Marc Vieilledent, director de Desarrollo de easyHotel.

Marc Vieilledent, director de Desarrollo de easyHotel.

Empresas TURISMO

EasyHotel acelera la inversión en España para morder la tarta de los hoteles ‘low cost’

Bueno, bonito y barato. El clásico de ‘las tres B’ marca la pauta de muchos también a la hora de buscar un hotel. Bien sea en viajes de ocio o de negocios, triangular ubicación, precio y comodidades es clave para mantener los presupuestos a raya. Y ese es, precisamente, el leitmotiv de hoteleras Accor -con enseñas en el segmento económico como Ibis Budget, B&B Hotels o easyHotel. 

Esta última, fundada por el empresario griego Stelios Haji-Ioannou en 2004 bajo el paraguas de la aerolínea easyJet, navega ya como compañía independiente y se ha propuesto darle un buen mordisco al mercado hotelero español en el segmento low cost aprovechando la poca penetración de este tipo de hoteles que hay actualmente.

“España es un mercado estratégico para la expansión de easyHotel. Después de abrir nuestro primer hotel en el país el mes pasado, en Barcelona, el plan es contar con hoteles en las principales ciudades hasta alcanzar los 15 establecimientos en los próximos cinco años”, cuenta a EL ESPAÑOL Marc Vieilledent, director de Desarrollo de easyHotel.

Este segmento low cost se caracteriza por ofrecer habitaciones pequeñas aunque con todas las comodidades necesarias, en buenas ubicaciones y a precios competitivos. Habitaciones desde 22 euros en ciudades como Londres, que no se caracterizan precisamente por sus bajos precios, son una realidad si al viajero le basta lo básico a la hora de alojarse. 

Estos hoteles económicos apenas tienen huella representativa en España. La diferencia respecto a otros países vecinos es clara. En nuestro país apenas un 7% de los más de 2.400 hoteles que pertenecen a cadenas  están en la categoría económica, según los datos del último informe de Horwath HTL sobre el sector hotelero en Europa. 

En el caso de Francia, alrededor de un 31% de los más de 3.800 hoteles que las cadenas tienen en operación pertenecen al segmento Budget & Economy. La proporción aumenta a más de la mitad de las habitaciones hoteleras del país si se tiene en cuenta todo el mercado francés, con más de 18.300 establecimientos al cierre de 2017.

Apuesta por España

Hace un mes abrió en Barcelona las puertas de su primer hotel en España. Este establecimiento servirá como piedra angular para su decidida apuesta por este mercado, al que la compañía considera estratégico “dado su potencial de crecimiento”.

Los pasos lógicos, dadas las dinámicas de este mercado, es que el siguiente hotel se abra en Madrid, indica Vieilledent. Pero su plan tiene señaladas también las ciudades secundarias, con turismo muy vivo en los últimos años, como Málaga, Sevilla, Valencia, Bilbao, San Sebastián, Alicante, Santander, Granada y Córdoba. 

Aunque no desvela cuál será el siguiente destino, la cartera de proyectos en desarrollo que tiene publicada la hotelera señala a Málaga como la próxima ciudad española. Y, como es de imaginar, buscarán segundas ubicaciones en ciudades como Barcelona o Madrid, siempre en zonas que reúnan sus requisitos: “en un radio de cinco o diez minutos del transporte público y con buenos servicios alrededor”, señala. 

Construir y poner en marcha el hotel de L’Hospitalet de Llobregat ha supuesto una inversión de 16 millones de euros para los que easyHotel ha tirado sobre todo de fondos propios y se ha apoyado en el Sabadell para financiar una parte, apunta el ejecutivo.

Vieilledent no pone una cifra a la inversión total que destinarán a su expansión en España ya que sus opciones pasan por “la adquisición de edificios para convertirlos en hoteles, comprar hoteles y adaptarlos a su marca o invertir en proyectos que ya estén en desarrollo”. "Vamos a invertir mucho dinero en España y, al igual que para el hotel de Barcelona, una parte se hará con fondos propios y la otra a través de financiación", apunta.

Extrapolando estos datos, easyHotel podría invertir alrededor de 110 millones de euros en España en los próximos cinco años. "Vemos una gran oportunidad porque no hay suficientes habitaciones en la categoría budget", destaca.

Las zonas, no muy céntricas pero bien conectadas, y los servicios disponibles son clave a la hora de elegir una ubicación. En Madrid, por ejemplo, el ejecutivo señala en su mapa de Metro el área que dibuja la Línea 6, circular. Vieilledent hace hincapié en la importancia de que sus huéspedes encuentren en un radio corto restaurantes, bares y tiendas, ya que sus hoteles ofertan esos bajos precios a cambio de renunciar a algunos de estos servicios en su establecimiento. 

Pero los easyHotel no dejan al cliente sin desayuno -ni almuerzo, café o cena-. En el caso del de Barcelona, han cerrado un acuerdo con MasQMenos para el servicio de restauración. El directivo apunta que, por el momento, el acuerdo es sólo para este establecimiento. Si las cosas marchan bien, lo suyo es que se extienda a otros hoteles, con esta marca o con otra del grupo Foodbox como Santagloria.

En cuanto a la ocupación, Vieilledent señala que los hoteles de la cadena cerraron 2017 con una tasa media del 80%, aunque según los establecimientos operan al 90%. Para el de Barcelona ese es el objetivo .

En plena expansión

Después de casi 15 años de vida, easyHotel cuenta con 33 hoteles. Sus más de 3.100 habitaciones se distribuyen en 27 ciudades y nueve países. Al principio, explica Vieilledent, la expansión de la hotelera se basó en el modelo de franquicia, por eso solo 10 de sus establecimientos son en propiedad. Pero el grupo dio un giro a sus planes hace un par de años y se dispuso a levantar capital para financiar su expansión. 

Por eso decidió abrirse a Bolsa en Londres. Lo hizo en 2014 y entre el dinero recaudado con la oferta pública inicial (OPI) y la inyección de la llegada de nuevos inversores, acumuló más de 130 millones para respaldar sus planes de crecimiento y apostar también por la propiedad de los inmuebles. 

Detrás de este giro hacia el ladrillo en un momento en que las grandes hoteleras han optado por un modelo ‘ligero en activos’ está su principal accionista, Icamap. El fondo de inversión inmobiliario entró al accionariado con la apertura a Bolsa y con un 29% del capital. Este año, aprovechando una ampliación de capital de 50 millones de libras, sumó otro porcentaje y se colocó como mayoritario con un 38,65%. Le sigue easyGroup, con un 23,8%, y otro fondo, Canaccord, con un 7%.

En un horizonte de cinco años, easyHotel tiene la vista puesta en España, Francia y Alemania, comenta el ejecutivo. Igualmente, se seguirá apostando por Reino Unido. El brexit, comenta, ha servido también como revulsivo para acelerar en esta expansión aunque sin perder comba en su tierra natal. 

"La estrategia hacia delante mantiene la inversión en Reino Unido, porque creemos que hay muchas oportunidades y prevemos abrir otros 15 hoteles, pero viendo lo que hacen nuestros principales competidores en el resto de la región también queremos ser una red de hoteles -en propiedad y franquicia-, con especial relevancia en España, Francia, Alemania, además de Reino Unido", explica.

De hecho, su última operación se cerró hace varias semanas: la cadena compró por alrededor de 13,5 millones de euros un inmueble en Bristol que prevé convertir en uno de sus hoteles, de 145 habitaciones. Si todo marcha sobre calendario, el establecimiento abrirá sus puertas en 2020.

¿Y más allá de Europa? “Todo a su tiempo”, comenta con prudencia. Por el momento, easyHotel quiere ganar músculo en Europa y ponerse a la altura de sus rivales directos como Ibis o B&B en las principales ciudades del continente.