Vista del Edificio España, comprado en junio por Trinitario Casanova.

Vista del Edificio España, comprado en junio por Trinitario Casanova.

Empresas

Suspenden de forma "inmediata" por riesgo las obras de Riu en el Edificio España

Carmen Lucas-Torres Ainhoa Murga

Suspensión "inmediata" de las obras que Riu está realizando en el Edificio España para convertirlo en su primer hotel en Madrid.

El juzgado de primera instancia número 67 de Madrid acaba de ordenar la paralización "por riesgo en las obras" del edificio, según adelanta El Confidencial y ha podido confirmar EL ESPAÑOL, accediendo así a la petición que presentó hace un mes el propietario de los locales comerciales del inmueble, el Grupo Baraka de Trinitario Casanova.

Por el momento, el juzgado no ha entrado a valorar los razonamientos jurídicos de la petición de Casanova, que alega irregularidades en el refuerzo de la estructura, sólo ha dado curso a la petición presentada en octubre en la que defiende que Riu está siguiendo "un inexplicable criterio" en la ejecución de las obras.

Según el grupo de Casanova, la promotora "ha decidido llevar a cabo las obras al margen del 'Informe de Resultados' del estudio realizado sobre los condicionantes que la arquitectura y cimentación del edificio España imponen a su rehabilitación, fecha 9 de febrero de 2017", redactado por Intemac.

"Las prescripciones técnicas de este gabinete y referencia obligada en materia de estructura, que inciden de forma reiterada en la necesidad de realizar refuerzos en todo el edificio, fueron asumidas por la Dirección Facultativa en la redacción del Proyecto Básico de Obras de Consolidación que sirvió de base a la concesión el 31 de marzo de 2017 de la preceptiva licencia que solicitó Grupo Baraka", ha apuntado Baraka.

Obras sembradas de pleitos

Esta medida llega apenas una semana después de que otro juzgado, el número 51 de Madrid, desestimara la demanda del Grupo Baraka contra la cadena mallorquina por no escriturar a su favor la zona comercial del inmueble. Esta demanda se presentó en agosto y Casanova alegó incumplimiento de contrato porque Riu se habría negado a escriturar los 15.000 metros comerciales de la base del edificio.