Imagen del último Real Madrid - Barcelona de Liga.

Imagen del último Real Madrid - Barcelona de Liga.

Empresas DERECHOS DEPORTIVOS

DAZN quiere emitir La Liga en España y revolucionar el mercado de las ‘telecos’

DAZN ha entrado con fuerza en España tras adquirir en exclusiva los derechos de emisión en España de Moto GP, de la Euroliga y de la Premier League, eventos con los que desembarcará en 2019 en territorio español.

No obstante, la plataforma en streaming (OTT) quiere reunir más eventos y para ello se plantea emitir La Liga en España, sin descartar la Champions League, campeonatos que hasta el momento solo tienen garantizada su emisión a partir de agosto en Movistar y Orange y no tienen una OTT confirmada para la próxima temporada.

Para ello, DAZN deberá solicitar formalmente los derechos a Telefónica, dueña de La Liga para las temporadas 2019-2020 hasta la 2021-2022, tras pagar 2.900 millones para su emisión en nuestro país; y de la Champions desde este curso hasta  2020-2021, después de abonar 1.080 millones.

Oferta a Telefónica

La regulación impuesta por la CNMC tras la compra de Digital+ indica que Movistar debe ceder los derechos a un precio calculado en base a los abonados de la plataforma solicitante, que además debe presentar garantías que demuestren su solidez económica.

Este es precisamente el principal punto que juega a favor de DAZN, ya que actualmente  tiene una audiencia cercana a cero en España, lo que rebaja considerablemente sus costes de contratación. Cada operadora tiene derecho a elegir como máximo la mitad de la oferta mayorista de Movistar en la que están incluidas La Liga, La Champions y El Partidazo como paquetes individuales. 

Si finalmente DAZN se queda con La Liga para su emisión en streaming, revolucionaría totalmente el mercado de los derechos televisivos en España y desestabilizaría el delgado equilibrio de las ofertas televisivas de las operadoras españolas de telecomunicaciones. Desde el verano, Movistar y Orange han convertido la Champions en su principal bandera de lucha comercial, lo que les ha reportado un importante crecimiento de abonados. 

Bein Connect y Opensport

Movistar ha registrado los mejores resultados de captación de clientes de su historia reciente y Orange ha mejorado en 46.000 clientes de televisión. Por el contrario, Vodafone no quiso emitir la Champions esta temporada y dijo que no renovará su contrato con La Liga a partir del próximo año, porque considera que emitir fútbol no es rentable. Una decisión que ha generado una pérdida de unos 98.000 clientes en los últimos seis meses.

Por su parte, Telefónica estuvo en conversaciones con Mediapro y su plataforma de OTT Bein Connect para ceder la Champions, aunque finalmente no presentó ninguna oferta formal. Opensport también anunció un acuerdo pero nunca llegó a presentar las garantías económicas solicitadas por Movistar. De esta manera, no hay ninguna plataforma ajena a Movistar y Orange que haya confirmado que tendrá La Liga -ni la Champions- la próxima temporada.

Por ello, la irrupción de un nuevo operador podría revolucionar el sector de derechos deportivos y abrir el abanico de Liga y Champions a todos los operadores. El gran beneficiado sería Vodafone, que se ha negado a comprar los derechos, pero que no vería con malos ojos emitir un canal de deportes con muchos derechos deportivos, en un acuerdo similar al que llegó con Netflix hace unos meses, en el que se paga simplemente por abonados conseguidos.

Acuerdos con todos los operadores

Uno de los grandes objetivos de DAZN en España es poder llegar a acuerdos con todas las operadoras. El acuerdo firmado con Dorna para la venta de los derechos de MotoGP exige que DAZN esté en todas las pantallas para favorecer a los patrocinadores. Es así como se abre la puerta a que DAZN -con Moto GP, Premier League y Euroliga de Baloncesto, de momento- se pueda ver en Vodafone, Orange, Telefónica o MásMóvil, que prepara el relanzamiento de su televisión.

Hasta el momento, DAZN emite en La Liga española a través de un modelo de OTT en Japón, Alemania, Austria, Suiza, Italia y Canadá y su precio es de diez dólares en sus principales mercados. No obstante, fuentes del mercado español indican que si llegase a quedarse con los derechos de Liga o Champions, un coste parecido a éste no sería rentable para la nueva plataforma. Todo está abierto.