Compradores con bolsas durante las rebajas.

Compradores con bolsas durante las rebajas. EFE

Empresas DISTRIBUCIÓN

El sector textil no se recupera: caen las ventas y empeoran los márgenes

Noticias relacionadas

No ha sido un buen año para el sector textil. Lo venían avisando los comerciantes, y los datos de cierre del ejercicio les han dado la razón. En 2018 se vendió un 2,2% menos que el año anterior.

Esas son las cifras que maneja a cierre de año la patronal del textil, Acotex, que señala que, más allá de la caída de las ventas, "lo grave" se encuentra que en los márgenes han empeorado, algo que achaca a las campañas "tremendamente agresivas" de descuento a lo largo de todo el año.

Una denuncia que también hacía Inditex en su última presentación de resultados, a mediados de diciembre. El gigante textil aseguraba entonces que, él sí, había conseguido mejorar márgenes, atribuyéndolo a su decisión de "no entrar" en la guerra de precios. Así, el presidente de la compañía, Pablo Isla, explicaba que no participar en el "fuerte entorno promocional" del sector había sido clave "pensando también en largo plazo".

Guerra de precios y promociones, dice Acotex, que viene produciéndose desde la liberalización de las rebajas, hace casi siete años. "Ha debilitado a todo el sector, malacostumbrando al consumidor y desposicionando el valor de nuestras marcas", insisten desde la patronal, para quien ese modelo de negocio es insostenible: "Hay márgenes que se deben cumplir para poder hacer sostenible la tienda, la empresa y el sector", apuntan.

Una "floja" campaña de Navidad

Para Acotex es "obvio" que la campaña de Navidad no ha tenido "el tirón que se esperaba". No en vano, según los datos de la patronal las ventas cayeron en diciembre un 3% respecto al mismo periodo del año anterior. 

Desde la Confederación Española de Comercio (CEC) van por el mismo lado. A falta de los datos definitivos del ICM, los que ellos contabilizan, la CEC se inclina por señalar que las ventas "han sido muy flojas", principalmente, explican, debido a que muchos consumidores han adelantado las compras de Navidad y Reyes al mes de noviembre.

No obstante, no encuentran razones para el optimismo: "Está claro que venimos de unos meses muy complicados en los que ha habido una contención del consumo, y el conjunto del año (a falta de los datos de diciembre) va a ser peor que el de 2017", señalan a este periódico. También denuncian aquí la "falta de regulación" y los descuentos continuados a lo largo de todo el año, dejando a muchos establecimientos "en una situación muy complicada", haciendo referencia al pequeño y mediano comercio, que no se puede permitir este modelo sin lastrar de forma excesiva sus márgenes. 

En busca del modelo sostenible

Para la patronal, urge poner en marcha varios cambios para "volver a la senda de la rentabilidad y la sostenibilidad" de los negocios. Señala, en primer lugar, la necesidad de adecuar las colecciones "en tiempo y forma" a las necesidades de los clientes; habla, por ejemplo, de retrasar las rebajas de invierno y verano.

También se propone como reto la digitalización de los negocios para la obtención de la información necesaria para la transformación de los procesos y toma de decisiones centrada en el cliente. En esto último, el Gobierno de Sánchez tiene decidido tomar medidas. No en vano, ha creado el Observatorio de Comercio 4.0, con el objetivo de impulsar su adaptación a las nuevas tecnologías.

Con la vista puesta en reforzar el valor del artículo -para que se adquiera incluso sin promoción- y en mejorar la atención personalizada, los comerciantes tratarán de vaciar los lineales en las rebajas que se están celebrando y que afrontan "con optimismo pero con cautela".