Un coche de Cabify en una imagen de archivo.

Un coche de Cabify en una imagen de archivo.

Empresas

Cabify da un paso más y permite pagar en efectivo en Madrid desde este domingo

Cabify incorpora a su servicio en Madrid el pago en efectivo. Será la alternativa al empleo de la tarjeta de crédito que venía utilizando hasta ahora, y estará disponible para los servicios de la categoría lite

Esta metodología de pago se venía aplicando ya en Valencia, Sevilla y Alicante. Allí ha tenido "una acogida muy positiva, y supone ya el 20% de la facturación", explica su responsable para Europa, Mariano Silveyra.

El objetivo de implementar el efectivo es el de "adaptarnos a nuevos tipos de usuarios con preferencias diferentes, especialmente por edades". De hecho, según la propia Cabify, en las ciudades donde se ha puesto en marcha este sistema de pagos, uno de cada dos usuarios que se descarga la app elige pagar en metálico frente a la tarjeta de crédito. 

Opcional

Por ahora no se va a obligar a los conductores a utilizar dinero. De hecho, cada uno de ellos podrá escoger si desea activar o no esta opción antes de iniciar el servicio. También el cliente podrá escoger -en caso de que exista la posibilidad- de qué forma quiere pagar al terminar el viaje.

Cabify insiste en que en ningún caso se modifica la operativa normal del servicio. Es decir, que seguirá siendo necesario precontratar el viaje a través de la app para efectuar un viaje con Cabify. El precio seguirá siendo cerrado, y se podrá ver al finalizar el trayecto en la pantalla del teléfono móvil. Si se ha escogido el uso de la tarjeta se abona directamente; y si es el efectivo, se procede al pago al conductor. 

El patinete eléctrico

Este cambio en la forma de abonar los servicios de Cabify llega dentro de un proceso de transformación en el que se encuentra para buscar nuevos usuarios. El último paso que se había dado hasta ahora en este sentido era la apuesta por el patinete eléctrico urbano

A través de Movo, que ya ofrece en Madrid un servicio de motosharing, va a poner en marcha en las próximas un servicio de patinete. La empresa quiere que la capital sea el punto de partida de la expansión al resto de ciudades españolas donde opera, pero también a los países en donde está presente: Chile, Colombia, Perú y México. 

En total, 20.000 patinetes eléctricos en cinco países. Tendrán una autonomía de 35 kilómetros de carga. A través de la app de Movo se podrá localizar el vehículo y desbloquearlo escaseando un código QR que está en el manillar.