, inclusivas y saludables de lo que significa ser un hombre". 

En este sentido, reconoce que han pasado los últimos meses examinando su comunicación pasada y futura y "reflexionando sobre los tipos de hombres y comportamientos" que quieren transmitir. Eso lleva a la empresa a "invitar a todos los hombres esforzarnos por ser mejores". 

En el vídeo de su campaña se observan a varios hombres delante del espejo, viéndose fijamente, y salta el que fue su lema hace 30 años, The Best A Man Can Get. A continuación, un grupo de niños traspasan y rompen el cartel a gran velocidad. Empieza entonces a narrar la imagen que la sociedad dio de los hombres durante años. 

Abusadores con los más débiles a los que insultaban, conquistadores, piropeadores en grupo hacia mujeres. Todas estas actitudes se excusan bajo el tópico "boys will be boys". Al momento, la voz en off reconoce que algo está cambiando. 

En ese momento, en anuncio da un giro de 180 grados y hace referencia a lo buenos que pueden ser los hombres. Defienden a las mujeres ante aquellos que quieren ligar con ellas aunque ellas no quieran, paran a los que empiezan a perseguirlas y consuelan a los niños cuando lloran porque son maltratados. Porque los hombres también lloran. Les dicen a sus hijas que son fuertes e intentan frenar peleas. 

Ahí hace una alusión a que todavía no es suficiente. Que los cambios empiezan por educar a los más pequeños bajo los estándares de igualdad porque, como dice el anuncio, los niños de hoy son los hombres del mañana. 

Opiniones en contra

El nuevo anuncio de Gillette lleva publicado desde el viernes y ya ha recibido críticas negativas por parte de voces conservadoras estadounidenses. 

Uno de ellos ha sido el presentador británico Piers Morgan, en su cuenta de Twitter lanzó el siguiente mensaje. 

"He usado cuchillas Gillette durante toda mi vida adulta, pero esta chorrada de postureo ético y corrección política puede que me haga decantarme por una compañía menos dispuesta a alimentar el actual y patético asalto global contra la masculinidad. Dejad que los niños se comporten como malditos niños. Dejad que los hombres se comporten como malditos hombres", explica.

Sin embargo, Morgan no ha sido el único. A la suya se han sumado las críticas de la comentarista conservadora Ann Coulter, el columnista de ultraderecha Jim Hoft, los youtubers antifeministas Mark Dice y Stefan Molyneux y el actor James Woods.

Pero eso no es todo. El anuncio acumula ya 160.000 'No me gusta' en Youtube en poco más de 24 horas. 

Cambiar los estereotipos

Con este anuncio, la empresa tiene una cosa clara "desafiar activamente los estereotipos y las expectativas de lo que significa ser un hombre en todas las partes donde se ve a Gillette". 

De esta forma, se compromete a donar $ 1 millón por año durante los próximos tres años a organizaciones sin fines de lucro que ejecutan programas para inspirar, educar y ayudar a hombres de todas las edades a lograr una personalidad mejor y convertirse en modelos para la próxima generación.