Oficinas bancarias en Cataluña en una imagen de archivo.

Oficinas bancarias en Cataluña en una imagen de archivo.

Empresas BANCOS

La banca, harta de ser el ‘pim pam pum’ de la Justicia, pide seguridad jurídica

La decisión del Supremo de que la banca tenga que devolver el llamado ‘impuesto de las hipotecas’ ha sido la gota que ha colmado el vaso. Las entidades financieras se han cansado de ser el ‘pim pam pum’ de la Justicia, que consideran ha optado por fallar en contra de sus intereses de forma sistemática por la presión social.

Obviamente no van a hacer ningún proceso de insumisión contra el Supremo, pero sí que -en privado- no entienden por qué los tribunales dan la razón de forma sistemática a los usuarios. Recuerdan no sólo esta última decisión, también las cláusulas suelo, los gastos de formalización de la hipoteca, las hipotecas multidivisa, etc. 

Creen que las sentencias de los tribunales están provocando un auténtico caos jurídico en el sector, que no sabe bien a qué atenerse a la hora de ofrecer sus productos, especialmente en el mercado hipotecario. De hecho, las patronales bancarias (AEB, CECA y UNNAC) han solicitado a los poderes públicos “mayor seguridad jurídica y reglas claras” para el mercado hipotecario. 

“¿Qué hipoteca ofrezco yo mañana?”, se preguntaban en una entidad financiera española horas después de conocer la sentencia del Tribunal Supremo. El enfado es máximo, especialmente porque -por mucho que se empeñen los jueces- ahora que el impuesto deben asumirlo los bancos, éstos lo repercutirán de una manera o de otra a sus clientes. Es decir, encarecerán el crédito para poder hacer frente a su pago. 

Ojo con las reclamaciones

Aunque el aluvión de anuncios por parte de bufetes de abogados, animando a los hipotecados a reclamar vía judicial, ha sido incesante en las últimas horas, despachos consultados por EL ESPAÑOL piden prudencia. En primer lugar, porque la vía más fácil es reclamar directamente a la entidad financiera para ver si se hace cargo o no. En segundo, porque todavía no está clara cuál va a ser la doctrina de los jueces. 

El Tribunal Supremo respalda que el banco pague el impuesto de las hipotecas

“Va a haber un movimiento tectónico en el Supremo”, explica Pablo Franquet, socio de litigación en Fieldfisher Jausas. ¿El motivo? La sentencia conocida ayer corresponde a la Sala Tercera, que corresponde a los contencioso-administrativo. Es decir, litigios con la Administración. Hasta ahora, esta sala, mantenía el criterio de que el cliente era quien debía pagar el impuesto a las hipotecas. 

Ahora, en cambio, modifica su tesis. Sostiene que el interesado en que la escritura de la hipoteca se eleve a público es el propio banco, por lo que es él quien debe hacer frente al gravamen. 

Esto afecta de forma directa a la sentencia emitida por la sala primera (de lo civil) hace tan sólo unos meses. En ella decía que, siguiendo el criterio de la Sala Tercera, eran los clientes quienes debían hacer frente al pago del impuesto. Por tanto, a partir de ahora, se abre un período en el que cada juzgado podrá aplicar una doctrina o la otra, explica Franquet, hasta que se unifique toda la doctrina. 

“Lo esperable es que a partir de ahora la sala primera inicie un período de reflexión, y no se podría descartar -e incluso sería esperable- que en un futuro no muy lejano vuelva a cambiar su criterio”, sentencia Franquet. 

No sólo molesta a los bancos tener que pagar a partir de ahora el impuesto, también el tener que devolver lo cobrado hasta ahora. “Nosotros cobramos un impuesto y lo abonamos a la administración”, explican en otra entidad financiera. 

Precisamente, este argumento -esgrimido también por las patronales- es lo que lleva a Gestha a recordad que otra opción es reclamar directamente a la Agencia Tributaria, siempre que la hipoteca se haya firmado en los últimos cuatro años. 

Sea como sea, en el sector financiero existe cierta sensación de que los jueces -y en parte también la política- ha optado por sumarse a aquello de qué malos son los bancos. “No somos unos santos, pero tampoco es para esto”, lamentan en un gran banco de este país. 

Los bancos más expuestos

Desde que se conociera el fallo del Supremo este jueves a medio día, las entidades financieras comenzaron a caer en bolsa. En una sola jornada los grandes bancos (Bankia, BBVA, Sabadell, Santander y Bankinter) se dejaron algo más de 5.000 millones de euros en capitalización bursátil. 

Lo que el mercado -y los inversores- descuentan es que los bancos tendrán que pagar de forma retroactiva. En total, según Moody’s, más de 4.000 millones de euros. El banco más expuesto es Liberbank, seguido por Bankia, Bankinter, Santander, Sabadell, Caixabank y BBBA, según los analistas de renta4banco. 

En cualquier caso, lo que sí aseguran desde el sector es que todo este proceso de inseguridad jurídica en torno a las hipotecas -pero también con el impuesto a las transacciones financieras y el cambio del impuesto de sociedades- conlleva que los inversores internacionales no quieran invertir en bancos españoles. Algo que ahondará en su mal comportamiento en bolsa.