Tatxo Benet junto a Jaume Roures han negociado directamente con la cúpula de Zeta en la última semana.

Tatxo Benet junto a Jaume Roures han negociado directamente con la cúpula de Zeta en la última semana. CG

Empresas PRENSA

Jaume Roures pisa el acelerador y podría cerrar la compra del grupo Zeta “en semanas”

Si nadie lo evita, Jaume Roures será dueño Zeta “en semanas”, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes que han participado en las negociaciones entre los dueños del grupo y el equipo del empresario catalán. Estas mismas fuentes han confirmado a este periódico que a finales de la semana pasada se produjo una reunión en la que se han comenzado a cerrar los flecos de la operación, que se reactivó en diciembre y que ha cogido forma en enero de manera "muy rápida”.

Durante estos dos meses se han sostenido una serie de encuentros del más alto nivel entre el equipo gestor del grupo Zeta, el propio Jaume Roures y su mano derecha Tatxo Benet. El objetivo de Roures es cerrar la operación en las próximas semanas tras realizar avances “muy importantes” y casi “decisivos”, según ha conocido este periódico.

El dueño de Mediapro habría aceptado la compra de todo el grupo, que además incluye revistas y portales digitales, tras interesarse en un primer momento -después del verano pasado- solo en El Periódico. De esta manera, Roures también gana enteros frente a Prensa Ibérica, que parecía tener cerrado el negocio en noviembre del año pasado, pero que tras realizar la due dilligence prefirieron frenar la operación; y Henneo que -según se ha filtrado- también se ha interesado en Zeta.

Oferta preliminar de Roures

Vocento también entabló negociaciones muy serias durante el primer trimestre de 2018, pero finalmente desistieron de la compra tras constatar que la estructura de la compañía y entre otras cosas, sus créditos fiscales, no hacían rentable la operación.

El dueño de Mediapro ha hecho una primera oferta en firme por el grupo cercana a los 60 millones de euros, todavía por debajo de los 70 millones que pedía el presidente del grupo Antonio Asensio, pero que al menos permitiría pagar la deuda de la compañía, en el caso que el pool bancario acepte la quita del 50% de las obligaciones del grupo editor con Caixabank y Santander, entre otras entidades.

De hecho, los bancos con los que mantiene una deuda de 99 millones de euros, se han mostrado proclives a aceptar esta quita, pero siempre que Zeta les presente una oferta de compra en firme y que demuestren las garantías necesarias para abonar los 50 millones de euros correspondientes a la mitad de esta deuda. Esto significa que si se cierra la operación en estos términos, al actual equipo gestor de la compañía le quedarán unos diez millones de euros tras el pago a las entidades bancarias.

Conversaciones "muy avanzadas"

En cuanto al estado real de las conversaciones de Zeta con Roures, las fuentes consultadas indican que están “muy avanzadas” y que solo faltaría cerrar flecos. Estas mismas fuentes indican a EL ESPAÑOL que lo único que podría frenar la compra sería alguna oferta de última hora de uno de los otros grupos interesados o alguna intervención política al más alto nivel.

Fuentes consultadas por este diario confirman que ha sido el propio gobierno de Pedro Sánchez el que ha presionado al grupo Prensa Ibérica de Javier Moll para que adquieran Zeta y eviten un desembarco de Roures en El Periódico, el segundo diario de Cataluña. Para el PSOE sería “un desastre” que Roures, de marcadas tendencias independentistas, se quedase en su poder con uno de los diarios más respetados de Barcelona.

Como ya informó EL ESPAÑOL, el Partido Popular intentó una operación similar con el grupo Planeta, pero sin éxito. La por entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría intentó maniobrar para que José Creuheras diese el salto, pero el fin del mandato de Rajoy y los vaivenes del también editor de La Razón, terminaron por boicotear la operación.

Estado financiero del grupo Zeta

Respecto del estado financiero de Zeta, en el sector se reconoce que la situación “no es buena”. Después de firmar en verano de 2017 una nueva refinanciación hasta el año 2022, emprendió un duro proceso de ajustes con cierre de cabeceras y reducción de costes. En un año y medio ha realizado duros Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en El Periódico, Sport y su área corporativa, además de cerrar publicaciones históricas como Interviú, Tiempo y Primera Plana.

El grupo Zeta es dueño de El Periódico, Sport, seis diarios regionales y una docena de revistas entre las que se encuentran Cuore y Woman. Estamos hablando de un grupo que todavía tiene un gran peso en prensa, que es uno de los líderes en Cataluña, tanto en información generalista como deportiva, pero que ha tenido problemas en su reconversión digital.